Deportes

Efemérides: Bochini y Sívori se despidieron un 5 de mayo

Dos futbolistas "geniales" de nuestra historia, ambos con la "clásica" camiseta número 10, se despidieron el 5 de mayo. El nacido en San Nicolás, jugando su último partido en River en 1957, y el ídolo de independiente, lesionado en 1991.

Enrique Omar Sívori  fue transferido al Juventus, Italia, 10 millones de pesos -algo más de 500 mil dólares en el´57 y River empezó en el´58 la construcción de la cuarta tribuna. Hasta entonces y desde el´38, cuando fue inaugurado, el "Monumental" era "herradura". Hoy, la tribuna se deno-mina "Enrique Omar Sívori".

Ricardo Enrique Bochini, 19 años ininterrumpidos ídolo de los "rojos". Llegado de Zárate, niño hincha de San Lorenzo, el popular "Bocha" fue "visto" por Nito Veiga, ex jugador de
Independiente en los 50’, a cargo de las inferiores. En el´72 con 18 años debutó en Primera.

El 5 de mayo del 91’ fue golpeado por Pablo Erbín, defensor de Estudiantes de La Plata. Llegó tarde y lo tomó mal parado al "10".
 

Bochini sufrió un severo esguince de rodilla y se fue en camilla. En el vestuario le dijo al médico: "Ya no puedo esquivar las patadas, no juego más". Tenía 37 años.

Destinos distintos: Sívori en el 57’ inició su notable trayectoria en Italia -luego "Botín de oro" 1958/59- donde también fue figura en el Nápoli desde 1963. Con el "Cabezón" que fue ídolo en River en 1956 los napolitanos produjeron su mejor campaña hasta la adquisión de Diego Maradona en el 85’.

La hinchada de River que festejó el empate en Rosario -gol de Roberto Zárate faltando 6´ para el final- no sabía que Sívori iba a ser transferido. Lo curioso es que el jugador -padre "no genético" del genio de Villa Fiorito, por habilidad en la gambeta corta y guapeza- tampoco lo sabía.

Por lo tanto no hubo despedida. Bochini que salió ovacionado en pleno partido frente a los "pinchas" tomó la decisión cuando supo que tenía para veinte días de recuperación. Es decir, que tampoco sabía que sería su último partido luego de dos décadas en el "rojo" y como el más ganador.

Otro destino -al menos esa tarde- tuvo Erbín al término del partido. Debió salir del estadio de Avellaneda custodiado por la policía bonaerense. Ase-diado por la hinchada "roja". Nunca lo perdonaron.

Bochini acumuló con sus gambetas y pases mágicos trece vueltas olímpicas.

En el primer caso transcurrieron 54 años. Sívori había llegado de San Nicolas con 16 años en 1952. Del retiro del "Bocha" pasaron dos décadas.

La memoria futbolera les rinde un homenaje a ambos. "Un crack es aquél jugador que hace ganar a su equipo él solo", dijo Sívori en Canal 7 cuando se retiró el "Bocha".
Opiniones (0)
22 de octubre de 2017 | 14:30
1
ERROR
22 de octubre de 2017 | 14:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México