Deportes

Europa League: el Benfica de los argentinos y el Porto camino a la final

El Benfica con Aimar, Saviola, Jara, Salvio y Nico Gaitán superó 2 a 1 al Braga. El Porto de Otamendi y Belluschi goleó con cuatro goles de Falcao al Villarreal de Musacchio 5 a 1 en los partidos de ida de las semifinales de la Europa League. Mirá el show de goles de la fecha.

El Benfica de los argentinos dio el primer paso

Un golazo de falta directa del paraguayo Óscar Cardozo le dio una victoria pírrica al Benfica sobre un sólido Sporting de Braga (2-1) en la ida de las semifinales de la Liga Europa.

La exigua ventaja de los encarnados deja la eliminatoria abierta para ambos conjuntos, que se disputarán un lugar en la final de Dublín la próxima semana en el terreno del Braga.

La famosa solidez defensiva de los "guerreros del Miño" amenazó con derrumbarse en el primer minuto de juego, cuando los centrales Paulao y Rodríguez se desentendieron ante la presión del Benfica y despejaron con apuros el balón a córner.

Los hombres de Jorge Jesús salieron decididos a ahogar a su rival presionando desde la primera línea de ataque, liderada por un efervescente Pablo Aimar.

El argentino, incansable en el apoyo a sus compañeros, iluminó a los lisboetas. En corto o en largo, activó el discontinuo juego del equipo, muy desacertado ante el arco contrario.

Primero fue Javier Saviola, que desperdició una contra tejida por Aimar; y, a continuación, el paraguayo Óscar Cardozo, que marró otro regalo del diez argentino al chutar al poste completamente solo.

Hasta que anotó el segundo gol, el internacional paraguayo, a quien también anularon un tanto por fuera de juego, fue blanco de las críticas de algunos sectores de la afición encarnada, que le achacaron falta de empeño.

El Braga, aguerrido como pocos, no se amedrentó por el ambiente hostil de La Luz. Agrupó líneas para contener las embestidas de su oponente y tejió algunos contragolpes venenosos, dirigidos la mayoría por el brasileño Alan, un versátil medio de depurada técnica y notable velocidad.

Sin embargo, fue el internacional portugués Silvio, pretendido por el Atlético de Madrid, quien pudo inaugurar el marcador con un duro disparo a treinta metros que lamió el poste derecho del español Roberto.

La coherencia del Braga desconcertó al Benfica, cuyo esquema táctico empezó a resquebrajarse -la distancia entre la defensa y ataque se agrandó- y permitió a los bracarenses explorar las debilidades de su rival.

Los lisboetas ganaron un balón de oxígeno en la reanudación. Un remate de Cardozo lo aprovechó el central brasileño Jardel para batir a Artur Moraes.

La desventaja fue rápidamente contrarrestada en un libre botado por Hugo Viana y rematado a gol por el medio centro Vandinho.

Antes de la obra de arte de Cardozo -un libre ejecutado por la escuadra izquierda-, Roberto salvó a su equipo al defender con reflejos felinos dos peligrosos chutes.

Con las fuerzas justas, el Benfica volcó su juego por la banda izquierda del internacional portugués Fábio Coentrao, un soberbio lateral de sobresaliente técnica y notable velocidad.

El último cuarto de hora, los lisboetas de desinflaron y permitieron al Braga acercarse de nuevo con peligro a los dominios de Roberto.




El Porto de los colombianos camino a la final

El Oporto, con cuatro tantos de su astro colombiano Radamel Falcao y un tanto del también 'cafetero' Freddy Guarín, se adelantó 5-1 en su duelo de semifinales de la Europa League contra el Villarreal, este jueves en casa, remontando el tanto inicial español.

Cani había firmado el primero para el 'Submarino Amarillo' al borde del descanso (45), pero Falcao (49 de penal, 67, 75, 90) y Guarín (61) consiguieron dar la vuelta al marcador y corregir el rumbo en una eliminatoria que parecía complicarse y que ahora queda casi sentenciada a su favor.

Falcao continúa así su impresionante racha anotadora y se escapa como líder en solitario de la tabla de máximos anotadores de la actual Europa League, ya con un total de quince, cinco más que el italiano del Villarreal Giuseppe Rossi, que se quedó sin anotar.

El Villarreal, cuarto de la Liga española, tendrá por lo tanto que remontar dentro de una semana ante su público de El Madrigal, si quiere alcanzar la que sería su primera final europea, después de sus eliminaciones en las semifinales de la Copa de la UEFA en 2004 y de la Liga de Campeones en 2006.

Por su parte, el Oporto, campeón matemático de su 25º título de Portugal desde el 3 de este mes, tiene cerca sellar una final 100% entre equipos de su país, ya que Sporting de Braga y Benfica se miden en la otra semifinal (victoria para los segundos 2-1 en la ida de este jueves).

El inicio del partido fue muy diferente a su conclusión. El Villarreal comenzó fuerte, asustando a los locales, y el brasileño Nilmar dispuso de la primera gran ocasión (7), cuando se plantó solo ante el arquero de los lusos, su compatriota Helton, frente al que no pudo definir con todo a favor.

El propio Nilmar (25) y Rossi (28) probaron suerte con buenos intentos mediada la primera parte, pero el Oporto resistió hasta casi el descanso, cuando marcó Cani (45), tras rematar a la red de cabeza, después de gran centro desde la banda derecha de su compañero Nilmar.

El guión cambió por completo en la segunda mitad. Falcao cayó en el área ante el arquero Diego López y el árbitro decretó pena máxima: el colombiano no perdonó y anotó el empate provisional en el 48, desde el punto de los once metros.

La remontada llegó de la mano de otro colombiano, Freddy Guarín (61), que en un primer remate falló ante Diego López, que despejó con ayuda del palo, pero el sudamericano pudo alcanzar el rechace y batir a placer al arquero amarillo.

Con el Villarreal casi noqueado y sin tiempo para reaccionar, Falcao firmó el tercero en el 67. Hulk superó con dos bicicletas el acoso del argentino Mateo Musacchio, centró y el colombiano volvió a marcar a placer.

En el 75, Falcao selló su 'triplete' con un remate de cabeza, aprovechando la lentitud defensiva de los visitantes en un balón colgado al área. En el 90, la estrella colombiana cerró su gran noche con el quinto de su equipo, de nuevo de cabeza, esta vez en un saque de esquina.

Con 5-1, el Oporto parece ya con pie y medio en la final del 18 de mayo en Dublín, aunque antes tendrá que terminar de hundir al Villarreal, en la vuelta del próximo jueves en suelo español.

Opiniones (0)
20 de septiembre de 2017 | 02:29
1
ERROR
20 de septiembre de 2017 | 02:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes