Balearon a otro sindicalista en Rosario y la Policía sigue la "interna gremial"

Un nuevo episodio de violencia sindical ocurrió en Rosario, donde el secretario adjunto de Sindicato Unidos Portuarios de Argentina (SUPA), Eugenio Díaz,
fue baleado cuando se dirigía en su moto a hacia la sede del gremio.

 El sindicalista recibió dos balazos en la pierna y ya está fuera de peligro, pero el hecho, ocurrido este viernes, se suma al asesinato del tesorero del de la Federación Nacional de Trabajadores Camioneros, Abel Beroiz, en esa misma ciudad.

La Policía descartó el intento de robo como posible móvil del ataque y trabaja en distintas hipótesis, entre ellas la de la "interna gremial", esgrimida también en los otros sucesos recientes de violencia sindical.

El parte policial indicó que Díaz se dirigía desde su casa hacia la sede del gremio en su moto cuando otra se le puso a la par y el conductor le disparó tres veces.

El atacante realizó una maniobra brusca y cayó al piso, pero se levantó de inmediato y huyó, en tanto, los compañeros de trabajo del sindicalista advirtieron que "en ningún momento intentó sacarle nada a Díaz", según indicó un matutino porteño.
 
El secretario general de SUPA, Arnoldo Silguero, evitó confirmar o descartar la hipótesis de la interna sindical como motivo del ataque, aunque afirmó que "por cómo fue la cosa, no hubo intento de robo".

Sin embargo, Silguero también señaló que en la zona no existe otra rama o gremio que le dispute al SUPA la afiliación de los trabajadores portuarios y sostuvo que "en tiempos de elecciones puede haber discusiones como todo gremio", pero la dirigencia actual tiene mandato hasta 2009.

También destacó que Díaz trabaja con la línea opositora dentro del gremio sin inconvenientes.

El episodio se suma al asesinato de Beroiz, a quien balearon en una cochera del Automóvil Club Argentino el 28 de noviembre último.

Beroiz era hombre de confianza del titular de la CGT, Hugo Moyano, y con su asesinato se fortaleció la hipótesis de una fuerte interna gremial.

El atentado contra Díaz se convirtió en el tercer episodio de violencia sindical en Rosario, ya que 17 días después del asesinato de Beroiz una disputa entre dos ramas del gremio de recolectores de residuos terminó con dos autos baleados.
Opiniones (0)
20 de noviembre de 2017 | 02:06
1
ERROR
20 de noviembre de 2017 | 02:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia