Villavicencio, protagonista de uno de los conciertos de Semana Santa

El festival "Música Clásica por los Caminos del Vino" tuvo, para uno de sus espectáculos, uno de los paisajes más imponentes de la provincia: la reserva natural. Allí, se presentó la Camerata del Oriente, de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia. ¡Imperdible!

Por tercer año consecutivo, la imponente belleza de la Reserva Natural Villavicencio, cuna del agua mineral natural de manantial que le da nombre, dio marco a uno de los conciertos más destacados del festival "Música Clásica por los Caminos del Vino", que se celebra en Mendoza por Semana Santa. Ante un público multitudinario que se congregó en los jardines del antiguo Hotel Villavicencio, se presentó en exclusiva la Camerata del Oriente, de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia.

Casi 1.000 personas se dieron cita en la reserva, donde visitantes mendocinos y turistas tuvieron la oportunidad de disfrutar el concierto de este joven grupo, que interpretó obras de Grieg, Rossini, Locatelli, Piazzolla, Otero Reiche, Jorge Luna y Miguel Zalazar.

Como en otras ediciones, la terraza del
hotel fue el escenario de los artistas.
“Villavicencio es mendocina, nos une un gran sentido de pertenencia; por ello contribuimos con nuestro apoyo a las iniciativas culturales, turísticas y educativas de la provincia”, destacó Facundo Etchebehere, director de Asuntos Corporativos de Danone Argentina.

En medio del encanto natural que ofrece esta reserva natural protegida en el corazón de la montaña, Villavicencio fue protagonista de esta experiencia única que fusiona el vino, el agua y la mejor música clásica.

De este modo, el agua insignia y orgullo de los mendocinos continúa afirmando su compromiso con la comunidad, desarrollando actividades para todo público, sin descuidar la preservación de los recursos naturales y la concientización acerca de ellos.

Acerca de Villavicencio

Villavicencio es un agua mineral natural de manantial que nace en la precordillera de los
Andes, Mendoza, a más de 1.750 metros sobre el nivel del mar, en la Reserva Natural
Villavicencio. Es un agua de pureza excepcional ya que proviene de manantiales ubicados
en el corazón de la montaña y a lo largo de su recorrido las rocas le proveen naturalmente
su equilibrio de minerales esenciales.

Villavicencio pertenece al Grupo Danone y con más de 100 años de trayectoria es la marca
líder del mercado de aguas minerales.
En Imágenes