“El colectivo se vaaa…”: Falleció el Quique Scalise

En las primeras horas de la tarde del lunes se apagó el corazón de Luis Enrique Scalise. Un profesor de gimnasia que alumbró a generaciones de Sanrafaelinos educando en valores con la impronta indeleble de su carácter y temperamento.

Varias generaciones de sanrafaelinos se acercaron al velatorio de quien fuera uno de los emblemas de la educación en las escuelas sanrafaelinas. Es que en la tarde del lunes, a los 64 años, falleció el profesor Luis Enrique Scalise.

Su trayectoria por la enseñanza en las escuelas sanrafaelinas dejó huellas en cada uno de los corazones que tocó, a la vez que despertó las mejores virtudes en todos los que fueron sus alumnos, trazó líneas de ejemplo, dedicación y absoluto compromiso con la eseñanza que fueron seguidas por innumerables camadas de profesores de Educación Física, muchos de los cuales, descubrieron su vocación docente comprometida con el deporte a partir del contacto con el “Quique”.

La información dura dice que en las primeras horas de la tarde del lunes, su corazón dejó de funcionar por una crisis cardíaca. Que fue profesor de Educación Física en la Escuela ex 125 en Las Paredes, hoy Escuela Los Andes. Luego tomó algunas horas en la Escuela Iselin y después en el Colegio de los Hermanos Maristas y desde 1969 fue profesor en la ENET, donde se jubiló.

Lo que no aparecerá jamás en ningún comunicado ni en ninguna nota periodística, es la lucecita que brillará para siempre en los espíritus y corazones de todos quienes fuimos sus alumnos.

Porque el Quique educó con el corazón. Justamente ese motorcito que al final se apagó y nos dejó a todos con una gota de melancolía, pero a la vez también con una queda sonrisa de satisfacción en lo más profundo del alma, porque su vida fue vivida con pasión, y su tarea hace rato que estaba completa, y sin embargo él, con su vocación por la disciplina, le seguía agregando todos los días una filigrana más.

Profesor “vitalicio” de las escuelas citadas, en ellas y en cada una de las promociones a las que formó, Scalise dejó un mensaje de esperanza, de lealtad y nobleza entre los amigos, de honestidad en la competencia deportiva y de viril compromiso con las cosas buenas de la vida. Por eso cada uno de los días de su vida significaba una nueva anécdota y una nueva y buena sonrisa para todos aquellos con quienes se encontraba.

Gentileza FESAT
A la derecha, el Quique Scalise, en un acto académico junto a las autoridades de la FESAT, en su paso como profesor de aquella institución.

Innumerables campamentos y viajes educativos lo tuvieron como principal animador, siempre dispuesto para el chiste alegre y con una fina sensibilidad para integrar entre sus alumnos a los más débiles de carácter con aquellos que naturalmente desarrollaban liderazgos, de modo tal que nadie fuera más que nadie. Y sin embargo, siempre ponderó la habilidad técnica y deportiva de los más dotados, para que fuera apreciada por sus iguales como un elogio, pero a la vez despertaba el sentido de responsabilidad en los protagonistas, para que entendieran que el que más recibía, era el que más tenía que entregar.

Por su puesto que el compañerismo y la horizontalidad que planteaba en todas sus actividades no era obstáculo para que, cuando la algarabía se desbordaba, el “Quique” impusiera con serena y potente voz su autoridad, de modo tan claro y seguro, que nunca en sus clases estuvo en duda quién mandaba y quién tenía que obedecer.

Por eso hoy todos fuimos a saludar a Alita, su compañera de toda la vida y a sus dos hijos, pero también fuimos a saludarnos entre nosotros mismos, a darnos esa palmadita que siempre él nos daba, y a preguntarnos por nuestras cosas y nuestras familias, como siempre hacía él, cada vez que nos encontraba, y a sentirnos, aunque fuese por última vez,  alumnos de un profesor grande de verdad.

Todos los que alguna vez participamos en alguna de sus actividades, en cualquier campo de deportes o en algún lugar al que llegáramos en un colectivo, tenemos grabada a fuego en nuestras memorias y corazones el vozarrón del Quique, convocándonos a la retirada cuando llegaba el momento de partir.

Por eso el título de la nota, porque esa era la voz que daba el profe cuando todo se había terminado. Esta vez el colectivo se fue para siempre, y se lo llevó al Quique, que nos saluda desde la primera ventanilla con su gorrita blanca sin ninguna marca deportiva, su silbato al cuello y su tablita con la planilla de asistencias bajo el brazo.

Alguna vez me tocó sentir el inmenso orgullo de que me eligieras entre los “adalides” de tus clases Quique, y ese fue uno de los honores más grandes con que la vida me ha distinguido, porque aunque fuera por 45 minutos, me sentí el responsable de mis compañeros y eso es una sensación que llevo grabada en mi corazón como una de las mejores cosas que me pasaron en la vida.

Por eso esta nota que comencé escribiendo en tercera persona, la termino en primera, porque mi corazón me desborda y porque ahora que no estás, advierto una increíble paradoja que nos dejó tu enseñanza. Cuando éramos niños nos trataste como adultos, y cuando fuimos adultos, siempre nos hiciste sentir niños otra vez.

Por eso esta lágrima que cae sobre el teclado, explica mejor que mil palabras quién fue el “Quique” Scalise.

Chau “Profe”, y gracias por todo. 

Opiniones (10)
22 de agosto de 2017 | 06:40
11
ERROR
22 de agosto de 2017 | 06:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. la frase con la que el Quique nos incentivaba a seguir con las flexiones, o los abdominales, era..."mientras descansamosss 40 abdominales muchachos.... vamos, vamos!!!". Nos hemos divertido mucho con él varias generaciones, siempre alentándonos, enseñandonos que el ejercicio físico es algo muy importante en nuestras vidas. Y la dedicacion que puso en sus nietos... incomparable. Un gran tipo que recordaremos tanto nosotros, como nuestros hijos que lo tuvieron como profesor.
    10
  2. Fuiste un gran tipo y un excelente profesor. Todos lo que fuimos tus alumnos te recordaremos siempre.
    9
  3. Te conocí Quique por los años 60 cuando era muy niño en el gimnasio de la Avda. Mitre al 600 junto a Mario Lépore pegado a mi casa. Con 3 o 4 años escuchaba tu potente y conductiva voz y temblaba de miedo como en los primeros años del colegio donde me tocó en suerte tenerte como profe y me inspiraste respeto y confianza. Estando vos me tiraba de cualquier lado y de cualquier forma a pesar de mi torpeza característica. Vos estabas para ayudarme. Nos incentivaste y acompañaste en aventuras en el campo y en los viajes y te hiciste querer por todos. Esta vez el colectivo nos dejó y te fuiste solo. Te extrañamos amigo. Desde donde estés dale fuerza a tu familia. Rubén Promoción 1980
    8
  4. Tengo los mejores recuerdos de este hombre, que iba más allá del trabajo. Alguien que además de ser el profesor, transmitía amistad, lealtad, compañerismo, autoridad bien entendida, sin militarismo, ni prepotencia. Siempre recuerdo el viaje de egresados a Mardel Plata al finalizar 1º año de secundaria, con Lépori, Juan Carlos Chacón, el Hermano Amelio. Un Saludo a la familia, sobre todo al Tebi, en este difícl momento. Se fue un tipazo, un señor en la vida...
    7
  5. SIENTO EXPRESARME PROFUNDAMENTE PERO NO PUEDO,LAGRIMAS,MENTE NO ENTENDIENDO NADA,CONVENCIDO DE QUIEN SERA PASADO,PRESENTE Y FUTURO,SIEMPRE TUVO AMIGOS,AUN SABIENDO QUE MUCHOS ERAN INCAPACES DE VER,RECONOCER Y RETRIBUIR,AYUDANDO A TODOS,LA VIDA ME DIO MUCHAS PRUEBAS DIFICILES Y EL SIEMPRE ESTUVO,ACOMPAÑANDOME ,ME DECIA NO PIERDAS LA FUERZA,CON FE TODO ES POSIBLE,TE OFREZCO MI MANO PARA QUE TE SUJETES Y NO TE CAIGAS,DISFRUTO SINCERAMENTE CUANDO TE VEO FELIZ,Y TE BRINDO MI APOYO,ESTIMULO Y AYUDA SI ME LO PEDIS,NO PUEDO EVITAR TUS SUFRIMIENTOS,PERO LLORO JUNTO A VOS,Y SER HUMILDE ES SER BUENA PERSONA,ME REPETIA ACORDATE QUE DESPUES DE LA NOCHE VIENE EL DIA,HOY NO TE TENGO PARA ESCUCHARTE NUEVAMENTE ,TE EXTRAÑARE TODA MI VIDA.AHORA NO SOY FELIZ....FUISTE MI APOYO DEL ALMA,TODA UNA VIDA JUNTOS,MI PROFESOR,HERMANO,AMIGO, CONSEJERO,Y EL COLECTIVO SE FUE..........AMIGO CON VOS.
    6
  6. querido quique hasta siempre,una plegaria por este gran tipo.-
    5
  7. El Quique! Gran personaje del Colegio, por suerte tuve la oportunidad de ser alumno de él por gran parte de mi secundario y como varios tuvimos la experiencia enriquesedora de compartir viajes del colegio y hasta mi viaje de egresados. Siempre con su voz y sus claras e imperativas ordenes lo voy a recoradar!
    4
  8. Comparto y adhiero totalmente a este sentido homenaje de Martín. Yo tuve la suerte de ser de los primeros alumnos del Quique, allá a finales de los 60. Vida de siembra la suya. El Señor sabrá recompensarlo.
    3
  9. Mis mas sentido pesame a la familia de ese "PEQUEÑO GRAN HOMBRE" que como dice la nota "como niños nos trato como adulto... Gracias Profe!!! o bien cuando ya estabamos en 4to o 5to año en los 70, te llamamos simplemente "Quique" y nos brindabas tu amistad. Te recordaremos Raul Berti
    2
  10. Me sorprendió y dolió la mala noticia. Se fue un gran tipo que imponía respeto con su presencia y siempre se preocupó por saber de nuestras vidas aunque ya no fuesemos mas sus alumnos. Fuerza a la flia. para superar este difícil momento, hasta siempre profe
    1
En Imágenes