Deportes

La URBA dispuesta a ceder en el conflicto por el PLADAR

Los dirigentes bonaerenses permitirían que los jugadores afectados al Plar, que cobran una beca de 2600 pesos, no resignen el dinero a condición de que por 60 días no lo gasten

La Unión de Rugby de Buenos Aires (URBA) estaría dispuesta a aceptar que los jugadores afectados al Plan de Alto Rendimiento (PLAR), que cobran una beca de 2600 pesos de la Unión Argentina de Rugby (UAR) y la Secretaría de Deporte, jueguen y no resignen el dinero. La solución al nudo del problema que tiene atravesado al mundo ovalado desde hace tres años sería que los jugadores se comprometan a no retirar el dinero que se les deposita.

Según pudo saber La Nacion, en la reunión que hoy mantendrá el Consejo Directivo bonaerense se discutirá la posibilidad de que los rugbiers cobren la beca, pero no utilicen la plata durante dos meses; tiempo necesario para convocar a una nueva asamblea extraordinaria, en la que se debatirá si los jugadores rentados son profesionales o atletas de alto rendimiento. La polémica medida abriría la puerta para que el sábado los rugbiers jueguen en sus clubes.

Los dirigentes mantuvieron dos reuniones con los jugadores, que dieron su consentimiento para avanzar con esa solución. Hasta el momento, fue la única salida al conflicto que conformó a todas las partes: los jugadores ya anunciaron públicamente que no renunciarán al dinero, la Secretaría de Deportes explicó que no puede suspender el pago de la beca y que la renuncia del beneficio es anual; es decir, que no podrán volver a recibir la beca hasta 2012. Todas estas trabas habrían decidido a los dirigentes a decidirse por la opción de cobrar, pero no disponer del dinero.

"Seguimos trabajando para solucionar el tema. Es importante destacar que partimos de una asamblea que tiene vigencia. Igualmente, intentaremos acercar una solución a los parámetros de lo que resolvieron los clubes", dijo a La Nacion el presidente de la URBA, Carlos Campagnoli.

Una de las razones que explican el cambio de postura es la presión que ejerció sobre el Consejo Directivo el secretario de Deportes, Claudio Morresi. Ayer, durante casi dos horas, el funcionario recibió en el Cenard al presidente de la unión madre del rugby argentino, Luis Castillo, y al titular bonaerense. Ahí, Morresi le solicitó a Campagnoli que dentro de los próximos dos meses se encuentre una solución para que los jugadores puedan desempeñarse en sus clubes. En tanto, le comunicó que, en esta oportunidad y como excepción, sería importante que los rugbiers puedan jugar en sus clubes hasta que se encuentre una solución definitiva. Esto habría decidido a Campagnoli y a parte del Consejo Directivo a acelerar el proceso. Hace 12 días, el rugby de Buenos Aires había decidido que los jugadores rentados sólo podrán jugar el certamen local si renuncian al dinero, aunque se aceptó que mantengan la obra social, la beca universitaria y los viáticos. Esto fue votado por el 71,5% de los presidentes de la unión.

"Esperamos que nuestra unión afiliada [por la URBA] encuentre el camino que todos esperamos", dijo Castillo, al término del encuentro.

Otra vez se evalúa la aplicación de un parche para descomprimir una situación que amerita una solución definitiva.

    * Premio a la caballerosidad en el juego
      La Agrupación Veteranos del Rugby (AVR) realizará hoy, desde las 19, en la URBA, la tercera entrega de la Copa Espíritu del Rugby y la Medalla al Caballero del Rugby 2010, premio que recibirá el jugador Agustín López Isnardi, de Belgrano.
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|20:00
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|20:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic