"Voy a seguir criticando aunque a algunos los ofenda" dijo Vargas Llosa en la Feria del Libro

El Premio Nobel de Literatura dio su discurso de apertura en la Rural; fue recibido por una multitud; advirtió sobre el peligro de que la ficción se apodere de la política

En medio de la gran expectativa que provocó su visita, el Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa llegó esta tarde a la sede de la 37a. Feria del Libro donde una multitud, que desbordó la sala en donde brindó su conferencia, escuchó su discurso.

En sus palabras de apertura el escritor agradeció a los organizadores de la feria del Libro por haberlo invitado pese a los intentos en contrario y a la presidenta Cristina Fernández, por levantar ese "intento de veto". Y agregó: "Ojalá se contagie a todos sus partidarios y guíe su propia conducta de gobernante".

En esa línea, Vargas Llosa se refirió al enojo que despertó en un grupo de intelectuales kirchneristas su presencia en la inauguración de la Feria del Libro. "Yo voy a seguir criticando todo lo que me parezca mal aunque a algunos los ofenda", aseguró el escritor.
Y añadió: "Yo no critico a Argentina, he criticado ciertas políticas que me parecen equivocadas porque soy un hombre libre".

Además, el Premio Nobel de Literatura 2010 se preguntó "por qué Argentina está en estado de crisis permanente, por qué hay esa crispación política".
 
"Yo he combatido toda la vida a las dictaduras, y a todas las he combatido en nombre de la libertad", explicó Vargas Llosa ante una sala colmada. Luego, el prestigioso escritor remarcó que las dictaduras "no aceptan la crítica, recurren a la violencia, al calabozo, a la tortura". "Todas las dictaduras son catastróficas. Hemos sufrido demasiado de intolerancia, de verdades absolutas, y quien no lo crea así se lo castiga", aseveró.

"Tenemos que acabar con eso si queremos que América Latina sea verdaderamente un continente de derechos humanos, de progreso, eso es lo que nos falta. Es todavía la doctrina no aprobada. America Latina está yendo en esa dirección, cada vez tenemos menos dictadura. Hoy día tenemos una izquierda democrática", concluyó.

En un discurso que tituló "La libertad y los libros" advirtió sobre los riesgos de que la ficción en América latina contamine otras áreas lejos del arte y la literatura. Se remontó a la prohibición que sufrió la novela en América latina por 300 años y explicó en esa falta de ficción en el formato de libros que ésta finalmente "contaminara" otras disciplinas.

"No se pudo importar ficciones a las colonias americanas por 300 años. El contrabando se encargó de que circularan igual, pero una de las consecuencias fue que la ficción lo contaminó todo: la religión y la política, entre otras. [El problema] es que todavía en nuestros días tenemos grandes dificultades para discernir entre lo que es la ficción y la realidad. Esto es muy beneficioso en el arte y la literatura pero catastrófico en otras áreas en donde el pragmatismo hace la diferencia entre que un país pueda estancarse o irse a pique", dijo.

"Leer nos hace libres, a condición de que podamos elegir los que queremos leer y que puedan imprimirse sin comisarios que los mutilen. Defender los derechos a ser libres es defender nuestro derecho a ser ciudadanos. Hago votos para que esa tradición se renueve y fortalezca", sostuvo.

El discurso del escritor en la sede ferial tuvo lugar luego de recibir duras críticas por parte del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández que reavivaron una polémica por las opiniones que el escritor peruano vertió a los medios respecto al Gobierno local.

Entre sus críticas más duras, el Premio Nobel había dicho al diario italiano Corriere della Sera que "Cristina Fernández es un desastre total. La Argentina está conociendo la peor forma de peronismo, populismo y anarquía. Temo que sea un país incurable".

El autor de Conversación en la catedral se presenta en la Sala Jorge L. Borges, donde dialogó con Jorge Fernández Díaz, en un entorno que cuenta con una capacidad de 200 localidades a las que el público accedió por orden de llegada. Quienes no pudieron conseguir su asiento tuvieron que seguir las palabras de Vargas Llosa desde una sala contigua en la que se habilitaron dos pantallas de televisión.

El escritor tuvo un encuentro el lunes con dirigentes de la oposición en una velada convocada por la Fundación Libertad a la que asistieron el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri (Pro); el candidato presidencial del Peronismo Federal, Eduardo Duhalde y su esposa, la senadora Hilda Duhalde; la diputada Patricia Bullrich (Coalición Cívica) y sus colegas Francisco De Narváez y Gustavo Ferrari (Peronismo Federal), entre otros invitados.

Opiniones (1)
18 de noviembre de 2017 | 02:12
2
ERROR
18 de noviembre de 2017 | 02:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Bravo Vargas LLosa!!!!!!
    1
En Imágenes
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia