Freud stand up: chistes más allá del psicoanálisis
El autor de "El chiste y su relación con lo inconsciente" y "El humor" era un experto en los significados de la comicidad. La risa de sus pacientes fue una de sus fuentes de inspiración. Además, era un gran coleccionista de chistes y anécdotas que sabía exponer con gracia y oportunidad.
Sigmund Freud, médico, neurólogo, librepensador austríaco y creador del psicoanálisis, descubrió que la gente, en determinadas circunstancias, agresivas o eróticas, encontraba un modo de superar la censura por medio de lo cómico.

Esto le fue sugerido por la sorprendente reacción de risa de algunos de sus pacientes cuando les ofrecía su interpretación del material inconsciente, analizado a través de sus sueños.

Por otra parte, Freud gustaba de coleccionar chistes y anécdotas que sabía exponer con gracia y oportunidad.

- ¿Cómo anda usted?”, preguntó el ciego al paralítico. “Como usted ve”,  respondió el paralítico al ciego.

- Un señor entra en una pastelería y pide en el mostrador una tarta, pero la devuelve en seguida, pidiendo, en cambio, una copa de licor. Después de beberla se aleja sin pagar. El dueño de la tienda le llama la atención. “¿Qué desea usted?”, pregunta el parroquiano. “Se olvida de pagar la copa de licor que ha tomado”. “Ha sido a cambio del pastel” “Sí, pero es que el pastel tampoco lo había usted pagado” “¡Claro, como que no me lo he comido!”.

- Una alcahueta presenta a su cliente la muchacha que le ha escogido para novia. Desagradablemente impresionado, llama el joven aparte a su acompañante y le llena de reproches: “¿Para qué me ha traído usted aquí? Es fea, vieja, bizca, desdentada y…” “Puede hablar usted alto -interrumpe la alcahueta- también es sorda”.

- Un delincuente que es llevado al cadalso un lunes manifiesta: “¡Vaya, empieza bien la semana!”

- El chiste representa una rebelión contra tal autoridad, una liberación del yugo de la misma.

- El humor no tiene sólo algo de liberador, como el chiste y lo cómico, sino también algo de grandioso y patético.

- Todo chiste, en el fondo, encubre una verdad.

- Existen dos maneras de ser feliz en esta vida: una es hacerse el idiota y la otra serlo.

- Yo he preferido de hablar de cosas imposibles porque de lo posible se sabe demasiado.

- El entendimiento es una tabla lisa en la cual nada hay escrito.

- A veces un cigarro es solamente un cigarro.

- El humor es la manifestación más alta de los mecanismos de adaptación del individuo.

- El humor no resigna, desafía. Implica no solamente el triunfo del Yo, sino el principio del placer, que halla en él el medio de afirmarse, a pesar de las desfavorables realidades exteriores.

- Cada uno de nosotros tiene a todos como mortales menos a sí mismo.

- Cualquiera que despierto se comportase como lo hiciera en sueños sería tomado por loco.

- El niño va del chupeteo al onanismo.

- El primer humano que insultó a su enemigo en vez de tirarle una piedra fue el fundador de la civilización.

- Los buenos son los que se contentan con soñar aquello que los malos hacen realidad.

- La inmoralidad ha hallado siempre en la religión un apoyo tan firme como la moralidad.

- Lo mejor es enemigo de lo bueno.

- ¡Menudo progreso hemos logrado! En la Edad Media, me hubieran quemado. Ahora les basta con quemar mis libros.

- He aquí la gran incógnita que no he podido resolver, a pesar de mis treinta años de investigación sobre el alma femenina: ¿Qué es lo que quiere la mujer?

- He sido un hombre afortunado en la vida: nada me fue fácil.

- La incapacidad para tolerar la ambigüedad es la raíz de todas las neurosis.

- La más clara prueba de que existe vida inteligente en otros planetas es que aún no han venido a visitarnos.

- La pipa: compañera de viaje que te acorta el camino.

- No existe ningún punto de partida si no se sabe bien a donde ir.

- No todo depende de los deseos, pero, aun así, soy de los que han decidido intentar llevar a cabo sus deseos.

- Si la inspiración no viene a mí salgo a su encuentro, a la mitad del camino.

- Si aspiras a encontrarte a ti mismo, no te mires al espejo, porque allí encontrarás solamente una sombra, un extraño...

- La religión es comparable con la neurosis infantil.

- Ni los demonios ni los dioses existen, son todos productos de las actividades síquicas del hombre.

- Ningún crítico es más capaz que yo de percibir claramente la desproporción que existe entre los problemas y la solución que les aporto.

- Sería muy simpático que existiera Dios, que hubiese creado el mundo y fuese una benevolente providencia; que existieran un orden moral en el universo y una vida futura; pero es un hecho muy sorprendente el que todo esto sea exactamente lo que nosotros nos sentimos obligados a desear que exista.

- Si dos individuos están siempre de acuerdo en todo, puedo asegurar que uno de los dos piensa por ambos.

- Uno puede defenderse de los ataques; contra el elogio se está indefenso.

- Si no puedo mover el cielo, agitaré el mundo subterráneo.

Patricia Rodón
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó7/10
Opiniones (0)
19 de Septiembre de 2014|16:49
1
ERROR
19 de Septiembre de 2014|16:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"