Metáforas andinas en la Bolsa de Comercio de Mendoza

El grupo de arte “Unísono”, formado por cinco plásticas de San Rafael, desembarcó en la Bolsa de Comercio con una interesante exposición y MDZ Sociales estuvo presente en la inauguración. En la nota, no te pierdas las características de las obras y la galería de fotos.

El Salón Principal de la Bolsa de Comercio mendocina brinda, desde hace tempo, un espacio de noble belleza para  las distintas expresiones del arte.

El que antaño fuera el recinto de operaciones donde se negociaban de viva voz valores y mercancías, hoy ofrece un espacio propicio y la sonoridad y acústica para las exposiciones y conciertos que allí se presentan.

En esta oportunidad, es el grupo artístico “Unísono” el que expone su obra para todos los mendocinos. Se trata de la muestra “Metáforas andinas”.

Montserrat Bassols, una de las integrantes del proyecto, comentó a MDZ Sociales que “a pesar de haber expuesto en Buenos Aires y en Barcelona, es la primera vez que llevamos nuestro arte y organizamos una muestra en la ciudad de Mendoza. Esto nos tiene verdaderamente entusiasmadas, porque si bien queremos que nuestro arte se difunda por todos lados, es especial que tus coprovincianos puedan conocer y valorar tu trabajo”.

Algunas de las obras elaboradas por las artistas sanrafaelinas.

La naturaleza y el hombre como parte inescindible de ella constituyen el motivo central del quehacer de estas creadoras, convencidas de la batalla constante que debe librarse contra la depredación y el aniquilamiento de las especies animales y vegetales, con la consecuente contaminación que nos perjudica a todos.

Tienen un postulado, que es una advertencia: “Hombre: que lo que has construido con tus manos, no altere el ritmo de lo que da vida”.

Palabra de experto. Andrés Cáceres, el curador de la muestra, fue quien explicó el porqué de la lección de estas jóvenes creativas sureñas para la exposición mensual.

“Son jóvenes maravillosas. Para llevar a cabo su cometido ético, aprovechan la vocación artística y le cantan a la naturaleza, la ponderan, la muestran con la prístina belleza del pedemonte, con cortes verticales que develan las capas geológicas, con las anfractuosidades arquitecturales de la piedra, con grupos de álamos otoñales, con el agua vital de los lagos sureños, con los bordes musgosos de los humedales, ya salvaje, ya geometrizada, soñada, sentida desde la abstracción, idealizada y, a veces, con literalidad fotográfica”, dijo el especialista en arte.

Ana Olivencia, Betina Surballe, Fanny Castro, Silvia Basso y Celina Dell´Isola.

“También aparece la figura humana. En unos casos, la pareja en amoroso encuentro; en otros, al modo de un poema ilustrado, con texto incluido, con acentos románticos y afiatada expresividad”.

“No solo San Rafael sino buena parte del Ande maravilloso, imponente, misterioso y virgen, en su abisal inmensidad, va siendo registrado por estas jóvenes artistas, para que volvamos los ojos a la madre naturaleza y no olvidemos que dependemos, absolutamente, de su generosidad”, finalizó.

En Imágenes