Deportes

El gigante Yao Ming confesó su extraña adicción

El jugador también explicó que luego logró alejarse de esa adicción y que se dio cuenta que la vida real "era lo que valía la pena vivir".

La estrella de baloncesto china Yao Ming, invitado especial en una de las actividades programadas en el marco del Foro de Boao para Asia, confesó en su participación que fue adicto a los videojuegos, informó hoy en su portal la agencia oficial China News.

El jugador de los Houston Rockets hizo esta revelación después de que el moderador de la mesa de diálogo introdujera el tema de internet en la conversación, tras lo cual Yao dijo que en 2005 había sido muy adicto a los juegos de internet porque "en el mundo virtual no hacia falta preocuparse por su identidad".

"En la vida real todo el mundo me conoce, pero en el mundo virtual yo dejo de ser una figura famosa, así que disfruto mucho de internet", expresó el jugador más alto de la NBA.

Yao también explicó que luego, afortunadamente, logró alejarse de esa adicción y que se dio cuenta que la vida real "era lo que valía la pena vivir".

"El pan del mundo virtual no puede compararse con el bistec del mundo real", dijo Yao.

Además, aprovechó la ocasión para aconsejar a sus fans y decirles que los videojuegos sirven sólo como elementos adicionales en la vida, pero que había que saber discernir el límite moral de éstos, algo que, según mencionó, él logró hacer.

En referencia a su carrera deportiva, el jugador dijo que las personas sólo ven el aspecto brillante de ésta, pero que no se olvidan que detrás de un deportista exitoso hay treinta eliminados que, cuando se retiran y debido a las carencias del sistema deportivo, "tienen muchas dificultades para retornar a las aulas".

Por otro lado, Yao Ming aconsejo a los líderes juveniles que ya que los deseos nunca tienen límites, ellos deben tratar de encontrar la felicidad comparando su situación con la de otros.

Además añadió que más que los bienes materiales, lo que el mundo necesita es "la religión".

Yao Ming, de 31 años, dijo que nunca olvidará la enorme emoción que sintió cuando recibió su primer cheque de la NBA (por valor de 100.000 dólares), pero que ahora ya es tiempo de "sentar la cabeza".
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 06:44
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 06:44
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial