Para entender al peronismo: "Manual Ciurca Ilustrado"

El ministro de Desarrollo Humano y candidato a vicegobernador del PJ habló de todo con MDZ. Dijo que se la banca, que se quiere "merecer" esta designación y que ni se le cruzó darle un codazo a "Paco" Pérez y ser él el candidato a gobernador. Jaque, Racconto, Miranda, Aranda y las polleras de Cristina.

El ministro de Desarrollo Humano Carlos Ciurca es el candidato a vicegobernador del PJ acompañando a Francisco "Paco" Pérez como el candidato a gobernador.

Este peronista de toda la vida, tiene 50 años y cuatro hijos. Férreo amante de la liturgia justicialista, una vez celebró su llegada a la Legislatura como diputado tocando el bombo. Pero dice que el bombo ya no está más en su camino hacia la vicegobernación.

 Estuvo en el caliente Ministerio de Seguridad, en donde –dice- ganó fama y después pasó la sombría cartera de Desarrollo Humano. Todo en la gestión de Jaque.

En esta entrevista habla de su felicidad por acompañar a Pérez, del gobernador, de su socio político Rubén Miranda (intendente de Las Heras) y los dolores adentro del PJ. Además opina del vicegobernador Cristian Racconto, de los dichos del ministro de Seguridad sobre reforma policial  y avisa que “no nos vamos a colgar de las polleras de Cristina.


- Para arrancar una pregunta simple ¿Ciurca se la banca?

- Si. Tengo la vocación, la convicción y la voluntad. Voy a poner todo el esfuerzo para poder trabajar desde un esquema de propuestas concretas y por supuesto que en esto la responsabilidad de un acuerdo en donde hay muchos dirigentes, intendentes, el propio gobernador y alguien como Juan Carlos Mazzón que cree que uno puede llevar adelante esta responsabilidad y estoy dispuesto y me siento con toda la fuerza para llevarla adelante.


- ¿Cuál es el sentimiento que lo atraviesa en este momento? ¿Está contento, sorprendido con esta candidatura?

- El sentimiento es de agradecimiento. En realidad son muchos los espacios que desde lo académico y lo político que me ha tocado transitar ha sido con un alto aprendizaje. Siento que he podido crecer, a partir de cada uno de los roles y mi agradecimiento por supuesto es saber que hay mucha gente que lo hace posible. Cuando uno va, en la política, teniendo diferentes responsabilidades es porque hay quienes confían, quienes acompañan y fundamentalmente quienes están siempre pensando que uno puede cumplir con el rol que le han dado.



-Más allá del agradecimiento, ¿usted está contento con su designación a vicegobernador?

-Yo estoy contento por el acuerdo y siento una gran responsabilidad. A lo mejor en esto la responsabilidad yo la transformo en energía para trabajar todos los días un poco más y continuar con el ritmo de trabajo que tengo. Yo trabajo todos los días 14 horas.

- ¿Usted cree que esto es un favor que le debe a Jaque o a otra persona?

- Yo creo que en esto todos tienen algo que ver, incluido también el gobernador Jaque, pero fundamentalmente los intendentes. Y por supuesto con quien yo tengo una relación de hace muchos años es Rubén Miranda y esta decisión la tomamos juntos.

- ¿Y Miranda estuvo de acuerdo, porque él sonaba como uno de los candidatos a gobernador?

- El estuvo de acuerdo. El fue quien más me motivó junto con Fabián Miranda (diputado provincial) para que asumiera esta responsabilidad, que no es una responsabilidad menor y pensaron en todo momento que yo podía llevar esta tarea adelante.

- ¿Cuándo se enteró de que usted era el elegido para ser candidato a vicegobernador integrar la fórmula del PJ?

- El día anterior (martes) habíamos tenido algunas charlas. Y ese día a las 11.30 de la mañana ya tuvieron otro matiz en cuanto a la seriedad de la propuesta.



- ¿Usted piensa que se merece esta designación?

- Yo me lo quiero merecer, y esto es solo el inicio de una responsabilidad. Yo quiero que el último día de campaña electoral, quienes han depositado esta confianza puedan decir que me gané en la campaña lo que fue solo una apuesta o una definición inicial.

- ¿Cree que hubo muchos heridos dentro del PJ con el armado de esta fórmula?

- El PJ es muy difícil entender a veces desde afuera y a nosotros nos ha pasado en la historia que, así como había muchos compañeros con legítimas intenciones y pretensiones supieron anteponerse a la situación personal de tener una ilusión. Y la forma de anteponerse fue aceptar que existe un esquema de acuerdo que en realidad ese acuerdo los incluye siempre, nada más que con otro rol. Yo no digo que haya muchos  heridos en el justicialismo,  no creo. En el peronismo siempre estamos dispuestos a pensar que podemos tener una responsabilidad y después cambiarla y esto incluso con resultados electorales de las propias internas. Las internas del justicialismo son, desde afuera, muy difíciles de entender. Hay otros partidos en donde las enemistades se llevan a espacios desde lo personal, desde lo familiar y relaciones que se han cultivado durante años, terminan rompiéndose por elecciones internas. El peronismo en esto, lo que siempre ha tenido muy en claro es que son coyunturas, son circunstancias y que no se pueden personalizar las pretensiones, sino que se deben llevar en conjunto y el conjunto hace una devolución, en acuerdo o en interna.



- ¿Qué van a hacer en el PJ para curar los dolores que hay hacia adentro del partido?

- Ya se está dialogando, se está recuperando la sensación de que uno no tiene lo que quería, que eso solamente se recupera cuando el otro se siente parte y en donde lo cambia es el rol que le toca. Y esto se hace con diálogo. Nosotros somos de llamar y de ir a buscar al otro para que sienta que en la vida política hay momentos en los que a veces a uno le toca poder tener el espacio que pretende o que cree que le corresponde o que se ha ganado y a veces no. Entonces en esto hay mucho diálogo y mucha relación desde el vínculo para que sienta cada compañero que es importante y que tiene un rol.

- ¿Siente que la gente en el PJ está más cerca suyo que de Paco Pérez?

- Hay una realidad sobre que mi paso por el ministerio de Seguridad que fue casi dos años de mucha exposición mediática, uno alcanza el nivel de conocimiento que se valora para adentro del partido y para afuera de partido. Para adentro del partido una valoración que yo sigo desde los compañeros del justicialismo, que yo puse todo lo que podía poner.

- ¿En el armado de la fórmula, Jaque realmente participó o fue una imposición que le hicieron?

- Jaque participó con su opinión y con la ayuda para construir el acuerdo de algunos que tenían que dejar su precandidatura.

- Pero a Jaque se lo vio desencajado

- Yo creo que es muy difícil cuando, a cualquiera que tiene una responsabilidad, llámese gobernador, llámese intendente en el armando de las listas departamentales, cuando muchos compañeros con los que han compartido momentos, vida, militancia, y uno tiene que decirles que deben dar un paso al costado. Creo que ese momento es una experiencia que el gobernador la ha transitado con grandeza pero con la dificultad personal. Muchas veces, desde el sentimiento, a veces cuesta mucho decirle a una persona que uno valora que tiene que dar un paso al costado.



- ¿Cómo es su relación con “Paco” Pérez, cuánto tiempo hace que se conocen?

- Con Paco nos conocemos desde hace muchos años pero en la tarea concreta desde la gestión. En el partido uno se ve, se conoce pero no habíamos establecido una relación de compartir trabajo y de compartir también tres años y medio de gestión.

- Usted tiene un perfil más de la militancia y Pérez no lo tiene tanto

- Creo que es un buen complemento que tengamos perfiles diferentes. Le pone a esta fórmula un valor agregado que después, quien después lo va a evaluar, si era un buen complemento o no van a hacer los mendocinos.

- ¿Confía en que esta fórmula Pérez-Ciurca es capaz de ganar la provincia?

- Yo tengo toda confianza, toda la disponibilidad y la vocación para trabajar para ganar. Creo que nadie puede predecir resultados electorales.

- ¿En algún momento tuvo ganas de pegarle un codazo a Paco Pérez y ser usted el candidato a gobernador?

- No, no, no. No se me cruzaría por la cabeza. Estoy feliz con ser candidato a vicegobernador.

- ¿Qué va a pasar en Las Heras ahora? Se hablaba que usted iba a ser candidato a intendente y hasta se estuvo midiendo en las encuestas.

- En Las Heras, hemos confirmado a todos los dirigentes que Rubén Miranda va a candidatearse para reelegirse como intendente. Vamos a tener una elección interna si hay otra lista.

- ¿Y dentro del PJ que va a suceder de ahora en más?

- Una de las características del PJ es que el que gana gobierna y el que pierde acompaña y si el que pierde, además es invitado a participar, también participa y tenemos nosotros símbolos recientes de esto, de compañeros que fueron a una elección interna y a pesar de que no ganaron están adentro del gobierno con cargos importantes. Esto siempre ha sido así. Nosotros hemos pasado momentos difíciles, en donde perdimos departamentos que históricamente fueron gobernados por justicialismo, sino casi bastiones del justicialismo. Nosotros tenemos un lema: la gente nunca se equivoca y cuando se pierden elecciones hay que ponerse a revisar inmediatamente cuáles son las cosas en las que uno puede aportar para cambiar lo que no es aceptado por la mayoría. Somos muy respetuosos de las mayorías.



- La frase mítica de la marcha del PJ “los muchachos peronistas todos unidos triunfaremos” ¿está vigente?

- No alcanza. Los mendocinos nos están mirando a todos los partidos políticos pero con poca atención. No hay que creerse que los mendocinos están todos expectantes y se pone en discusión lo de cada partido político. Creo que los mendocinos van a esperar cuál es la propuesta y con quien tiene más feeling. Todos unidos triunfaremos para nosotros forma parte de la mística pero que nadie se confunda porque no alcanza.

- ¿Cómo va a ser la campaña, a puro bombo?

-No a puro bombo. Tenemos que trabajar propuestas. Hay una expectativa. A nosotros nos toca no solamente tener que formular propuestas sino también profundizar en los objetivos. La política y la acción de gobierno tiene lo subjetivo y lo objetivo. Lo irrefutable y lo discutible. Nosotros tenemos logros, objetivos de la gestión. Formamos parte de un gobierno nacional, y lo que es más importante, de un proyecto nacional, porque muchas veces se es parte de un gobierno y no se es parte de un proyecto. Y somos también parte de un gobierno y proyecto provincial que es consecuente con este esquema nacional. Y hay logros concretos que objetivamente se pueden mostrar y también hay datos de la realidad que dicen que hay cosas que hay que mejorar y hay datos que hablan sobre cosas que tenemos que hacer porque no las hemos hecho. Entonces el puro bombo se transforma en elaborar propuestas serias, el puro bombo tiene que ver con una liturgia que uno no las puede negar, pero tiene que ver también con que cada compañero tiene que ver con nuestra responsabilidad. Y hoy es ser una alternativa válida y seria para profundizar en algunos aspectos en el crecimiento de Mendoza y para agregar aquellos temas pendientes que son muchos en los que tenemos que trabajar.



- ¿Cómo va a ser la tarea de la campaña?

- En la primera etapa vamos a estar en los medios del área metropolitana y después en el resto de la provincia para dar opiniones de lo que uno piensa, de los sueños que tenemos y después con un equipo vamos a  trabajar en la gestión concreta del gobierno. Somos consecuentes con el proyecto nacional y no nos vamos a colgar de las polleras de Cristina. Creo que la Presidenta no merece que ningún dirigente de ninguna provincia se cuelgue de sus polleras.

- ¿Y son capaces ustedes de no colgarse de las polleras de la Presidenta?

-No tengas dudas. Lo que realmente va a valorar la Presidenta es que hayan proyectos provinciales que formen parte con la realidad regional de este proyecto nacional que tengan la independencia para poder interpretar a la ciudadanía que le toca representar y la coherencia tiene que ver con no claudicar en aspectos que son fundamentales.


- Ciurca, usted es candidato a vicegobernador, un lugar que hoy ocupa Cristian Racconto. ¿Qué opina de él?

- Yo voy a dar dos opiniones de Racconto. Desde lo personal no tengo nada que reclamar. Es más, yo no estoy de acuerdo con los juicios personales creo que al menos es injusto hacer críticas cuando todos tenemos temas que son totalmente criticables. Entonces desde lo personal no tengo nada que decir de Racconto. Desde lo político hubo un contexto que Cristian que en su momento no pudo, no alcanzó, no supo leer que es el contexto del peronismo. El venía de una militancia social. El paso de la militancia social a la militancia política es muy dura porque cuando se está en política hay que tener mucho temple, hay que estar forjado en entender al otro, entender los espacios de poder, la historia de los otros. Entonces si yo siento y me convierto en vicegobernador, y alguien me hace un reclamo, yo desde la política lo voy a entender y lo voy a escuchar. Pero cuando se viene desde otro tipo de militancia esto es muy difícil de entender, se aprende con el tiempo. En esto, lo que Cristian tomó después, fue una decisión política y creo que faltó tiempo para ese aprendizaje. A él le faltó tiempo para entender que esto es un aprendizaje.

- Racconto regala bombones a los senadores en la Legislatura. ¿Usted que va a regalar?

- Creo que hay otras formas de reivindicar el trabajo.

- ¿Qué opina de lo que dijo el ministro de Seguridad Carlos Aranda sobre que no está de acuerdo con la reforma policial que impulsó el PJ?

Yo creo que la institución policial ha tenido en los últimos años diferentes etapas. Es difícil hablar de contextos en los que uno no ha participado. Yo no acostumbro hacerlo. En la etapa que nos tocó a nosotros con Aranda y Eduardo Bauzá (jefe de Gabinete del ministerio de Seguridad) como responsables políticos nosotros sentíamos que había una deuda que tenía que ver con la revalorización de la tarea del policía. Para poder revalorizarlo, la mirada tiene que ser mucho más humana y pensar en la vida que arriesga todos los días el policía. Un caso testigo es el del cabo Gustavo Ramet, un policía de la banda. Nosotros lo que hicimos fue reivindicar, capacitar, trabajar mucho sobre la currícula y hacerle saber a cada policía que es importante. Faltaba que  desde una gestión se lo recordara porque no hay política de seguridad porque  no hay política de seguridad sin un recurso humano que esté motivado e incentivado. En cuanto a la reforma policial, eso fue en otro momento, yo no estuve en ese momento y entonces son decisiones a las que personalmente no voy a criticar. Respeto la opinión de Carlos Aranda pero no es la opinión que yo tengo.

Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 17:59
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 17:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial