"Matar a Lutero", la historia del monje que cambió a Europa

La novela histórica 'Matar a Lutero' del investigador Mario Escobar acerca a los lectores la figura de este "monje sencillo" que es "poco conocida" y que incluso ha sido "demonizada". Lutero sacudíó los cimientos del Vaticano y de la Iglesia Católica al defender la libertad del individuo ante las instituciones.

Escobar, autor de numerosos artículos y libros sobre la Inquisición, la Reforma Protestante y las sectas religiosas, explicó los pormenores de su nueva novela que muestran la trascendencia de las teorías de Lutero, que supusieron "un antes y un después para la construcción de Europa".

La novela narra la historia del fraile alemán Martín Lutero, creador de la Reforma Protestante que, diseminada por la Europa del siglo XVI, sacudió los cimientos del Vaticano y la Iglesia Católica, y se desarrolla cuando Lutero se ve obligado a huir a consecuencia de sus ideas, "un debate que gracias a la imprenta extendió las teorías del monje en latín y en lengua vulgar", ha precisado Escobar.

En opinión del autor es importante resaltar que, por primera vez, un hombre "apeló a su conciencia para no retractarse de sus obras e ideas" lo que hizo de Lutero "un adelantado a su tiempo".

Durante el tiempo que estuvo escondido gracias a la ayuda de su protector, el príncipe Federico de Sajonia, tradujo la Biblia al alemán a raíz de lo cual sería considerado más tarde como el "padre del alemán moderno" puesto que se esforzaba por escribir en la lengua del pueblo, ha señalado Mario Escobar.

La importancia de la educación y la lectura fue otro hito importante en la vida de Lutero que, a juicio del historiador, propició un desarrollo cultural sin precedentes.

El autor se ha esforzado por que 'Matar a Lutero' sea una novela "sobre la gente común". Así, junto a él, aparecen dos coprotagonistas: un joven mercenario español, Juan Márquez, con quien recorre el país del Rin hasta llegar al apartado castillo en Warburg, Eisenach. Márquez descubre en ese periodo de convivencia el lado "más humano" del monje alemán. Este joven conocerá a Elisabet, una de las sirvientas del castillo, de la que se enamora y a la que Lutero enseñará a leer y escribir "devolviéndole su dignidad como mujer", apunta el autor.

Para Mario Escobar éste es un libro "sobre la libertad del individuo ante las instituciones" que pretende hacer más cercana la figura de Lutero, "sin idealizarla", y con la pretensión de poder extraer algunas enseñanzas. "Lutero fue un ejemplo de cómo la gente corriente puede cambiar muchas cosas", afirmó.

Por otra parte, el historiador defendió el género de novela histórica en primer lugar porque gracias a él se apasionó por la Historia y, después, porque considera que el lector, además de tener los datos, puede introducirse en el escenario y vivir esas situaciones. "Además la novela histórica llega a mucha más gente", añadió.

Con esta novela de Mario Escobar, Grupo Nelson (división en español de Thomas Nelson y la sexta compañía del sector editorial de Estados Unidos), materializa el acuerdo con Producción Editorial, la plataforma de servicios editoriales de Ediciones Noufront, con sede en Valls, Tarragona.

El director de Ediciones Noufront, Juan Triviño (responsable de Grupo Nelson en España) recordó la "apuesta" del mismo para estar presente en España con autores españoles. Thomas Nelson creó esta editorial en 1798 en Inglaterra y fue el primer sello europeo que tuvo sede en Estados Unidos. Además los hijos de Nelson fueron los creadores de la imprenta en rotativa.

Entre las particularidades de este desembarco en España del Grupo Nelson, Triviño precisó que junto a la novela histórica otras áreas editoriales serán la novela negra y el área de autoayuda y negocios, una de las más importantes, a las que más adelante se unirá una línea de libro de espiritualidad. El proyecto tiene muy presente América Latina donde es "diez veces mayor que en España debido a su extensa población".

A este respecto, Triviño considera que Latinoamérica "nos está ganando la batalla en el tema cultural" si bien ha añadido que España resulta "un país muy atractivo" para editoriales como el Grupo Nelson. Asimismo, está previsto que los autores sean traducidos al inglés, lo que les permitirá abrirse camino en el mercado anglosajón, y simultáneamente todas las ediciones tendrán además del impreso un formato digital.

Fuente: Europa Press

En Imágenes