Cómo aprovechar al máximo el espacio de tu placard

Los fines de semana largos en casa suelen servir para poner orden y ocuparnos de tareas poco divertidas pero necesarias... A la hora de organizar un vestidor o placard, generalmente contamos con muchas prendas y poco espacio. Para maximizar los lugares de guardado y lograr que todo esté en orden tené en cuenta las recomendaciones que te damos en esta nota.

¿Cuántas veces nos quejamos por no tener nada que ponernos? El problema no es que tengamos poca ropa, si no que no la vemos bien.

A la hora de organizar un vestidor o placard, generalmente contamos con muchas prendas y poco espacio. Por empezar es fundamental dividir en sectores el espacio que vayas a utilizar. Debés incluir un sector de colgar, un lugar con estantes, otro para cajones y, finalmente, un espacio para ubicar los zapatos. Para maximizar los lugares de guardado y lograr que todo esté en orden tené en cuenta:

En el armario sólo podés tener lo que estás seguro de que te vas a poner. Las prendas estropeadas se tiran y las pasadas de temporada, pero en buen estado, se guardan. Nunca se sabe lo que va a volver y cualquier día te podés llevar una grata sorpresa abriendo el baúl de los recuerdos.

Podés ordenar el armario por prendas. Camisas, vestidos, faldas, pantalones, camisetas... y dentro de cada sección, ordenalos por colores y/o estilos, pero que siempre, de un primer vistazo seas capaz de ver lo que tenés.

Está bueno abrir el armario y sentir olor a limpio. La ropa que guardes siempre debe estar limpia, y ponerle algún ambientador tampoco está de más

El tipo de prendas que predominen en tu guardarropa: si son para colgar o para guardar en estantes y cajones. En base a eso destinaremos más lugar a uno u otro sector.

Para el sector de colgar, hay que observar el largo de las prendas con las que contás. Si se trata únicamente de camisas y pantalones, o si tenés vestidos largos, tapados, etc. Así podés destinar un espacio más largo o más pequeño, y aprovechar el resto.

Los estantes pueden hacerse con distintos anchos, de acuerdo al volumen de las prendan que se guarden.


Si el espacio no te alcanza para incluir cajones, podés recurrir a una cómoda antigua; suelen quedar muy bien en los dormitorios y además suman un lugar de apoyo.

La parte superior -de más difícil acceso- destinala para colocar cosas que no utilices con frecuencia, por ejemplo, las prendas de otra temporada.
 
Para ordenar tus complementos:

Zapatos. No hay nada peor que tener los zapatos en el fondo del armario o debajo de la cama. Existen zapateros o estantes diseñados para que tus zapatos estén en las mejores condiciones.

Si no contás con un lugar específico para los zapatos, podes ubicarlos debajo del sector de colgar, cuidando que no rocen las prendas.

Cinturones. Es mejor que estén colgados que enrollados al final de cajón de la cómoda. Utiliza una percha especial.

Es recomendable usar los cajones para las prendas más delicadas, como la ropa interior, así quedan menos expuestas.

Medias: no las pongas junto a tu ropa interior, podrían engancharse. Hazte con una cestita para ellas o resérvales un cajón de la mesilla.

Collares: para ellos puedes disponer una tabla con perchitas o escarpias para colgarlos y tenerlos a la vista y sin que se te enreden.

Finalmente, si contás con un espacio que funcione como cambiador, es recomendable agregar, además de un espejo, estantes donde ubicar los perfumes, mesas donde disponer la bijouterie y un espacio para colgar las carteras y tenerlas siempre a la vista.

Tener un vestidor o placard organizado no depende únicamente de contar con mucho espacio, sino de saber maximizar y distribuir correctamente el espacio con el que contás.
Opiniones (0)
17 de diciembre de 2017 | 08:26
1
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 08:26
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho