Principio de acuerdo con los petroleros de Santa Cruz perimitió levantar el paro

Después de cuatro horas de negociaciones, las petroleras se comprometieron a no descontar los 26 días que estuvieron los trabajadores en huelga. En las próximas horas se reanudará la producción de crudo en la provincia, indicó Alberto Roberti, secretario General de la Federación del Petróleo

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, mantuvo una reunión con representantes de la Federación de Petroleros -que hoy intervino el Sindicato- y directivos de cámaras empresarias para destrabar el conflicto en el sector, que incluyó 26 días de huelga por parte de los petroleros de Santa Cruz.

Los trabajadores exigían que no se descuenten los días de paro para levantar la medida de fuerza. Según confirmó Alberto Roberti, secretario General de la  Federación del Petróleo a Infobae.com, finalmente las compañías harán lugar al pedido de los petroleros.

Con esa decisión, añadió, en las próximas horas se reanudará la producción de crudo en la provincia.

Antes, durante la tarde, como parte de las negociaciones para que se levante la huelga en el sur, la asociación sindical de segundo grado nombró como interventor a Carlos Flaquier, con lo que cesan las actividades del representante del Gobierno.

El Ministerio de Trabajo dela Nación avaló con una resolución administrativa el nombramiento de un interventor en el Sindicato de Petroleros por parte de la federación del sector.

De ese modo, cesaron las funciones de Roque Vitale, representante del Gobierno que había sido nombrado el pasado viernes tras un fallo judicial, y la situación de acefalía que había en el gremio.

Según explicaron fuentes de la negociación a Infobae.com, la designación de Flaquier como interventor nombrado por la Federación fue una de las variables que se pusieron en la mesa para avanzar hacia una solución en el conflicto.

El otro punto de negociación para alcanzar un levantamiento de la huelga pasaba por el compromiso de las cámaras empresarias de no descontarles los días de huelga a los trabajadores petroleros.

Al mediodía, el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, se había referido al tema y le había pedido "a la gente de (Francisco) De Narváez" que levante el paro. Es que Alberto Roberti, secretario general de la federación, es esposo de Mónica López, una dirigente aliada al diputado Nacional.

Consultada sobre este tema, López dijo en Radio 10 que involucrar a De Narváez en este conflicto “raya lo ridículo”.

“Este conflicto se dio en una provincia gobernada por el oficialismo y las decisiones que tomó el Ministerio de Trabajo fue la intervención, así que no veo por qué involucrar a De Narváez o a la oposición en esto”, indicó.
Opiniones (0)
17 de agosto de 2017 | 00:48
1
ERROR
17 de agosto de 2017 | 00:48
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial