Deportes

Newell’s-Banfield: escándalo tras la derrota de la Lepra 

Más de un centenar de hinchas, molestos con la producción del equipo, dificultaron la salida de los jugadores rojinegros del estadio del Parque de la Independencia.

Ya había pasado mucho tiempo desde que Alejandro Toia ejecutó el pitazo final. Pero los hinchas Leprosos manifestaban su disconformidad por una campaña que no mejora (ocho partidos sin ganar) y depositan al equipo en la última posición de la tabla.

Así, algo más de cien hinchas se dirigieron hacia la zona del estacionamiento, donde los jugadores guardan sus automóviles, con el propósito de mostrar su descontento.

"Jugadores, la c... de su madre, hay que poner más huevo, que no juegan con nadie" resultó el hiriente cántico devenido en hit.

Entonces, los simpatizantes rojinegros cercaron la puerta del vestuario local e impidieron, prácticamente, la normal salida de los futbolistas.
De esta manera, mientras los gritos e insultos arreciaban, la delegación tuvo que ser trasladada por un micro (el denominado Leprabús), escoltada por personal policial.

Además, los familiares de los futbolistas se retiraron por otra puerta alternativa, a fin de evitar agresiones de parte de los manifestantes.
En cambio, el técnico Javier Torrente, debutante hoy al frente del equipo, no tuvo inconvenientes para brindar la conferencia de prensa post partido y señaló que Newell`s "recuperó la firmeza defensiva, pero faltó profundidad y asociar algo más de juego".

El entrenador lamentó el error que posibilitó la única conquista adversaria, conseguida, casualmente, por un ex Newell`s como el paraguayo Jorge Achucarro.

"Pagamos muy caro una pequeña distracción en una salida rápida", sostuvo Torrente, quien reconoció asimismo que "en el segundo tiempo nos costó mucho asociar juego, tener la pelota y crear situaciones de gol".
Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 07:24
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 07:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes