Ganancias para trabajadores: claves para entender

Los principales puntos de la iniciativa oficialista, también apoyada por algunos sectores de la oposición y resistida por el empresariado, que busca la participación de los trabajadores en las ganancias de las empresas. La versión oficial del polémico proyecto es impulsado por el diputado kirchnerista Héctor Recalde, titular de la comisión de Trabajo de la Cámara baja. Los empresarios denuncian que la CGT busca una "cogestión empresarial" a través del reparto de ganancias

En una serie de preguntas y respuestas, los principales puntos de la iniciativa oficialista, también apoyada por algunos sectores de la oposición y resistida por el empresariado, que busca la participación de los trabajadores en las ganancias de las empresas.

-¿Quién promueve la iniciativa?

La versión oficial del polémico proyecto es impulsado por el diputado kirchnerista Héctor Recalde, titular de la comisión de Trabajo de la Cámara baja.

-¿Cuál es la visión de los empresarios?

Los empresarios denuncian que la Confederación General del Trabajo (CGT) busca una "cogestión empresarial" a través del reparto de ganancias con los trabajadores.

-¿En qué estado se encuentra el proyecto?

Pese a que en el último tramo del año pasado la idea tuvo en fuerte envión, inclusive con el aval del Gobierno, después de la muerte de Néstor Kirchner el escenario cambió. Un acuerdo entre la cúpula sindical y los empresarios puso paños fríos a la discusión. Hubo un desfile de técnicos y entidades en la comisión de Trabajo de la Cámara baja, aunque no pasó por allí el denominado "Grupo de los 6", integrado por la cúpula del empresariado de distintos sectores (la Unión Industrial Argentina, la Sociedad Rural y la Cámara Argentina de la Construcción, Bolsa de Comercio, entre otras). Recalde afirmó que no volverá a convocarlos.

El diputado moyanista había dicho que la comisión lo abordaría "sin interrupciones" en los primeros días de marzo, pero no fue así. El abogado de la CGT preveía que, de convertirse en ley, el reparto comenzara a efectuarse recién en 2012. Este año, pretende que sea tratado antes de las elecciones, aunque no está garantizada esa posibilidad.

Actualmente, aunque el debate parece florecer nuevamente, el abordaje del proyecto - visto como un instrumento de presión en las negociaciones paritarias - no tiene fecha ni prioridad, ya que la oposición reclama otro tipo de debate, como el de la libertad sindical.

-¿Cuál es la teoría del reparto de utilidades?

Según Recalde, la participación de los empleados en las ganancias de las empresas produciría un aumento de productividad, que podrá repartirse en un porcentaje. Sus defensores se basan en que el derecho surge del artículo 14 bis de la Constitución Nacional.

-¿A cuánto ascendería la participación de los trabajadores y en qué empresas se llevaría a cabo?

Aunque el mismo Recalde lo toma como un punto negociable dentro del proyecto, fijó un porcentaje del 10%. Sobre qué empresas debería aplicarse en un ítem conflictivo, ya que algunos opositores destacan la necesidad de eximir a las pequeñas y medianas empresas, e incluir sólo a las grandes corporaciones. Por ejemplo, Eduardo Macaluse, del SI, promueve una alternativa que excluye a las micro, pequeñas y medianas empresas.

-¿Qué otros puntos se cuestionan del proyecto del diputado oficialista?

Parte de la oposición cuestiona el control de la CGT sobre el reparto, por medio de comisiones y delegados regidos por el gremio.

-¿Hay empresas que ya aplican el reparto de ganancias?

Sí. Por ejemplo, Bridgestone Firestone, que según anunció ayer el sindicato de la industria del Neumático (Sutna), que integra la CTA , repartió $ 3924 a cada empleado por el ejercicio de 2010. Esto es posible porque existe un acuerdo específico previo entre la empresa y los trabajadores. En este caso, fue consensuado en 2001 y efectivizado en 2004, 2005 y 2006. En cambio, en 2008 y 2009 no se dieron las condiciones para que se realizara el reparto, según lo convenido. En este caso, la utilidad neta de la empresa debe superar el 6%; de ese excedente se reparte el 33%.

-¿Qué cambiaría la existencia de una ley?

El beneficio sería para todos los trabajadores en relación de dependencia, sin la necesidad de llegar a un acuerdo con la empresa. Las condiciones estarían fijadas en general y de antemano.
Opiniones (0)
18 de agosto de 2017 | 20:18
1
ERROR
18 de agosto de 2017 | 20:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial