Deportes

Messi no brilló y perdió su primera final jugando para el Barcelona

El argentino no tuvo un mal partido, pero nunca pudo imponer su sello. Fue bien rodeado por la marca férrea que le puso Mourinho. En el segundo tiempo Casillas le sacó un remate con destino de red. Finalmente el Real Madrid se llevó la Copa del Rey con la victoria 1 a 0.

No fue su día, no pudo contra ese muro blanco y pegajoso que le plantó José Mourinho, uno de los mejores entrenadores del mundo en eso de trabar los partidos. Siempre se vio rodeado, no pudo imponer su magia y el Barcelona lo sintió. Así se vio Lionel Messi, rodeado de camisetas del Madrid, que, con orden, inteligencia y un Cristiano Ronaldo esplendoroso, se llevó la Copa del Rey.

Messi perdió su primera final jugando con el Barcelona y no pudo alimentar esa carrera llena de títulos y festejos. El final del partido lo encontró resignado, desolado, sin lágrimas, pero con la bronca dibujada en su rostro. Durante los 120 minutos que duró el pleito con el Real, no fue incisivo, pero dejó algunas pinceladas con su zurda, la mejor del mundo.

Tuvo el grito de gol en el segundo tiempo, cuando Iker Casillas le sacó un tiro rasante, contra el palo derecho. Luego, buscó asociarse con Iniesta –otro que no moestró su nivel– y con las subidas de Daniel Alves, pero todo fue en vano. Buscó siempre el arco de enfrente, dársela redonda a un compañero, pero esta vez le tocó festejar al Real Madrid y esa bestia negra llamada Mourinho. Pero ni Messi ni el Barcelona tienen tiempo para lamentos: saben que por la Champions League tienen el gran desquite.

Fuente: playfutbol.infobae.com

Opiniones (0)
17 de octubre de 2017 | 03:20
1
ERROR
17 de octubre de 2017 | 03:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
    11 de Octubre de 2017
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes