Deportes

Adrían Rousseau declaró por el asesinato de Acro

El ex líder de la barra brava de River fue indagado como testigo en el juicio que se les sigue a siete miembros de la hinchada por el asesinato del joven en 2007. "No puedo hablar del caso", declaró.

El ex líder de una de las facciones de la barra brava de River, Adrián Rousseau, prestó declaración testimonial en el juicio por la muerte de Gonzalo Acro y en medio de un clima de creciente expectativa, ya que se vio por primera vez cara a cara con Alan Schlenker, ex aliado y hoy enemigo acérrimo.

Luego de ser indagado el abogado de Rousseau, Mariano Irurzun, aseguró que "él no estuvo presente en el hecho, así que comenzó haciendo referencias anteriores y posteriores. Él tiene imputaciones de integrar una barra y hay cosas que puede admitir y otras que no".

Rousseau tenía que declarar esta mañana, pero el relato del testigo Rodrigo Mandreotti, un joven de 22 años que trabaja como delivery, se extendió más de la cuenta, en buena medida por las insólitas contradicciones en que incurrió.

El abogado Salvador Heredia, defensor de Ariel "Colo" Luna –sindicado como quien disparó contra Acro- pidió una pericia psiquiátrica para el testigo porque -dijo- "este muchacho no está en sus cabales", en tanto que el fiscal Gustavo Gerlero propuso un careo con su amigo y compañero de aquella noche, Nicolás León.

Ocurre que el testigo Mandreotti dijo durante la instrucción que había visto a un Fiat Uno bordó acercarse velozmente a Acro y su compañero Osvaldo Matera, a dos personas vestidas de negro bajar del rodado, tres detonaciones como de disparos de armas de fuego y una víctima caer y otra huir.

Pero al declarar hoy ante el tribunal oral número 15 desconoció los disparos, confundió el color del auto, omitió una abolladura masillada en un guardabarros, dijo que sólo se había enterado de ello mirando fotos que le exhibió la policía, olvidó a los dos agresores y confundió los tiempos a punto tal que lo que en principio fue "instantáneamente" se transformó en “diez o 15 minutos”.

Su amigo Nicolás León fue más sólido en el relato, y la mañana se cerró con la declaración del remisero (al momento de los hechos, hoy taxista) Enrique Nucolese, quien aportó sólo una queja contra la policía: “Querían que saliéramos de testigos pero nosotros, en la remisería, no vimos nada”.
Opiniones (0)
19 de noviembre de 2017 | 23:34
1
ERROR
19 de noviembre de 2017 | 23:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia