El dólar como alternativa de refugio todavía no seduce a los sanrafaelinos

El dolar comenzó a trepar en su cotización como consecuencia de la demanda de los ahorristas que buscan refugio en la moneda estadounidense para impedir la devalución de sus ahorros. En San Rafael este fenómeno no es creciente, pero en el futuro puede pasar a tener importancia debido a la liquidez que exhibe nuestra plaza en los depósitos.

La cotización de la moneda estadounidense comenzó a trepar lentamente en la city porteña y se refleja en el mercado sanrafaelino. Si bien hasta ahora el inversor local no se ha volcado masivamente a comprar dólares es muy factible que durante el año recurra a esta posibilidad para proteger sus ahorros.

Como en la década del ochenta la moneda norteamericana comenzó a tener un mercado paralelo debido a las restricciones que impone el BCRA para evitar la evasión impositiva mediante la justificación de los fondos que debe declarar el ahorrista a la hora de comprar los billetes.

Como consecuencia de esto el mercado reaccionó ofreciendo un dólar mas caro para aquellos que no pueden justificar los ahorros y entonces la brecha entre el oficial que se vende a 4.06 y el paralelo que fluctúa en 4.20/30 es otra de las realidades que debe tener en cuenta aquel que decida refugiarse en una moneda mas fuerte que el peso.

La realidad marca un atraso cambiario y una creciente inflación en pesos y en dolares, el aumento de los huevos de pascua es uno de los mas claros ejemplos ya que el chocolate es un comoditie que se cotiza en dólares.

Ante este escenario de inflación y de devaluación creciente el inversor recurre a un método de autodefensa para conservar sus ahorros. Algunos invierten comprando bienes inmuebles, otros compran vehículos o depositan la plata a plazo fijo y el común de los consumidores se capitaliza comprando electrodomésticos con planes de financiación en cuotas fijas.

Otra alternativa es recurrir al dólar y esta que fue siempre la elección del ahorrista argentino volvió a ser una de las vedettes en Buenos Aires. Aqui en San Rafael en cambio y de acuerdo a lo conversado con el gerente de Montemar. Sergio Alzaá, "en San Rafael la gente todavia ahorra en pesos y no se observa una gran demanda de billetes".

Las tasas a plazo fijo rondan entre el 9 y el 12% en la plaza de acuerdo a la Entidad que tome los fondos pero la misma deja de ser atractiva cuando la tasa de inflación ronda el 30% porque los ahorros comienzan a desvalorizarse y a perder poder de compra.

En este escenario y como dijimos en párrafos anteriores los grandes ahorristas buscan refugiarse en los "ladrillos" pero la oferta en la ciudad es escasa y muy cara, el negocio en ese sentido es aprovechar oportunidades y para ello la liquidez debe ser inmediata. solo  aquellos que disponen de dinero corriente pueden capitalizar la oportunidad.

Otros en cambio buscan cuidar su capital comprando autos, en esa opción, aquél ahorrista mediano se refugia comprando un plan de ahorro para licitar luego con el capital acumulado o bien recurre al mercado de los usados donde con dinero en efectivo se puede negociar el precio.

El asalariado que es el mas perjudicado cuando la inflación comienza a crecer busca capitalizarse comprando bienes de uso como lo  son los electrodomésticos. Las cadenas que venden este tipo de elementos ofrecen planes de financiación propios o aceptan tarjetas de crédito  con planes de hasta 18 cuotas fijas.

Una corrida de depósitos no es factible porque el BCRA puede controlar el precio del dólar oficial, aunque no ocurre lo mismo con el paralelo, interviniendo con la compra de divisas para no dejar crecer el precio.

La liquidez que posee hoy el sistema puede llegar a ser una bomba de tiempo a futuro porque hay muchos pesos que se pueden mudar al dolar algo que el Gobierno deberia preveer antes de que sea muy tarde, ya que de intervenir en el mercado comenzaria a imprimir billetes para comprar dolares para mantener su precio y de esta manera aumentaría el circulante generando mayor inflación.

Para el ahorrista estas variables no tienen peso, sólo le interesa cuidar sus reservas y hoy las variantes no son muchas, quizás con este imcremento en el precio de la divisa norteamericana y con un proceso eleccionario en un futuro inmediato muchos vuelvan a mirar al dolar con simpatía.

San Rafael tiene una desventaja porque la cantidad de dólares que hay en el mercado es escasa ya que los bancos deben girar los fondos hacia sus Casas Centrales y el costo de traer los billetes nuevamente es muy alto porque en la región no hay un tesoro que pueda custodiar esas divisas.

La excesiva liquidez mencionada tampoco puede ser recolocada por los Bancos en el mercado porque los prétamos que se ofrecen a largo plazo no tienen tasa fija por los efectos inflacionarios, entonces hoy el 65% de los créditos que se otrogan se utilizan para reestructurar pasivos que la mayoría tiene en sus tarjetas de crédito.

Con este panorama complicado en materia financiera es muy posible que en el corto plazo, el inversionista se retire del mercado y empiece nuevamente a comprar dólares, por lo menos hasta que se realicen las próximas elecciones a Presidente.
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 00:10
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 00:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial