Reposo hasta el lunes para Cristina Kirchner

No hay agenda presidencial hasta el lunes. Tras la hipotensión arterial que sufrió anteayer, Cristina Kirchner debió finalmente cancelar la visita a México, adonde tenía previsto partir anoche: sus médicos le aconsejaron guardar reposo hasta el comienzo de la semana próxima. Ayer, la Presidenta pasó todo el día en la quinta de Olivos, acompañada por sus hijos, Florencia, que estaba en Buenos Aires, y Máximo, que viajó desde Río Gallegos apenas le avisaron del problema de salud.

No hay agenda presidencial hasta el lunes. Tras la hipotensión arterial que sufrió anteayer, Cristina Kirchner debió finalmente cancelar la visita a México, adonde tenía previsto partir anoche: sus médicos le aconsejaron guardar reposo hasta el comienzo de la semana próxima.

Ayer, la Presidenta pasó todo el día en la quinta de Olivos, acompañada por sus hijos, Florencia, que estaba en Buenos Aires, y Máximo, que viajó desde Río Gallegos apenas le avisaron del problema de salud.

La mandataria fue sometida a una batería de análisis, según confiaron a La Nacion fuentes al tanto de su salud. Por la mañana se le tomó una muestra de sangre y se le hizo un estudio cardiovascular y otro de presión arterial, para descartar nuevos trastornos. El jefe de la Unidad Médica Presidencial, Luis Buonomo, convenció a Cristina Kirchner de la imposibilidad de viajar por la debilidad física que le había ocasionado el bajón de presión. Acompañado por Marcelo Ballesteros, otro de los médicos de la jefa del Estado, la revisaron por la mañana y le diagnosticaron otras 24 horas de reposo.

"La señora presidenta presentó evolución satisfactoria del cuadro de hipotensión arterial que sufriera en la víspera. Por prevención se indicó reposo por 24 horas, desaconsejándose viajar al exterior", fue el parte que difundió la Casa Rosada.

La visita de Estado en la que la Presidenta se reunirá con el mandatario mexicano, Felipe Calderón, se postergó así para el 30 de mayo. Será un viaje agitado. Desde el Distrito Federal, Cristina Kirchner seguirá viaje rumbo a Roma, adonde deberá llegar el 2 de junio para participar de los actos por los 150 años de la unificación italiana.

La comitiva oficial en México quedó al mando del canciller, Héctor Timerman, y del ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, que ya había llegado al Distrito Federal de un viaje previo por Venezuela. Ambos mantuvieron en pie las reuniones con empresarios que estaban previstas que presidiera Cristina.

La mayor preocupación de los médicos presidenciales fue evitar que Cristina Kirchner viajara. Sucede que la jefa del Estado está tomando Buscapina para calmar los cólicos provocados por una indigestión que tuvo el fin de semana. De viajar al DF, debería haber ingerido medicación para evitar el mal de altura, con lo que podría haber tenido una recaída. La capital de México está a 2400 metros sobre el nivel del mar, con una temperatura cercana a los 30 grados.

El malestar
Un colaborador presidencial contó  que la jefa del Estado se fue el lunes de la Casa Rosada con un malestar. Ya se sentía con la presión baja. Según les contó a sus ministros, le hizo mal la recorrida por las obras de extensión de la línea E de subterráneos, que realizó el lunes por la tarde. Todavía sin sistemas de ventilación, y la profundidad de la excavación, la humedad y el calor en los túneles terminaron por complicarle el cuadro de cólicos que había padecido el fin de semana.

Además de recomendarle reposo, los médicos le aconsejaron a la Presidenta tomar líquido rico en sales minerales y descansar. Ayer, de todas maneras, no quiso quedarse en cama y convocó a Olivos al ministro de Economía, Amado Boudou, que debió cancelar un acto de campaña ante el llamado presidencial. Cristina Kirchner también habló por teléfono con el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, con quien acordó los próximos actos de gestión.

Según pudo saberse , la jefa del Estado retomará el lunes su agenda con un acto en la Casa Rosada, a las 18, con nuevos anuncios. Además, el martes volverá a subirse a un avión para ir a Santiago del Estero, en su cronograma de recorridas por el interior del país de cara a la campaña para las elecciones de octubre. En Semana Santa volará a El Calafate, donde pasará las Pascuas.

En el Gobierno no quieren llevar alarma sobre el estado de salud de la jefa del Estado. Sostienen que está cansada y que al padecer hipotensión crónica sólo necesita bajar la intensidad de sus actividades.

(fuente:www.lanacion.com.ar)
Opiniones (0)
25 de septiembre de 2017 | 18:33
1
ERROR
25 de septiembre de 2017 | 18:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'