Unos 700 millones de chicos en el mundo son fumadores pasivos

puede ocasionarles, como el asma y la neumonía. En vísperas del Día Mundial de Lucha contra el Cáncer, organizaciones médicas advierten sobre los efectos nocivos del cigarrillo, sobre todo en los menores de edad.

Unos 700 millones de niños en el mundo respiran aire contaminado por el humo que desprende el tabaco y están expuestos a las enfermedades crónicas que esto puede ocasionarles como el asma y la neumonía, afirmaron este domingo organizaciones locales e internacionales.

En vísperas del Día Mundial de Lucha Contra el Cáncer, que se conmemora mañana, la Unión Internacional Contra el Cáncer (UICC) y la Fundación para la Investigación y la Prevención del Cáncer (cuya sigla es FUCA), advirtieron sobre los efectos nocivos del cigarrillo sobre todo, en los fumadores pasivos menores de edad.

El organismo internacional eligió para su campaña anual el lema "me encanta vivir sin tabaco", en alusión a la importancia que reviste el hecho de que los niños no vivan en ambientes contaminados por el humo de tabaco, y pidió a las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales que adhieran a la consigna.

En un comunicado emitido desde la ciudad suiza de Ginebra, la UICC señaló que unos 700 millones de niños, casi la mitad de los niños que hay en el mundo, respiran aire contaminado por humo de tabaco e hizo un llamado de conciencia hacia los adultos que fuman en ambientes cerrados como la casa y el auto.

"La gente que fuma en espacios cerrados como el hogar o el auto, incluso cuando las ventanas están abiertas, expone a quienes no fuman a toxinas cancerígenas como la nicotina y el monóxido de carbono", advierte el comunicado de la UICC.

El organismo agrega que el cigarrillo incrementa el riesgo de muerte súbita por causas inexplicables en los bebés, es un factor determinante en el bajo peso en los recién nacidos, interfiere en el desarrollo de sus pulmones y es causa de bronquitis y neumonía en los adultos jóvenes.

Además, agrega el texto, incrementa el riesgo de contraer infecciones auditivas, asma y tos entre los escolares. "Estas amenazas de salud de los niños subrayan la necesidad de los padres en el mundo entero de protegerlos del humo", destaca la UICC.

Por su parte, la FUCA señaló que "el nivel de cotinina (un metabolito de la nicotina) en niños de hijos fumadores puede ser casi tan alto como el de un fumador". "Un estudio publicado recientemente indica que la exposición al HAT (Humo Ambiental del Tabaco) aumenta cuatro veces el riesgo de padecer cáncer de pulmón en la adultez", informó el organismo.

En sintonía con la UICC, la FAT señala que "el riesgo, está dado por las sustancias presentes en el humo (micropartículas) que se distribuyen en el aire y son capaces de dañar la salud".

"La separación física de fumadores y no fumadores en un ambiente cerrado no protege a estos últimos del humo, aún cuando estén en habitaciones separadas", advierte la FAT.

"El aire se distribuye en los ambientes como el agua en una pileta y el humo del cigarrillo permanece en el ambiente durante horas, mismo si uno abre las ventanas", concluye la Fundación.
Opiniones (0)
19 de septiembre de 2017 | 11:32
1
ERROR
19 de septiembre de 2017 | 11:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes