Torre de Babel con 30 mil libros, una obra de arte efímero

Creada por la artista Marta Minujín, está enclavada en la plaza San Martín, en el barrio porteño de Retiro. "Existirá" hasta fines de mayo cuando los ejemplares –de todas las lenguas- sean entregados al público y donados a bibliotecas. Los libros fueron aportados por embajadas y por miles de personas mediante una campaña. ¿El motivo? Buenos Aires fue designada como Capital Mundial del Libro 2011 por la Unesco.

Una gigantesca espiral de 25 metros de altura formada por 30.000 libros de todas las lenguas componen la fantástica Torre de Babel que creó la artista Marta Minujin y que puede verse desde este fin de semana enclavada en la plaza San Martín, en el barrio porteño de Retiro.

"La idea es unificar todas las razas a través del libro", explicó la artista sobre su monumental obra que será inaugurada de manera oficial hoy miércoles y "existirá" hasta fines de mayo cuando los ejemplares sean entregados al público o donados a bibliotecas populares de la Capital.

La Torre de Babel de Libros fue creada en ocasión de la designación de Buenos Aires como Capital Mundial del Libro 2011 por la UNESCO.

Enclavada en la Plaza San Martín, en el centro de la Ciudad de Buenos Aires, la mole literaria está dispuesta en forma de un enorme espiral y fue creada en ocasión de la designación de Buenos Aires como Capital Mundial del Libro 2011 por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

La Plaza San Martín, que suele recibir el paso de miles de porteños a diario, ahora se prepara para recibir a vecinos, curiosos y extranjeros con la obra de Minujín.

Desde su inauguración, podrá recorrerse en forma gratuita en grupos de a cien visitantes que al adentrarse en la torre de siete pisos escucharán una banda sonora creada por Minujin en base a la palabra 'libro' pronunciada en todos los idiomas.

Casi la mitad de los ejemplares que sirven de ladrillos a la torre fueron donados por medio centenar de embajadas, pero otro tanto surgió del aporte solidario de miles de personas que donaron libros mediante una campaña pública.

Podrá recorrerse en forma gratuita en grupos de a cien visitantes.

El último día de la muestra, el 28 de mayo, los visitantes podrán elegir un libro en el idioma que prefieran y llevárselo. El resto será catalogado y conformará la primera biblioteca multilingüe de la ciudad. "Se armará una Biblioteca de Babel con ejemplares en muchos idiomas y dialectos que quedará por siempre como una forma de esparcir la creatividad y cultura de todos los pueblos del mundo", dijo Minujin.

Al adentrarse en la torre de siete pisos, se escuchará una banda sonora creada por Minujin en base a la palabra 'libro' pronunciada en todos los idiomas.

En la base de la Torre pueden verse, entre otros, ejemplares de literatura, historia, geografía de todo el mundo, mientras el primero y segundo nivel está reservado a obras de América, el tercero y el cuarto a Europa y el quinto y sexto a Asia, dijeron los organizadores.

El último día de la muestra, el 28 de mayo, los visitantes podrán elegir un libro en el idioma que prefieran y llevárselo.

Definida por la artista como "una obra de participación masiva", esta Torre de Babel remite a otra célebre creación de Minujin, el Partenón de Libros, una monumental obra que construyó en 1983 en Buenos Aires con títulos prohibidos durante la última dictadura militar (1976-83). Pero a diferencia de aquélla, en esta ocasión la artista se propone ya no una reflexión sobre la censura sino una metáfora unificadora de los distintos pueblos del mundo.

Casi la mitad de los ejemplares que sirven de ladrillos a la torre fueron donados por medio centenar de embajadas.

"El arte no tiene idioma" es la filosofía de esta artista célebre por sus puestas "habitables" construidas con materiales descartables, colchones, alimentos o botellas que invitan al público a meterse dentro de la obra.

Graduada en Bellas Artes en Buenos Aires, Minujín fue pionera del mayor movimiento artístico de los años 60, el Instituto Di Tella, desde donde presentó transgresoras obras que invitaban al público a "revolcarse y vivir" el arte para cumplir con el propósito de Minujin de unir arte y vida.

Los libros fueron montados sobre paneles en una estructura en espiral de seis pisos y 28 metros de alto.


La montaña de libros reúne tanto a clásicos de la literatura como a diccionarios y "best sellers".

"La idea es unificar todas las razas a través del libro", explicó la artista sobre su monumental obra que será inaugurada de manera mañana miércoles.

En esta ocasión, la artista se propone una metáfora unificadora de los distintos pueblos del mundo.

Fuente: diario Perfil
Opiniones (1)
22 de agosto de 2017 | 15:12
2
ERROR
22 de agosto de 2017 | 15:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. la mejor artista plástica de argentina, la mejor música es martha argerich y la mejor ballerina es paloma herrera!
    1
En Imágenes