Deportes

Murió Severiano Ballesteros, una leyenda del golf

El español, uno de los más grandes golfistas de todos los tiempos, falleció hoy en su casa de Pedreña, Cantabria. Durante los últimos dos años y medio luchó contra un tumor cerebral.

Severiano Ballesteros, uno de los más grandes jugadores de golf de todos los tiempos, ha muerto esta madrugada en su casa de Pedreña (Cantabria) a los 54 años, tras haber luchado durante los últimos dos años y medio contra un tumor cerebral, según ha confirmado su familia.

El fallecimiento de Seve Ballesteros se produjo sobre las 02.10 horas (00.10 GMT), ha explicado a la puerta del domicilio de Pedreña su hermano Baldomero, que ha declinado hacer más declaraciones y ha pedido que se respete la intimidad de la familia en estos momentos.

Ganador de dos Másters de Augusta, tres Abiertos Británicos y cuatro Ryder Cup y Premio Príncipe de Asturias de los Deportes, Ballesteros había puesto fin a su carrera en 2007, incapaz de superar su dolor crónico de espalda y de recuperar el nivel de juego que le había hecho mundialmente famoso en los años ochenta y noventa.

En octubre de 2008 se le detectó un tumor cerebral que le obligó a pasar cuatro veces por el quirófano. En las últimas semanas, su salud se había ido deteriorando progresivamente y, de hecho, su familia ya adelantó ayer que su estado era crítico.

Tras la convalecencia por las operaciones a las que fue sometido en el Hospital La Paz, en Madrid, Ballesteros regresó a su casa de Pedreña en diciembre de 2008 y reapareció en público el 3 de mayo de 2009, cuando acudió al palco del estadio de El Sardinero para presenciar un partido entre el Racing de Santander y el Almería.

Unas semanas más tarde, acudió a la celebración del Día de las Fuerzas Armadas en Santander, donde tuvo un encuentro con el Rey de España, que elogió su actitud ante la enfermedad.

Seve Ballesteros siguió sometido a tratamiento médico y decidió constituir una Fundación para impulsar la investigación contra el cáncer, en una iniciativa que presentó rodeado de otros grandes nombres del deporte español, como los ex futbolistas Emilio Butragueño y Luis Miguel Arconada.

Sin embargo, con el paso de los meses, sus apariciones públicas se fueron reduciendo progresivamente y Ballesteros se recluyó en su casa de Pedreña, donde ha pasado sus últimas horas acompañado de su familia.

A través de la página web del jugador ( www.seveballesteros.com ), la familia Ballesteros ha agradecido "todas las muestras de apoyo y cariño que se vienen recibiendo desde que Seve ingresó el 5 de octubre de 2008 en el Hospital Universitario la Paz de Madrid" y ha rogado "respeto a la intimidad en momentos tan dolorosos".
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 17:45
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 17:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes