¿Por qué las hipotecas norteamericanas afectan a Argentina?

Responder esta pregunta para algunos resulta muy difícil. Para otros es un panorama, complicado de anticipar, pero lógico en un país como el nuestro.

Tres economistas: Rogelio Frigerio, Fausto Esptorno y Tomás Bulat contestan el interrogante: ¿por qué?

Comprender por qué a nuestro país le afectó de forma tan rotunda la crisis de las hipotecas de riesgo de Estados Unidos no es un tópico fácil de desarrollar.

Esta crisis mundial ha afectado de forma profunda la economía norteamericana, la europea y la asiática, pero de manera superficial a aquellas de los países emergentes como Brasil, México y Argentina.

Para Tomás Bulat, economista y asesor, la crisis norteamericana se está produciendo porque los fondos no están pudiendo cumplir con los inversionistas y esto está ocasionado un pánico generalizado, que lleva a que los inversionistas estén saliendo de estos fondos aunque no tengan hipotecas.

"Se está produciendo un retiro masivo de estos fondos por lo tanto los bancos están teniendo problemas de liquidez. Y este susto hace que la gente salga de todos los activos que considere riesgosos. En pocas palabras, prefieren plata en mano a pájaros volando. Este es un poco el razonamiento".

Para el analista económico, afecta al país porque Argentina entra en la lógica de los papeles riesgosos y entonces con el resto de Latinoamérica sufre esta crisis financiera.

La opinión de Rogelio Frigerio, director de la consultora Economía & Regiones, esta situación del mercado internacional en algún momento podría pasar. La economía mundial estaba transitando 5 años de crecimiento sostenido, algo nunca visto en la historia del capitalismo.

Según su opinión, este derrumbe del capital financiero internacional hoy no afecta a Argentina, ya que nuestra economía crece junto a los commodites y éstos no se han visto afectados profundamente.

“Claramente hay una percepción de riesgo sobre los activos argentinos por parte de los inversores mucho mayor que sobre los países vecinos de la región”, afirma Frigerio al respecto del derrumbe de la bolsa de Buenos Aires.

“Esto tiene que ver con dos cuestiones, la más importante es el deterioro del ente fiscal en Argentina. Los invasores perciben ciertas inconsistencias del modelo en función de que uno de los pilares fundamentales del mismo se está deteriorando significativamente sobre todo en los últimos dos años”.

El haber pasado por un superávit fiscal primario consolidado de más del 5% en el 2004 a la mitad, el 2,5% en la actualidad, no pasa desapercibido para los inversores externos para Frigerio.

Por su parte, Fausto Esptorno, economista jede de OJ Ferreres & Asociados, nos comentaba que nadie estaba esperando esta caída tan violenta de los mercados emergentes, porque estos hoy muestran una situación sólida en los sistemas financieros y en las cuentas públicas.

La caída de la bolsa local para Esptorno tiene varias razones: las elecciones, la corrupción y el hol out que se produjo en el mundo. 

“Todos los problemas de supuesta corrupción como el tema de la valija magnifican las dudas y el tema de las dudas que se generan con el Indec y como consecuencia el mercado de capitales parece no confiar demasiado en los niveles de inflación”, afirma el economista de OJF & Asociados.

“El punto más relevante, es que hay mucho hold out en el mundo. Si bien el canje de deuda ha tenido un 74% de aceptación, si solamente miramos a los extranjeros hay en los extranjeros un 40,50%, hay una mitad del país que está sold out”.

La confianza internacional en las cifras del Indec para los tres especialistas es un tema preocupante para el desarrollo productivo del país.

“La falta de credibilidad del Indec en edición del IPC hace que Argentina, a diferencia de otros países de la región, se vea practicante imposibilitada de emitir deuda en moneda local indexada por la inflación, por lo cual Argentina pierde un  instrumento de financiamiento con el que si cuentan otros países emergentes”, afirmaba Rogelio Frigerio.

Más radical fue la postura al respecto de Tomás Bulat "la economía argentina tiene que preocuparse mucho más de la inflación que tiene, que es un problema interno, del Indec, de los problemas normativos. Esto afecta mucho más hoy que la crisis financiera internacional".

Quizás la posición más optimista fue la de Fausto Esptorno, quien afirma que esta crisis no será concluyente para Argentina ni Brasil, países que hoy se plantean sólidos en sus fundamentos financieros. Considera que Estados Unidos y Europa serán los más perjudicados y donde la crisis podría continuar algún tiempo más.

Incluso, la charla concluyó con un dejo de esperanza, “el mercado de Buenos Aires cerró muy bien, lo hizo bastante para arriba. Si uno lo mira de las 16 horas para arriba tomó un impulso muy importante y quizás durante la jornada de mañana puede revertir la situación”.

En el punto que todos estuvieron de acuerdo fue en la duración de la crisis: nadie puede hacer futurología y estimar cuándo terminará esta fluctuación negativa en el mercado internacional.
Opiniones (0)
25 de septiembre de 2017 | 21:46
1
ERROR
25 de septiembre de 2017 | 21:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'