Falcioni sigue probando cambios en Boca; módulos

Falcioni busca respuestas y sigue en el cambio: probó con varios sistemas y mañana, frente a Tigre, jugará con el 3-4-1-2 que utilizó su antecesor; "Estamos en deuda con los hinchas", dijo el DT.Pasó de mostrar su equipo ideal, con el sistema 4-4-2 con el que salió campeón en Banfield y sin las presencias de Juan Román Riquelme, Sebastián Battaglia y Walter Erviti

Ni en los peores sueños Julio César Falcioni pensó que iba a tener un arranque tan pobre como DT de Boca. Luego de entusiasmar a sus hinchas en el verano, el Clausura le dio cinco cachetazos... de esos que duelen. La estadística no sólo habla desde los números, sino también desde los rendimientos. Encima, el técnico por ahora pedalea en falso porque debe jugar al rompecabezas cada fecha, ya sea por lesiones o bajos rendimientos. Pasó de mostrar su equipo ideal en la pretemporada, con el sistema 4-4-2 con el que salió campeón en Banfield y sin las presencias de Juan Román Riquelme, Sebastián Battaglia y Walter Erviti, a recibir un primer golpe frente a Godoy Cruz (1-4) y nada menos que en la Bombonera, por la 1era fecha del Clausura con los mejores nombres disponibles.

A partir de allí, pegó tantos volantazos Falcioni que llegó a recurrir al sistema 3-4-1-2 que utilizó nada menos que Claudio Borghi, su antecesor en Boca. Un sistema que recibió muchas críticas de parte de los hinchas, e incluso los propios dirigentes xeneizes, y que, por sobre todas las cosas, no le dio resultados. El Bichi renunció luego de perder con River en el Monumental, tras la 14a fecha del Apertura 2010. De todas formas, vale aclarar que el sistema fue uno de los puntos bajos, ya que Borghi -si bien cometió errores- también fue víctima de los flojos rendimientos individuales de varios futbolistas.

Ayer, Falcioni reconoció: "Estamos todos en deuda con el hincha", y cuando le preguntaron por qué a Boca le había ido mal en los últimos años y con varios entrenadores, agregó: "Yo no puedo hablar del pasado. Lo que sí puedo decir es que se dieron resultados que no esperábamos, y sufrimos lesiones y contratiempos en un plantel corto, pero que trataremos de revertir esta situación. Nos preocupan las derrotas, pero queremos sumar puntos para llegar mejor al clásico con River".

Falcioni sufrió las bajas de Sebastián Battaglia y Diego Rivero (no los tendrá por lesión hasta el próximo torneo) y los únicos jugadores que mantuvieron sus puestos durante las primeras nueve fechas del Clausura son Matías Caruzzo y Martín Palermo. Después, el entrenador modificó esquemas y hasta el arquero, al relegar a Javier García al banco de los suplentes.

El DT probó con enganche y sin él, con línea de cinco defensores, con uno o con dos delanteros, con mediocampistas que se asocien a Riquelme, aunque no logró pisar firme con ningún módulo. Ahora, además, probará un nuevo esquema y con futbolistas juveniles, ya que Juan Insaurralde está suspendido (vio la quinta amarilla ante Lanús) y Cristian Cellay se encuentra lesionado. Sus lugares serán ocupados por Gastón Sauro (21) y Enzo Ruiz (21). Además, Falcioni debe tener en cuenta cuestiones extra futbolísticas, como las llegadas tarde de Fabián Monzón a los entrenamientos, dos veces en la misma semana. El carrilero está en duda y si el técnico decide "castigarlo", ingresará Leandro Marín (19), otro lateral de las inferiores, pasando Clemente Rodríguez a la banda izquierda.

"La responsabilidad será mía. Ellos [por los juveniles] tienen que jugar con la tranquilidad que lo hacen en la reserva. Hace tiempo que trabajan con nosotros. Sauro y Ruiz están capacitados. Por diferentes situaciones les llegó la chance de jugar y esperamos que lo hagan de la mejor manera. Estuvimos trabajando en la definición; en generar sociedades y que los laterales encuentren los espacios para desequilibrar y que el equipo encuentre a Palermo", explicó Falcioni, que también dijo entender las situaciones personales de los jugadores.

Boca está realizando la peor campaña en torneos cortos de su historia. Por eso el técnico y los jugadores saben que necesitan reaccionar frente a Tigre y nada menos que en la Bombonera. Ante este panorama, Falcioni dice: "Hemos tenido siempre la tranquilidad de tomar las mejores decisiones. ¿Si no le ganamos a Tigre? Nunca pienso en no ganar".

"¿Si le pasan la pelota a Palermo? Eso hay que preguntárselo a sus compañeros", opinó el DT

CON 5 SISTEMAS EN 10 FECHAS
Por bajos rendimientos y lesiones, Falcioni todavía no encontró el equipo. Probó con varios esquemas. Mañana, ante Tigre, utilizará un nuevo módulo. Sacará un defensor y volverá Mouche para hacerle compañía a Palermo. Además de los detallados, con Estudiantes jugó 5-3-2, con Riquelme de punta.
Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 12:46
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 12:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial