Cómo fue el operativo que terminó con la vida de Osama ben Laden

Las fuerzas norteamericanas mataron al líder de Al-Qaeda cerca de Islamabad, tras haber seguido una pista que comenzó hace más de cuatro años; miles de personas festejaron en EE.UU.; hay alerta mundial; mapa del lugar

Casi 10 años después de los atentados del 11-S,el presidente Barack Obama marcó ayer un antes y un después en la historia al anunciar la muerte del líder de Al-Qaeda, Osama ben Laden,durante una incursión militar del ejército norteamericano.

El operativo se produjo después de años de un obstinado trabajo de inteligencia de Estados Unidos y de que las agencias de espionaje siguieran la pista de un mensajero de confianza del líder de Al-Qaeda.

El operativo del comando estadounidense en Paquistán tomó menos de 40 minutos y fue el resultado de un esfuerzo metódico, tras meses durante los cuales las agencias de inteligencia tuvieron en la mira a Ben Laden mientras planificaban la riesgosa maniobra dentro de Paquistán.

Los orígenes de la operación pueden ubicarse cuatro años atrás, cuando responsables de inteligencia lograron finalmente un anhelado éxito: identificar al mensajero personal de Ben Laden, según señaló un funcionario estadounidense a periodistas.

- Foto:  Búsqueda documental Teresa Aversa
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anuncia la muerte del terrorista Ben Laden - Foto: Reuters 
El actor Rob Lowe entre los bomberos, en Time Square, Nueva York - Foto: EFE 
Foto 1 de 9

Sospechosos de terorrismo en interrogatorios "identificaron a este hombre como uno de los pocos mensajeros de Al-Qaeda que tenían la confianza de Ben Laden", dijo el funcionario, que habló bajo condición de anonimato.

"Ellos dijeron que podría estar viviendo bajo la protección de Ben Laden. Pero por años, nos fue imposible identificar su nombre verdadero o su ubicación", indicó.

La pista. Hace dos años, los servicios de espionaje finalmente "identificaron áreas donde este mensajero y su hermano operaban", afirmó.

Sin embargo, era difícil determinar su localización exacta debido a las medidas extremas seguridad que tenían. "El hecho de que fueran tan cuidadosos reforzaba nuestra creencia de que estábamos tras la pista correcta", dijo.

"En agosto de 2010 encontramos su residencia", señaló.

Video: Así quedó el lugar del ataque (ABCNews)

La casa, en el suburbio acomodado de Abbottabad a unos 50 km al norte de la capital paquistaní de Islamabad, inmediatamente se convirtió en una prioridad para los analistas de inteligencia.

"Cuando vimos el complejo habitacional donde los hermanos vivían, nos quedamos estupefactos", dijo.

La edificación, con dos puertas de seguridad, era mucho más grande que otras en la zona, y aunque estaba valorada en un millón de dólares, no poseía servicio telefónico ni internet.

"Las medidas de seguridad del complejo eran extraordinarias. Tiene muros de entre tres y cinco metros que terminan en alambres de púas. Paredes internas dividen diferentes sectores del complejo para proveer más privacidad", dijo el funcionario.

"Los analistas de inteligencias concluyeron que esta casa había sido construida especialmente para esconder a alguien de importancia", señaló.

Washington pudo conocer que, además del mensajero y su hermano, en el lugar vivía una tercera familia, que parecía coincidir con el perfil de la familia de Ben Laden.

"Todo lo que veíamos, el complicado sistema de seguridad, los antecedentes de los hermanos y su comportamiento, y la ubicación y diseño del complejo, era perfectamente consistente con lo que nos imaginábamos sería el escondite de Ben Laden".

La residencia. Ya en febrero, los servicios de inteligencia estaban convencidos de que habían localizado al líder de Al Qaeda, por lo que la Casa Blanca inició los preparativos para el asalto.

La operación fue planificada "por meses y el presidente era informado regularmente", dijo otra fuente del gobierno estadounidense.

"Los muros, los sistemas de seguridad, la ubicación y la proximidad con Islamabad hacían que esta misión fuera especialmente peligrosa", indicó la fuente.

Desde marzo, el presidente Barack Obama sostuvo reuniones periódicas con un puñado de asesores sobre las opciones. Pakistán no fue informado.

"No compartimos nuestra información de inteligencia sobre la guarida de Ben Laden con ningún país, incluido Paquistán. Solo por una razón: creíamos que era esencial para la seguridad de la operación y nuestro personal", dijo un tercer funcionario estadounidense.

El viernes a las 08.20 hora de Washington (9.20 hora argentina) Obama dio luz verde a la operación, que tuvo lugar el domingo.

Helicópteros estadounidenses transportaron al lugar a un "pequeño equipo", dijo otro funcionario.

El comando estadounidense, que no sufrió bajas, incluyó presumiblemente miembros de elite de las fuerzas especiales, aunque los funcionarios ofrecieron pocos detalles al respecto.

Durante el operativo, un helicóptero cayó a tierra por una "falla mecánica", dijo uno de los funcionarios.

Miembros del equipo hicieron estallar el helicóptero y abordaron el otro aparato para abandonar la zona.

El anuncio de Obama. "Hoy puedo anunciar que Estados Unidos mató a Osama ben Laden", exclamó un exultante Obama desde la Casa Blanca, confirmando así la noticia que había comenzado a rodar poco tiempo antes en las principales redes sociales y en los medios de todo el mundo.

Video: Obama anunció la muerte de Ben Laden (TN / YouTube)

"Se ha hecho justicia'', afirmó luego el presidente Barack Obama. Fue en un discurso al país emitido poco antes de la medianoche de Washington. "Este es el logro más importante en la lucha contra Al-Qaeda", dijo. Fue el propio Obama el que dio la orden de atacar y llevar adelante el operativo que terminó con la vida del terrorista más buscado por los Estados Unidos, según explicó. "Hubo un tiroteo, Osama ben Laden fue muerto y los efectivos norteamericanos capturaron su cuerpo", añadió.

Tras conocerse la noticia una multitud se reunió en las afueras de la Casa Blanca para celebrar, al igual que sucedió en la zona de Ground Zero, donde aún permenace vivo el recuerdo del atentado contra las Torres Gemelas.

Las fuerzas estadounidenses llegaron al edificio de tres pisos con aspecto de fortaleza tras rastrear por más de cuatro años a uno de los emisarios de más confianza de Osama ben Laden, que según agentes estadounidenses fue identificado por hombres capturados tras los ataques del 11 de septiembre de 2001.

"Los detenidos también identificaron a este hombre como uno de los pocos emisarios de Al-Qaeda en quien confiaba Ben Laden. Indicaron que podría estar viviendo o estar protegido por el líder terrorista ", dijo un alto funcionario del gobierno en una sesión informativa con periodistas.

Finalmente, el líder de Al-Qaeda fue encontrado casi 10 años después de los atentados de 2001 contra Estados Unidos luego que las autoridades descubrieran en agosto de 2010 que el emisario vivía con su hermano y sus familias en un edificio con una seguridad inusual y extremadamente alta, afirmaron funcionarios.

Según Obama, la información sobre el paradero del líder terrorista había llegado hace varios meses, hasta que, la semana pasada, la Casa Blanca concluyó que había suficiente información para ordenar el ataque contra el complejo. Se sabe también que el gobierno norteamericano mantuvo en absoluta reserva la pista que, desde hace meses, tenía sobre el destino de Ben Laden y que cristalizó con este operativo. "Sólo se compartió con algunas autoridades extranjeras, pero no con gobiernos de modo formal", fue la explicación.

La muerte de Ben Laden llega apenas unos meses antes del décimo aniversario de los atentados del 11 de Septiembre contra el World Trade Center y el Pentágono, en los que murieron más de 3000 personas. Hubo júbilo en Nueva York anoche y se fue extendiendo a todo el país. Debemos seguir, y seguiremos vigilantes, en Estados Unidos y en el exterior", advirtió el presidente norteamericano, ya que, dijo, "no cabe duda de que Al-Qaeda seguirá intentando atacarnos".

Video: La operación contra Ben Laden en Pakistán (Skynews)

Alerta mundial. La Casa Blanca dejó saber que todos los edificios e instalaciones oficiales de Estados Unidos, tanto en su territorio como en el exterior, se encontraban en alerta máxima ante el temor a posibles represalias de Al-Qaeda.

En la misma línea, Interpol advirtió a la comunidad internacional de la necesidad de estar "totalmente alerta" ante la posibilidad de que Al-Qaeda tome represalias para demostrar que la organización todavía existe pese a la muerte de su líder, Osama ben Laden.

Video: La última aparición de Osama Ben Laden (YouTube/CABLENOTICIAS2)

El secretario general de Interpol, Ronald K. Noble, subrayó "que aunque el terrorista más buscado ya no está, su muerte no significa la desaparición de las filiales de Al-Qaeda ni de las inspiradas por ella, que van a continuar realizando ataques por todo el mundo". Por lo tanto, alertó Noble, "necesitamos mantenernos unidos y centrados en nuestra cooperación y lucha, no solo contra esa amenaza global, sino también contra cualquier acto terrorista por parte de cualquier grupo en cualquier lugar".

El representante de Interpol recordó que "desde el 11 de septiembre de 2001 ha habido atentados terroristas mortales en todo el mundo" y subrayó que "ningún continente ni región se han librado del terrorismo" y que en esas zonas todavía hay miembros de Al Qaeda, de sus filiales o de grupos inspirados por ella "dedicados a realizar ataques".


 

Opiniones (0)
18 de agosto de 2017 | 19:32
1
ERROR
18 de agosto de 2017 | 19:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial