El kirchnerismo en búsqueda del voto del campo

Todo estaba meticulosamente preparado: carteles que cruzaban de punta a punta con la leyenda "El campo junto a Cristina", la marcha peronista en versión chacarera y una interpretación de malambo con boleadoras luminosas que reproducían los colores de la bandera. Pero el instante cúlmine fue cuando apareció de sorpresa en el escenario el folklorista Oscar "Chaqueño" Palavecino y le arrancó lágrimas a la Presidenta después de dedicarle el tema musical "Distinta".

Todo estaba meticulosamente preparado: carteles que cruzaban de punta a punta con la leyenda "El campo junto a Cristina", la marcha peronista en versión chacarera y una interpretación de malambo con boleadoras luminosas que reproducían los colores de la bandera. Pero el instante cúlmine fue cuando apareció de sorpresa en el escenario el folklorista Oscar "Chaqueño" Palavecino y le arrancó lágrimas a la Presidenta después de dedicarle el tema musical "Distinta".

Con una postal atípica, Cristina Kirchner encabezó ayer el acto de lanzamiento de la Corriente Agraria Nacional y Popular (Canpo) , una agrupación que comenzó a diseñar su marido antes de su repentina muerte. En su discurso, hubo fuertes guiños a los pequeños y medianos productores, llamó a la "unidad nacional" y dio por superado el conflicto con el agro, al que calificó como "uno de los momentos políticos más difíciles durante la vida democrática del país".

En un año electoral, el Gobierno trabaja en fortalecer la relación con el interior rural , distanciado a partir de la batalla por las retenciones móviles que establecía la resolución 125, en 2008. Esa contienda contribuyó a la derrota en los comicios del año siguiente en la poderosa provincia de Buenos Aires.

La Casa Rosada sigue con su táctica de hacer mella en la Comisión de Enlace de las entidades ruralistas, seducir a los productores medianos y convocar a amplios sectores con el impulso de la ley de tierras que fija límites a la venta a extranjeros.

Además, según pudo saber La Nacion, trabaja en una línea de créditos de 400 millones de pesos para que las cooperativas se integren a la cadena de valor.

Acompañada por el gabinete nacional casi en pleno, un puñado de gobernadores, funcionarios y legisladores, la Presidenta volvió a jugar al misterio con una eventual reelección. Apenas comenzó su interlocución, reformuló una frase con la que había cerrado su speech el ministro de Agricultura, Julián Domínguez. "No creo que haya hombres y mujeres imprescindibles. Creo que los hay inolvidables", retrucó. Tampoco se hizo eco de las decenas de cánticos de los militantes pidiendo por su candidatura en octubre.

En el Gobierno, consideran que esa actitud apunta a generar suspenso y administrar los tiempos. "Si en la oposición ya se bajaron tres candidatos en dos semanas, ¿para qué ella se va a lanzar'", argumentó a La Nacion un legislador de peso.

Durante la media hora que se extendió, la jefa del Estado repasó los números del agro, reclamó que el Congreso apruebe el proyecto del estatuto del peón rural y aseguró que buscará dar un mayor papel a las cooperativas. "Queremos un campo para muchos", enfatizó.

La Presidenta recibió de manos del coordinador de la agrupación, Guillermo Martini, un libro de tapas azules con más de 300 páginas con propuestas. Ella, sin decir nada, lo alzó y levantó bien en alto ante las más de 10.000 personas que colmaron las tribunas.

Presencia bonaerense
Canpo comenzó a gestarse hace dos años y está integrada por técnicos, militantes, y productores que se identifican con el modelo kirchnerista.

Ayer, hubo mucha presencia del interior bonaerense -sobre todo de la cuarta sección, donde es fuerte el ministro Domínguez- y también de las provincias de Santa Fe, Córdoba, La Pampa, Corrientes, Formosa y San Juan. También asistieron militantes de organizaciones como Kolina, Movimiento Evita, Peronismo Militante y la JPK.

Si bien no estaba presente la entidad, en el Gobierno aseguran que cuadros de la Federación Agraria -parte integrante de la Comisión de Enlace- tienen buena sintonía y colaboran con la flamante agrupación oficialista.

Como suele hacer con frecuencia, la Presidenta mencionó, al final, a "él". Atentos, los organizadores iluminaron un cartel con la foto del ex presidente. "Me decía: «Mirá Cristina, aun en los momentos más difíciles, vas a ver que va a llegar un momento en el que el peso de la realidad va a tener tal magnitud que va a ser imposible ocultarla. Podrán publicarte 400 tapas, 800 noticieros, pero la realidad finalmente pesa y cae»", relató. La platea estalló en aplausos y entonó el clásico de los actos oficialistas "Néstor no se murió".

(fuente: www.lanacion.com.ar)
Opiniones (1)
21 de agosto de 2017 | 20:56
2
ERROR
21 de agosto de 2017 | 20:56
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. En la escuela enseñan que antes de la P vá la M. Que "CANPO" raro hay en Corrientes. Un cacho de cultura,por favor.
    1
En Imágenes