Deportes

Cappa: “Me subí a un tren destinado a estrellarse, pero quería seguir”

El ex entrenador del “Lobo” se despidió del plantel y dejó en claro que pretendía continuar hasta el final del contrato. “Si Gimnasia no sale de este nerviosismo, caminará por el alambre hasta que se caiga”.

Decepcionado y herido, Ángel Cappa le dijo adiós a Gimnasia y Esgrima La Plata luego de la decisión que cortar el vínculo que tomaron los dirigentes. Después de despedirse del grupo que comandó durante cuatro meses, el bahiense ratificó que pretendía continuar más allá del eventual descenso de categoría.

“A esta altura no me sorprende nada en el fútbol. Pero pensaba que este proyecto podía continuar. Cuando asumí sabía que era difícil revertir una situación como ésta, de precariedad extrema. A estaaltura del campeonato pasado, Gimnasia tenía la mitad de puntos de lo que tenemos ahora. Pero si no se dan los resultados, no puede cambiar el ánimo y se hace difícil. Los dirigentes entendieron que era el momento de otra etapa, de otro estímulo. Asumí con la condición de seguir hasta el final”, manifestó Cappa.

A su vez, el DT añadió: “Lleva tres años así Gimnasia, pero yo me siento tan responsable con todo el resto. Me subí a un tren en marcha destinado a estrellarse contra la pared. Pero yo dije que no me iba a tirar y que iba a seguir. Pero no me dejaron. Se le tiene miedo a la gente, que se pone nerviosa. Deben comenzar una etapa, como hizo Lanús cuando estaba debajo de la tierra. Si Gimnasia no sale de este nerviosismo, caminará por el alambre toda la vida hasta que se caiga”.

Más allá de la pobre cosecha de puntos, Cappa se consoló al aseverar que no traicionó su filosofía de juego: “Todo lo que hice, lo hice a conciencia. No respondí a ninguna presión, ni de la gente ni de los directivos. Defendí lo que creo que es el fútbol a pesar de las circunstancias. Nunca traicioné lo que creo que debe ser el fútbol. Tampoco se me dio tiempo, fueron 12 partidos. Sin tiempo, todo depende de la suerte y la casualidad”.

En tanto, el entrenador consideró que el plantel tiene potencial para revertir la situación, pero advirtió que debe tranquilizarse. “Este mismo equipo nos ilusionó a todos en la pretemporada. Tenía toque, profundidad y manejo del balón. Sin embargo, en el campeonato se tuvieron muchos nervios. Cuando se va un técnico, los jugadores se sienten un poco más livianos en los primeros partidos y se sueltan más. Espero que ganen los partidos necesarios para salvarse. Igual, salvo Vélez que es el mejor, el resto somos bastante parecidos”, analizó.

La práctica matutina estuvo a cargo del preparador físico Marcelo Montero. Mañana asumirá Ariel Pereyra, quien llegará como interino pero podría continuar hasta el final del Clausura. El próximo rival del Lobo será el sábado ante Quilmes, en el Centenario. Será un duelo decisivo, ya que ambos están en zona de descenso directo y el elenco de Ricardo Caruso Lombardi divide por una sola temporada.

Fuente: www.tycsports.com

Opiniones (1)
21 de agosto de 2017 | 08:33
2
ERROR
21 de agosto de 2017 | 08:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. te subiste a un tren, pero cobraste por eso.
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial