Huye de un ataque, sale a la ruta y lo matan en un choque

La víctima fue un mecánico. Sólo vestía su ropa interior cuando lo embistió un mendocino en camioneta. Un amigo sugirió que pudo escapar de un ataque en un robo. Hay dudas.

El único punto del rompecabezas que ayer parecía no admitir polémica, era la causa de la muerte del mecánico Segundo Manuel "El Lito" Allende (56): Fue embestido por una camioneta con dos mendocinos a bordo cuando salió a ruta 20, en la zona de Pie de Palo, Caucete, vistiendo sólo su ropa interior. La reconstrucción hacia atrás sobre las circunstancias que lo llevaron a salir en esas condiciones a la calle, alrededor de las 7 de ayer, eran confusas pero dejaban una hipótesis, básicamente sostenida por los dichos de un amigo de la víctima, Luis Nelson Guerra (62), presente en el escenario de los hechos: Allende, fue chocado cuando intentaba huir de un ataque para no ser asaltado por un hombre y una mujer.

Guerra habría dicho que esa mujer, el sujeto y otras dos mujeres más que estaba con él, habían sido "levantados por ellos" en la Ford F100 de la víctima en el centro caucetero. Así parecían seguir una madrugada de diversión y alcohol, luego de un asado con otros cuatro amigos en un campo cercano al control forestal, que se habría extendido hasta las 4 de la madrugada, dijeron fuentes policiales.

Y habría agregado que en el lugar donde ocurrió todo (ruta 20 o Paula A. de Sarmiento, 400 metros al Oeste del cruce con San Lorenzo), habían llegado para definir supuestos encuentros sexuales. Eso explicaría porqué Allende salió sólo en ropa interior a la calle: A un costado de la ruta estaban su pantalón, su camisa, sus alpargatas, una botella de cerveza y manchas de supuesta sangre y otras evidencias analizadas en detalle ayer por policías de la comisaría Novena, Homicidios y Criminalística.

"No descartamos que lo hayan engañado para que se desvistiera, y que lo atacaran cuando el hombre se dio cuenta que revisaban su ropa. La familia del fallecido asegura que pudo tener unos 500 pesos de su trabajo de mecánico, que no aparecieron en la escena del hecho ni en otra parte", dijo un jefe policial.

Según esa primera hipótesis policial, cuando la camioneta paró y luego de unos minutos, Guerra saltó un cerco, se metió a una viña y se alejó unos metros con dos de las mujeres. Y Allende se quedó con el resto del grupo sospechado de querer robarle. "Todo es precario porque el único testigo (por Guerra) estaba ebrio y dijo que escuchó un grito y que se escondió por miedo, pero su versión es confusa", dijeron fuentes policiales.

El relato de Guerra parece reforzado por las huellas de pisadas similares a las de un forcejeo, otras de arrastre como de un cuerpo y hasta manchas de supuesta sangre de la víctima a un costado de la ruta donde habían estacionado su camioneta.

Todo indica que alrededor de las 7 de ayer, Allende salió por delante de su propio vehículo para intentar pedir ayuda, cuando lo chocó un mendocino identificado como Oscar Walter Rodríguez (43). El automovilista, conducía una Chevrolet S10 en compañía de un compañero de trabajo (dormido al momento del choque); ambos venían de Tucumán y volvían a Maipú, Mendoza, informaron las fuentes.

"El chofer de la camioneta asegura que este hombre se apareció de repente como haciendo señas y que no pudo evitar chocarlo porque todo fue muy rápido", precisó el jefe policial.

Ayer Rodríguez estaba detenido sospechado de matar sin intención a Allende. Y anoche Guerra seguía demorado. Ahora los pesquisas de la comisaría Novena al mando del comisario inspector Hugo Tello, intentaban desentrañar la confusa trama para ver si se corroboran los dichos de Guerra, y llegar hasta las tres mujeres y el sujeto, presuntos protagonistas de una noche que terminó en tragedia.
Fuente Diario de Cuyo San Juan
Opiniones (0)
23 de agosto de 2017 | 04:30
1
ERROR
23 de agosto de 2017 | 04:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes