Por qué leer los clásicos

El periodista Alberto Castillo Pérez toma prestado el título prestado de un libro de Italo Calvino publicado a inicios de los años 90 en el que hace justamente un análisis de los clásicos y la necesidad que tenemos de recurrir a ellos. La respuesta de un especialista en su blog "Metacultura", de El Universal.

Tomo el título prestado de un libro de Italo Calvino publicado a inicios de los años 90 en el que hace justamente un análisis de los clásicos y la necesidad que tenemos de recurrir a ellos. De entrada, creo, está el problema de definir qué es un clásico. Más adelante citaré los conceptos de Calvino, pero por ahora me gustaría ensayar una respuesta: para mí un clásico es un libro que significa siempre, es decir que a lo largo del tiempo y en distintas épocas y culturas siempre significa profundamente. Pero, ¿significa siempre lo mismo? Me aventuro a decir que no, que en cada momento histórico un clásico tiene el poder de decir algo importante y diferente.

Pienso por ejemplo en Antígona, la tragedia de Sófocles representada por primera vez en Grecia hacia 442 a.C. En esta obra la protagonista, mujer con firmes creencias religiosas, desobedece a Creonte, quien prohíbe que se sepulte a Polinices (hermano de Antígona) y emite un edicto por el que condena a muerte a quien se atreva a recoger su cadáver, que yace tirado en las afueras de la ciudad de Tebas. En este drama encontramos un enfrentamiento entre las creencias religiosas (Antígona) y el poder del Estado (Creonte). Sin duda alguna cada vez que esta tragedia se representa dice distintas cosas tanto para el público como para los artistas que la llevan a escena.

Por ejemplo, recientemente la dramaturga Gabriela Ynclán la ha usado para hablar sobre el reclamo de las viudas de los mineros de Pasta de Conchos de los cuerpos de sus esposos y su derecho a darles una sepultura digna. Aunque sin duda alguna nos remite a cualquier caso en el que alguien desea honrar a un ser querido que ha muerto y debe enfrentarse a algún poder para conseguirlo. En el México de hoy nos podría hablar del deseo de recuperar el cuerpo de la víctima de un secuestro o algún asesinado en la guerra contra el narco; incluso de toda la sociedad exigiendo que se reconozca la dignidad a los más de 35 mil muertos a quienes se les niega el derecho a ser llorados, como se reclamó en las marchas de ayer. Esta capacidad para hablarnos del ser humano en general y de sus conflictos en particular, creo, es algo que hace clásico a un texto.

Leé la nota completa de Alberto Castillo Pérez en su blog Metacultura, de El Universal.

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|04:07
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|04:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic