El partido entre Palmira y Huracán Las Heras terminó con graves incidentes

El descontrol se adueñó de la tarde con corridas, disparos, gases y heridos en Palmira. Un periodista de MDZ terminó lastimado, además hubo 10 heridos y un policia fracturado y desfigurado. Desde la fuerza indicaron que todo comenzó cuando agredieron al arquero de Huracán con una piedra.

El descontrol se apoderó del clásico entre el equipo jarillero y El Globo. En el segundo tiempo, en Palmira, la hinchada local “se sacó” por un empujón de un efectivo policial contra el defensor palmirense Emanuel Mestre y se desató una batalla campal, cuyo saldo fueron varios heridos, entre policías e hinchada y detenidos. Los casi 7 mil presentes debieron escapar a las corridas de la cancha en el Este. Desde la Policía indicaron que los uniformados comenzaron a ser protagonistas después que le arrojaron una piedra al arquero de Huracán Las Heras desde la tribuna. Al intentar evitar más violencia, la hinchada palmirense se descontroló, sobre todo porque su equipo quedaba eliminado.

Pasadas las 18:20, luego de varios incidentes aislados que se habían producido entre jugadores de Palmira y Huracán Las Heras -que llegaron a la localidad del Este para disputar el partido de vuelta que en el Gran Mendoza habían ganado por 2 a 0- un efectivo de la Policía de Mendoza se equivocó y empujó al número dos jarillero y los ánimos, ya caldeados, enardecieron y se desató una batalla campal en la que hubo tiros, gases lacrimónegos al por mayor, corridas y hasta heridos.

Es que, desde temprano, antes de que iniciara el partido pasadas las 16, la entrada a la cancha de Palmira estuvo rígidamente custodiada por una veintena de efectivos policiales que en algún momento del primer tiempo dejaron ingresar –a la Platea Sur- a unos cincuenta hinchas de Las Heras que calentaron los ánimos desde el principio de la tarde deportiva.

Luego, con el correr de los minutos, cuando Palmira se imponía por dos tantos contra uno, el malestar de los hinchas jarilleros, en su mayoría dispuestos en la Platea Norte, comenzaron a increpar a los jugadores contrarios y a los mismos efectivos que debieron ser reforzados por una brigada de Infantería de San Martín.

A esa altura del cotejo, eran unas 7 mil las almas presentes en la cancha de Palmira que apuntaron su bronca contra la Policía de Mendoza y los visitantes.

Y el descontrol ganó la cancha cuando los primeros gases lacrimógenos cayeron entre el público que despavorido comenzó a abandonar las gradas. Los asistentes corrieron desesperados hasta el portón principal para poder obtener un soplo de aire sin gas.

Por la gran corrida, muchos aprovecharon para comenzar a apedrear a los policías apostados en el perímetro exterior de la cancha de Palmira y los policías debieron huir, temerosos de ser severamente heridos.

De hecho, cuando terminaron los serios incidentes, unos 170 policías intervinieron en la batalla campal que se extendió por varias cuadras de la Ciudad de Palmira.

Para poder tener detalles de los violentos, la fuerza de prevención hasta utilizó un helicóptero que sobrevoló Palmira en busca de agitadores.

Aunque no se precisó el número de detenidos, hubo varios que fueron encerrados en la Comisaría 28, en un operativo que estuvo dirigido por el mismo jefe de la Regional Zona Este: Comisario Mayor Molina.
Opiniones (0)
18 de octubre de 2017 | 15:19
1
ERROR
18 de octubre de 2017 | 15:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
    11 de Octubre de 2017
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes