“El obispo tiene el corazón endurecido”, dijo el Padre Yañez

El suspendido Padre Yañez estuvo ayer en el Concejo Deliberante, donde asistió a una charla sobre violencia intrafamiliar y donde se reunió con Ricardo Puga, Diputado Provincial y presidente de la Comisión de Derechos y Garantías de la Cámara de Diputados de Mendoza, a quien le llevó una serie de denuncias por discriminación.

El religioso es quien dirige el hogar de niños San Luis Gonzaga. El 13 de abril quiso mediar entre la policía, el Juez de Paz Tulio Angrimán, la Fiscal de menores Alejandra Becerra y familias usurpadoras de viviendas del predio del ferrocarril en Monte Comán. Yañez fue arrestado por obstruir la acción de la Justicia y resistencia a la autoridad. Más tarde denunció violencia policial. “Me pegaron, las esposas me las apretaron lo más que pudieron y yo chocho de la vida porque uno defiende a los que no tienen voz”, dijo.

Ayer por la mañana estuvo en el recinto del Concejo Deliberante para cruzar unas palabras con el Diputado Provincial Ricardo Puga, quien es además presidente de la Comisión de Derechos y Garantías de la Cámara de Diputados de Mendoza, y que vino a San Rafael a disertar sobre los alcances de la Ley 26.061, de Protección integral del niño y adolescente, como así también la violencia contra la mujer.
Antes de la disertación de Puga, Yañez habló con los medios y señaló que lo que pasó en Monte Comán tuvo que ver con “discriminación” hacia los chicos que se están recuperando de haber tenido en su momento, problemas con la Justicia. Relaciona el desalojo con los antecedentes de un muchacho que vivía allí. “Uno ve la cantidad de chicos que están saliendo adelante, que son personas honorables, buenos padres de familia y desgraciadamente no se pueden sacar la mochila que llevan de haber tenido en un momento problemas con la Justicia”, dijo Yañez, quien hizo públicamente responsable de esa discriminación a la Fiscal Alejandra Becerra. “En el 2004 le hice una denuncia en la Comisión de Derechos y Garantías por abandono de persona y ella entró en un área que no le correspondía porque esos son terrenos federales (se refiere a los del ferrocarril), se lo advertí a ella y al Juez de Paz. Pero la Fiscal tiene algo en mi contra, eso lo sabe todo el mundo”.

“Yo estaba defendiendo a cuatro menores, una bebita de 15 días. ¿Para qué está la Ley 26.061? Tendrían que haber visto primero a dónde iban a ir esos menores de 7 años para abajo. Hay un video grabado en el que le piden al Juez de Paz que se solucionara el tema de esos menores y no hizo nada”, aseguró.

Explicó que dentro de la Iglesia Católica se encuentra suspendido, es decir que no puede dar misa ni celebrar los sacramentos. “Mi relación con el Obispo (Mons. Eduardo María Taussig) está muy mal porque él no cumplió con su palabra, no solamente conmigo sino con todas las personas de la fundación. A mi me van a quitar el sacerdocio. Yo les pregunté a mis padres, y mi madre que tiene 84 años con lágrimas en los ojos me dijo ‘no dejes a esos chicos’, ese es el corazón de una madre, en cambio yo estoy enfrentado con un corazón endurecido”. 

Aseguró que si no puede continuar con el sacerdocio va a continuar trabajando con esos chicos porque “el ejercicio de la caridad es uno de los pilares fundamentales de la Iglesia Católica”, y agregó que “el señor Obispo cerró el albergue estudiantil que había sido hecho con plata de la Nación, de la provincia, quiso cerrar el hogar de ancianos y le íbamos a hacer juicio porque esos terrenos los donó mi padre. La caridad acá queda a un lado y ese es el enfrentamiento que yo tengo con el Obispo y haré otras denuncias”, concluyó, sin precisar a qué se refería.
Opiniones (0)
15 de diciembre de 2017 | 11:14
1
ERROR
15 de diciembre de 2017 | 11:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho