Casa en las Sierras de Córdoba

El proyecto articula los espacios con el paisaje generando enmarques, recortes y vistas que permiten disfrutar el encuentro de la arquitectura con la naturaleza. Los materiales usados -hormigón, piedra, vidrio y aluminio- permiten terminaciones con bajo nivel de mantenimiento y alta calidad visual. En la obra se recurre a la exploración de las posibilidades expresivas de la luz.

La obra, que resuelve el programa de un club house y spa, está ubicada en las sierras de Córdoba, en la localidad de Carlos Paz. Su enclave en la montaña, condiciona el partido que propone armonizar el conjunto con las vistas a las sierras generando un resguardo contra los vientos, en una explanada central.


La implantación responde a considerar particularmente importantes visuales que presenta el sitio, en un sector con vistas sobre el lago y las sierras, enclavándose en medio de una topografía con desniveles significativos.


El ingreso se organiza mediante una secuencia de espacios. Una plaza semicubierta genera un atrio de bienvenida con la posibilidad de acceso vehicular. Una serie de finas columnas de hormigón diluyen la estructura de la losa que cubre el ingreso, generando un bosquecillo artificial que, combinado con una pérgola metálica, producen un juego cambiante de luces y sombras sobre las columnas y el solado. Dos planos perpendiculares de piedra gris azulada ocultan la vista por un instante para dar lugar inmediatamente al hall interior del edificio. Estos planos azul-grisáceos aluden a la silueta arquetípica de las sierras de Córdoba, vistas a la distancia. Desde allí el edificio se abre a la vista al lago y las sierras circundantes.


El partido propone articular el sitio con el programa, dividiendo el proyecto en dos sectores funcionales. En corte, el conjunto escalona el programa organizando las funciones en relación a los niveles. El volumen superior, como un semiclaustro, se abre a las vistas y el inferior restituye con su materialidad de piedra la ladera de la montaña.


En el nivel superior se ubican los estares, restaurante- cafetería, microcine, salón de usos variados y servicios para eventos como así también la guardería; y en el inferior: gimnasio, spa, piscina cubierta y áreas para jóvenes.


El segundo sector ubicado en la planta inferior se materializa con un muro continuo de piedra sobre la que se apoya el resto del programa.


En la obra se recurre a la exploración de las posibilidades expresivas de la luz, tema éste de interés recurrente en las obras del estudio. Esta posibilidad de iluminar los espacios interiores de manera controlada con luz natural en distintas horas del día favorece la disminución del consumo eléctrico del conjunto. Los materiales empleados (hormigón visto, piedra natural, vidrio y aluminio) permiten terminaciones con un bajo nivel de mantenimiento y alta calidad visual.


El partido del edificio permite generar superficies de uso horizontal a partir del empleo de las cubiertas de los locales del nivel inferior como terrazas jardín, resueltas como una superficie accesible ajardinada.


La pileta descubierta, ubicada en el plano superior, desborda por un muro de piedra hacia una pileta en el nivel inferior, empleando el sonido del agua como recurso característico de las serranías cordobesas lo que permite aportar una cualidad particular en el espacio inferior.
Como remate de la pieza superior, el edificio propone a modo de ojo, un tubo de hormigón abierto a las visuales del paisaje. Previo al remate, una terraza, que hace las veces de hall exterior, vincula dos terrazas ajardinadas a sendos costados. Una pérgola metálica genera con sus juegos de luces y sombras texturas cambiantes sobre el solado y el tabique de hormigón.


El edificio articula los espacios con el paisaje generando enmarques, recortes y visuales que permiten disfrutar el encuentro de la arquitectura con la naturaleza en un ambiente característico de las sierras cordobesas.


Para la construcción del edificio se empleó una estructura de hormigón armado independiente con fundación sobre la roca viva existente en el lugar. Se emplearon cerramientos con muro y revestimiento, y cerramientos de vidrio de seguridad. En aéreas con requerimientos acústicos especiales como el SUM, se empleó DVH.


Los muros de piedra están materializados con despuntes de la producción de los pisos de laja negra de San Luis. Esta piedra, tradicionalmente empleada como laja está colocada con el corte a sierra del lado visto, lo que genera la textura lisa y el color grisáceo azulado del revestimiento. Los solados exteriores se ejecutaron en este mismo material pero dispuesto como laja recuadrada.


Los solados interiores son de parquet y de porcelanato rústico color gris según los sectores. Ya que el terreno inclinado genera cubiertas visibles, se adoptó el criterio de las cubiertas ajardinadas y un patio especial para alojar los equipos de las instalaciones termo- mecánicas.
Sobre los cielorrasos de yeso, se alojan las instalaciones de iluminación, conductos de alimentación y retorno y drenajes pluviales.




Ficha técnica:

Arquitectos: Dutari Viale (Ian Dutari , Santiago Viale Lescano)
Ubicación: Av. Costanera, Villa Carlos Paz, Córdoba, Argentina.
Año: Proyecto 2007 – Obra  julio 2008 a noviembre 2009.
Área Terreno: 15.762,22m2
Área Construcción: 2015m2
Presupuesto: U$ 1.994.850
Opiniones (1)
17 de agosto de 2017 | 14:47
2
ERROR
17 de agosto de 2017 | 14:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. paerece un penal con pileta
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial