La clasificación era una utopía para Independiente

No hubo milagro. Ni siquiera estuvo cerca de concretarse. Lo cierto es que ni el más optimista de los hinchas de Independiente confiaba en que la historia iba a tener otro final. Sabía que era una utopía. Pero sí hubo una despedida con honor de la Copa Libertadores 2011: en un partido dinámico, el equipo argentino venció 1-0. Para los uruguayos, la fiesta estuvo en el despliegue de una gigantesca bandera antes del partido.

No hubo milagro. Ni siquiera estuvo cerca de concretarse. Lo cierto es que ni el más optimista de los hinchas de Independiente confiaba en que la historia iba a tener otro final. Sabía que era una utopía. Pero sí hubo una despedida con honor de la Copa Libertadores 2011: en un partido dinámico, el equipo argentino venció 1-0. Para los uruguayos, la fiesta estuvo en el despliegue de una gigantesca bandera antes del partido.

Desde el comienzo, el encuentro tuvo un buen ritmo y el medio campo fue una zona de paso para ambos. Ante su público, que colmó el estadio Centenario y dio un gran espectáculo, Peñarol quería terminar bien la etapa de grupos de la competencia. Sin nada que perder, y soñando con un milagro de esos que nunca llegan, Independiente trató de merodear el arco de los uruguayos con las combinaciones de Jairo Castillo y de Parra, más Gracián como conductor y completando el triángulo ofensivo.

El balance del primer tiempo fue levemente favorable para Peñarol. Sin embargo, el vencedor fue el visitante. Assmann respondió bien ante los ataques del local, mientras que a los 33 min, Parra encontró el gol con una buena definición, tras una gran asistencia de Battión.

Con el ingreso de Patricio Rodríguez por Castillo, Independiente tuvo más movilidad en el segundo tiempo. El partido gano en dinámica: Peñarol buscaba y buscaba, aunque abusaba de los centros, mientras el equipo argentino, con más espacios para atacar, llegaba con peligro al arco de Sebastián Sosa.

Casi convierte Parra apenas comenzada la etapa. Mancuello estuvo cerca en una jugada en la que le cometieron penal, pero el árbitro paraguayo Antonio Arias no vio el agarrón de camiseta. Mientras, Assmann se lucía ante los intentos uruguayos, con los incisivos Antonio Pacheco y Juan Manuel Olivera. Por tratarse de un partido en el que no había casi nada en juego, el espectáculo era muy entretenido. Un buen ejemplo fue una extraordinaria apilada por derecha de Patricio Rodríguez, que terminó con una habilitación para que Gracián toque la pelota al gol, pero su remate casi en el área chica fue despejado por Sosa.

Una innecesaria pelea final provocó las expulsiones de Assmann y de Olivera. Como Independiente ya había hecho los tres cambios, Parra fue al arco, aunque no tuvo que contener ni una pelota con la mano.

Peñarol tuvo una noche agridulce: una derrota de local, pero el gustazo de desplegar su súperbandera -denominada "la más larga del mundo"-, que cubría toda una cabecera y parte de un sector lateral. Lo mismo para Independiente: un triunfo y la extraña sensación de que se acordó tarde de jugar en la Libertadores.

Se pelean y los premian
Antes del partido hubo incidentes entre ambas hinchadas en el Centenario. Pese a esto, al finalizar el cotejo los jugadores de Independiente les arrojaron sus camisetas a los hinchas que viajaron a Montevideo a alentar y también a protagonizar peleas.

Números del artillero
Facundo Parra hizo dos goles en esta Copa Libertadores, y ambos a Peñarol, ya que el otro fue en el 3-0 en Avellaneda. El delantero llevaba cinco partidos sin marcar y en el año convirtió cinco tantos en 16 encuentros.

Parra y lo que viene
"Este plantel está para cosas muy buenas", dijo Facundo Parra después del partido y de inmediato habló de Racing. "Es una linda posibilidad porque si ganamos podemos quedar bien en la tabla", afirmó.

Sin venta de entradas
Independiente no venderá entradas para el clásico ante Racing. Las 3500 localidades que dará el local serán repartidas entre los socios que tienen su pack visitante, las peñas del interior del país y el plantel profesional.

ANUNCIO
Los clasificados Estudiantes y Cruzeiro, para cumplir
Estudiantes y Cruzeiro, ya clasificados para los octavos de final de la Copa Libertadores, se enfrentarán esta noche, a las 21.50, en el Estadio Ciudad de La Plata, con el objetivo de definir en qué orden pasarán a la siguiente etapa. El equipo brasileño, líder del Grupo 7, necesita un empate para garantizarse el primer puesto; el argentino debe vencerlo por ocho tantos de diferencia, ya que Cruzeiro tiene 17 goles a favor y apenas uno en contra, y Estudiantes tiene 9 y 8, respectivamente.

Ante tal situación, Berizzo descartó a Juan Sebastián Verón, Rodrigo Braña, Matías Sánchez, el uruguayo Hernán Rodrigo López y Leandro Desábato, quienes ni siquiera fueron convocados
Opiniones (0)
18 de agosto de 2017 | 19:31
1
ERROR
18 de agosto de 2017 | 19:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial