Deportes

España está pendiente de la final de la Copa del Rey

El Barcelona del crack Lionel Messi y el Real Madrid de Angel Di María y Gonzalo Higuaín le darán vida mañana en Valencia al segundo de los cuatro clásicos que los enfrentará en 18 días, en esta ocasión la final de la Copa del Rey.

Será el segundo “clásico” consecutivo que el Real Madrid y el Barcelona protagonizan en cuatro días, pero el primero que tendrá un título como recompensa, por lo que ambos equipos esperan con entusiasmo esta final, que comenzará a las 21.30 (16.30 de Argentina) en un campo neutral, el estadio de Mestalla, Valencia.

Los dos colosos del fútbol español no se veían las caras en una final de la Copa del Rey desde hace 21 años, por lo que las hinchadas de ambos clubes viven el nuevo enfrentamiento como una cita histórica.

Hace dos décadas, el duelo también se disputó en Mestalla y el triunfo fue para los “culés”. Aquel 5 de abril de 1990, los goles de Guillermo Amor y Julio Salinas permitieron que el Barcelona consiguiera derribar al Real Madrid por tercera vez en la final. Era el inicio del famoso "Dream Team" del holandés Johan Cruyff.

El Barcelona y el Real Madrid se enfrentaron cinco veces en la final de la Copa del Rey, con un saldo favorable para los azulgranas que vencieron en tres ocasiones (1968, 1983 y 1990), mientras los blancos se impusieron en dos (1936 y 1974).

El conjunto catalán es el “Rey de Copas”, con 25 en su vitrina, la última conquistada en 2009 bajo las ordenes del actual técnico, Pep Guardiola. En cambio, el equipo madrileño, que cuenta con 17 copas, levantó el último trofeo hace mucho tiempo, en la temporada 1992/1993.

A esto se añade que el Real Madrid no celebra un título desde que consiguió la liga en la temporada 2007/2008 (luego ganó la Supercopa ante el Valencia): de ahí que en la capital española se haya preparado un enorme dispositivo de seguridad en torno a la diosa de Cibeles –estatua donde festejan los merengues- por si el conjunto blanco se impone al Barcelona.

Más allá de la historia, para ambos equipos, hacerse con la Copa supondrá en lo más inmediato un importante impulso anímico de cara a la semifinal de la Liga de Campeones de Europa, que los volverá a enfrentar el 27 de abril en Madrid y 3 de mayo en Barcelona.

A pesar de que la Liga está casi sentenciada a favor del Barcelona, que tras el empate por 1-1 en el clásico del pasado sábado disputado en el estadio Santiago Bernabéu sigue a ocho puntos del Real Madrid, a falta de seis jornadas, los dos gigantes del fútbol español siguen soñando con obtener los tres títulos en juego. Sin embargo, tras la final, sólo uno de ellos podrá aspirar al “triplete”.

Por ahora, pocos equipos consiguieron doblegar al Barcelona de Pep Guardiola, quien desde que llegó a la dirección técnica del club catalán consiguió ocho títulos (primer triplete de la historia; Supercopa de España, Supercopa de Europa y Mundial de Clubes 2009; y Liga y Supercopa de España en 2010).

Entre estos pocos figura el portugués José Mourinho, quien dirigiendo al Inter de Milan privó al “Barsa” de alcanzar la final de la Liga de Campeones la pasada temporada.

No obstante, en el primer clásico con el Real Madrid frente al Barcelona, Mourinho salió derrotado por 5-0 en el Camp Nou, una humillante goleada que no iba a dejar que volviera a repetirse en pasado sábado, cuando ambos equipos volvieron a enfrentarse por la liga en el Santiago Bernabéu.

Esta vez, el entrenador luso consiguió un empate a través de un planteamiento ultradefensivo que fue criticado hasta en el entorno del propio club, incluidas figuras emblemáticas como el argentino Alfredo Di Stéfano.

La táctica contuvo al Barcelona pero no le sirvió al Madrid para lograr lo que necesitaba, un triunfo para seguir con posibilidades reales de arrebatarle la liga a su archirival.

No obstante, desde la capital se celebró el resultado como un triunfo puesto que consideraron que ese podría ser el camino para acorralar al Barcelona en la final de la Copa para llevarlo hacia los penales, instancia en la que los blancos confían ciegamente en ganar con ayuda de su capitán, el arquero Iker Casillas.

Una de las claves del encuentro del sábado ha sido la actuación de Pepe como pivote, ya que por momentos logró neutralizar a Messi y a partir de él surgieron muchos de los contraataques del Real. Además, el ingreso de Mesut Özil fue lo que le aportó creatividad y aumentó la posibilidad de los blancos sobre los azulgranas.

Pep Guardiola sabe muy bien lo que ocurrió en aquel duelo, pero asegura que no espera un planteamiento similar. Además, prefiere focalizarse en lo que el Barcelona hizo mal en el Bernabéu, cuando no pudo sentenciar el partido estando 1-0 arriba y controlando el balón.

Para Pep lo fundamental es mejorar el “dominio de la pelota, la rapidez en la circulación y el juego en profundidad”.

“Saldremos valientes para ganar la final”, aseguró hoy en conferencia de prensa.

Además, Guardiola confirmó que confiará en el arquero titular de la Copa, José Manuel Pinto, ya que sustituirlo por Víctor Valdes sería una falta de respeto.

“Mañana serán Pinto y diez más”, remarcó sobre el once titular, que será de lujo, con Carles Puyol como duda en la defensa, tras sufrir un problema muscular en el clásico. En el mediocampo estarán Xavi, Iniesta y Busquets, mientras Messi, Villa y Pedro conformarán el tridente atacante.

El argentino Javier Mascherano, que se perdió el partido en el Bernabéu por una suspensión, estará en el banco de suplentes o ingresaría si Guardiola decide dejar afuera a Puyol y opta por Busquets como zaguero central. También será suplente Gabriel Milito, con menos chances de ingresar.

Por su parte, Mourinho podría volver a apostar por la formación del sábado, con Ramos, Carvalho, Marcelo y Arbeloa –que ingresaría por el sancionado Albiol-; Xabi Alonso, Khedira y Pepe, en el mediocampo y Di María, Cristiano Ronaldo y Benzema, en el ataque. El argentino Gonzalo Higuaín podría ingresar en lugar del francés.

Todo está listo para esta gran final a todo o nada. Decenas de miles de hinchas merengues y culés viajan ya hacia Valencia mientras los periódicos catalanes y madrileños siguen especulando sobre el partido. ¿Si el césped corto o largo? ¿Si Mourinho volverá a hacer un planteamiento de equipo “pequeño” o le jugará de “igual a igual” al Barcelona? ¿Si Messi seguirá ampliando su leyenda o Cristiano Ronaldo escribirá una nueva historia? - PROBABLES FORMACIONES - Barcelona: José Manuel Pinto; Dani Alves, Gerard Piqué, Carles Puyol y Adriano; Sergio Busquets, Xavi y Andrés Iniesta; Pedro, Lionel Messi y David Villa. DT: Pep Guardiola.

Real Madrid: Iker Casillas; Arbeloa, Sergio Ramos, Carvalho y Marcelo; Khedira, Pepe y Xabi Alonso; Mesut Ozil; Cristiano Ronaldo y Angel Di María.

Arbitro: Undiano Mallenco (C. Navarro).

Estadio: Mestalla, de Valencia.

Hora de inicio: 21.30 hora local (16.30 de Argentina).
Opiniones (1)
21 de septiembre de 2017 | 00:31
2
ERROR
21 de septiembre de 2017 | 00:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Son una manga de muertos, jeje, juegan igual que el futbol Argentino, jaja
    1
En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'