Joyas y rarezas bibliográficas en la Feria del Libro

Por los pasillos de la feria se encuentran algunas "perlas" bibliográficas y otras rarezas para los visitantes que buscan más allá de la oferta habitual de las editoriales: desde "El Martín Fierro" en ruso, la biblia traducida al mocoví y los libros acuáticos.

A unos pasos de la entrada al pabellón azul, está la máquina expendedoras de libros en las que -con apenas dos pesos- el visitante puede comprar un pequeño libro de autores como José Martí, Juan L. Ortiz, Horacio Quiroga o Haroldo Conti.

Este aparato ubicado en el stand de la Biblioteca Nacional posee doce títulos de autores argentinos y latinoamericamos y ya se han vendido casi cuarenta mil. Una chica parada al lado de la máquina ofrece cambio ante la escasez de monedas, aunque nunca falta el vivo que pide "para el bondi".

Lejos del mundo de las letras, aunque no tanto, se puede acceder por tres pesos a los significados y la numerología de los nombres. Los más pedidos: Graciela, Camila, Carlos y Agustín, de los 500 que se solicitan a diario. Y jugando también con la nomenclatura de la identidad, en el stand de Corea entregan gratuitamente por escrito "su nombre en coreano".

En el espacio de la editorial "Acercándonos", se esconde una perlita: la versión rusa del Martín Fierro -única en su tipo- y además ofrecen a muy bajos precios los tomos de la Pequeña Biblioteca Marxista Leninista (entre 1973 y 1985) y, a pedido, una versión de lujo de El Capital de Karl Marx (400 pesos).

Si de libros políticos se trata, la feria se ha convertido en un gran mercado. Entre los clásicos: la colección completa de las obras de Raúl Scalabrini Ortiz (Fundación Ross), y las ediciones descatalogas de "Dimensión Argentina" (1970) con títulos como "Viaje al país de los araucanos" de Estanislao Zeballos y "Juan B. Justo y las luchas sociales" de Dardo Cúneo, en el stand de la Cooperativa de Libreros.

La librería El Túnel muestra orgullosa algunas joyas que ya están fuera de circulación como la primera edición de "El libro de Manuel" de Julio Cortázar; "Piloto de guerra" de Antoine de Saint Exupery; "Teatro completo" de Bertolt Brecht y "Dos fantasías memorables" de Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares, publicado en 1946.

A precios muy accesibles, figuran los libros acuáticos o "100 % resistente al agua", una colección con títulos como "La Malinche" de la mexicana Laura Esquivel y "El desorden de tu nombre", de Juan José Millás, que se venden a 10 pesos cada uno.

Los buscadores de "inéditos" pueden encontrar sorpresas en Waldhuter, una distribuidora que se encarga de seleccionar y traer libros que todavía no se consiguen en la Argentina.

Entre ellos, "Los archivos de Walter Benjamin" (Círculo Bellas Artes, Madrid); "Niños en su cumpleaños" de Truman Capote, traducido por Juan Villoro; la novela "Las señoritas de escasos medios, de Muriel Spark"; "El club de los incomprendidos" de G.K. Chesterton editado por Valdemar y "Help a él", de Fogwill que no circula en Buenos Aires, de la editorial española Periférica.

El Espacio digital, uno de los ejes este año en la Feria, atrae a miles de jóvenes y adultos para probar las nuevas tecnologías a la hora de enfrentarse a un libro. El e-book se presenta en Argentina como un suceso y este soporte (que los hay variados en precios y calidades) alberga a los clásicos ya digitalizados y a los inéditos en papel.

La distribuidora Amabook concentra a 26 sellos y los usuarios pueden bajar libros por el 35 o 40 % menos del precio de tapa, o se pueden comprar títulos que todavía no se consiguen en papel como el best- seller llevado al cine que cuenta la historia del montañista Aron Ralston, "127 horas" o la última saga de Jason Bourne, escrita por el fallecido Robert Ludlum y luego por Eric Van Lustbader.

Fuera del mundo editorial está la Sociedad Bíblica Argentina, cuya "misión" es traducir las escrituras a lenguas de pueblos originarios como mocoví, pilagá, wichi, toba y chorote. Para evangelizar la organización creó el alfabeto wichi por escrito (con grafismos latinos) para traducir la biblia. Aunque no se vende en la feria, se puede consultar o debatir sobre el tema.

Este abanico también lo componen las letras árabes. "Las mil y una noches", en versiones que van desde los 12 pesos a los 200, es el libro más vendido de este tipo. Lo sigue "El hombre que calculaba", de Malba Tahan, un compendio de relatos donde Samir demuestra su dominio sobre los números y su sabiduría para entender que en la vida "no todo es cálculo".

La pasión por el `Globo` dijo presente una vez más en la feria con el stand futbolero del Club Huracán de Parque Patricios.

En su cuarto año consecutivo y -con el orgullo de haber presentado un libro en la Feria de Frankfurt 2010- los `quemeros` exhiben en un sus 16 metros cuadrados una joyita: "Huracán en el Bicentenario de la Patria", de Susana Aradas.

Otras curiosidades: la edición vedette de 1940 de "Las obras escogidas de José Martí" y los tres tomos de "El ser y la nada" (1948) de Jean Paul Sartre, prolijamente exhibidos en el stand de Catari,son parte de esta feria desbordada de nuevas opciones, con antiguas ediciones y rarezas para los que buscan alternativas a las tradicionales ofertas.

Fuente: Leticia Pogoriles / Télam
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|17:21
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|17:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016