Seguridad en las presas de Mendoza

El Organismo Regulador de Seguridad de Presas designó hace dos meses una nueva Directora Regional Cuyo Centro: se trata de la Ingeniera Noemí Regenahs de Marín, quien será la encargada del buen funcionamiento de esta entidad.

La funcionaria está trabajando desde febrero y destacó que desde que ella está en la Dirección, no ha encontrado falencias en las presas de la zona sobre la que tiene facultades.

Este organismo depende de la Secretaría de Obras Públicas que a su vez depende del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios. Es el encargado de regular los diques del Estado Nacional y abarcan la cuenca del río Atuel y del Diamante, como Los Reyunos, Agua del Toro y todas las centrales del Nihuil. Esto obedece a los contratos de concesión que se hicieran en las privatizaciones de la década del ’90. Trabajan para lograr que las presas en la Argentina cumplan con los estándares internacionales de seguridad, tanto estructural como operativamente, con el objeto de proteger a la población y resguardar el patrimonio nacional.

Fiscalizan el cumplimiento de las normas sobre seguridad de presas establecidas en los contratos de concesión de aprovechamientos hidroeléctricos bajo su jurisdicción y de aquellas que, siendo de Estados Provinciales o de terceros, sean puestas bajo su jurisdicción por convenios específicos, para lograr que las mismas y sus obras auxiliares alcancen y se mantengan en los mejores niveles de seguridad compatibles con el más avanzado estado del arte en la materia. Aplican multas a las empresas privadas en caso de ser necesario, pero hasta ahora sólo debieron hacer una en Cerro Colorado, Neuquén, por una mala operación producto de un operario que “se habría quedado dormido”.

En nuestra provincia el trabajo del organismo es muy importante, dado que estamos en zona sísmica. Para ello se elaboran “mapas de inundación” que se les entregan a los municipios cercanos a las presas. Esos mapas se hicieron con hipótesis de distintos escenarios, como inundaciones o rotura en cadena (cuando varias presas se rompen en “efecto dominó”). Esto es para que los funcionarios sepan cuáles son las zonas inundables y cómo evacuar a la población en caso de un fenómeno de esas características. Para ello hay un sistema de alarma en el marco de un Plan de Acción Durante la Emergencia (PADE) de donde surgen las instrucciones para Defensa Civil, bomberos, etc.

Desde hoy el río Atuel será cortado, pero ORSEP no tiene injerencia en esta temática, ya que el trabajo de ellos está limitado al estado de las presas.
Opiniones (2)
18 de agosto de 2017 | 04:18
3
ERROR
18 de agosto de 2017 | 04:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Ingeniera. no aclare que oscurese, la Regional antes de usted estuvo muy bien manejada....demuestre con hechos... en el ambiente la conocemos bien .....
    2
  2. PORQUE MOTIVO NIHUIL IV NO TIENE LA ADECUACIÓN DE LA OBRA DE TOMA OBLIGATORIA PARA UN CIERRE EN EMERGENCIA ??
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial