Deportes

Adiós maestro: el público del fútbol también despide a Sabato

El prestigioso novelista y ensayista argentino Ernesto Sabato vivió su pasión por el fútbol. Seguidor de Estudiantes de La Plata, jugó en las formativas del club pincharrata. No te pierdas una entrevista, donde el escritor habla de su romance con la pelota.

La última vez que lo vieron llorar en público estaba sentado en la platea de la cancha de Estudiantes de la Plata, en 57 y 1. Tenía entre sus manos temblorosas dos de sus libros, y al lado, un bastón.

La tribuna, repleta, cantaba Sabatooooo, Sabatooooo. Todos se fueron levantando de sus asientos poco a poco, para reventar al final en una interminable ovación dirigida a aquel señor que había llegado al estadio una hora antes para repartir entre la gente del fútbol algunas de sus obras.

Sabato, recordaron entonces los periodistas, había alcanzado a jugar en las divisiones inferiores “pincharratas”. “No era un virtuoso, hay que aclararlo y aceptarlo, pero iba y volvía y no daba pelota por perdida”, había confesado tiempo atrás. Un día dejó las canchas y se dedicó a las matemáticas y la química, y otro día, ya en París, se hastió de los números, las fórmulas y la exactitud y se dedicó a escribir. “Es que la vida no es perfecta como los números, en la vida hay pulsiones, sueños, mentiras, drama”, dijo.

Escribió El túnel a finales de los 50, y casi 15 años más tarde, Sobre héroes y tumbas, un clásico del escepticismo en el que a veces el fútbol se colaba dentro de diversas conversaciones de calle o café para demostrar que en el fútbol, también, la humanidad había fracasado.

Sabato recordaba a la Chancha Seoane, a Tesorieri y a Tarasconi, y en la voz de Julián D’Arcángelo relataba que “una tarde, al intervalo, la Chancha le decía a Lalín: cruzámela, viejo, que entro y hago gol. Empieza el segundo jastáin, Lalín se la cruza, en efeto, y el negro la agarra, entra y hace gol, tal como se lo había dicho. Volvió Seoane con lo brazo abierto, corriendo hacia Lalín, gritándole: viste, Lalín, viste, y Lalín contestó sí pero yo no me divierto. Ahí tené, si se quiere, todo el problema del fóbal criollo”.

Para Sabato, en el fútbol como en la vida, la disyuntiva era la practicidad contra el arte, la belleza contra la moneda contante y sonante.

El programa “Todo con Afecto” de Radio Continental del periodista Alejandro Apo dejó una gloriosa charla con el prestigioso novelista y ensayista argentino Ernesto Sabato. Imperdible.

Fuente: cartasesfericas.wordpress.com

Opiniones (0)
25 de septiembre de 2017 | 20:51
1
ERROR
25 de septiembre de 2017 | 20:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'