Accidente en Potrerillos: le amputan un brazo a un niño

Se trata de Valentín Ambrossio (6). El niño está internado en terapia intensiva del Notti. Perdió su brazo derecho, y tiene el izquierdo muy comprometido. Mientras la mayoría de los pacientes internados en el Central están en clínica general, Teresita Santeccia se encuentra en la Unidad de Cuidados intensivos, con pronóstico reservado.

Los médicos del Hospital Humberto Notti debieron amputarle el brazo derecho a uno de los menores que viajaban en el colectivo de la empresa CATA que sufrió el accidente anoche en Potrerillos. Según indicaron los profesionales, la amputación se realizó a la altura del codo. La situación podría agravarse porque Valentín Ambrosio (6) oriundo de Guaymallén, tiene seriamente comprometido su brazo izquierdo también.

Sin embargo, el director asistencial del Hospital pediátrico, Guillermo Oliva, dijo que guardan esperanzas de que evolucione favorablemente el miembro superior izquierdo del chiquito. En cuanto a la posibilidad de que el chico no perdiera el brazo que finalmente fue amputado, el director explicó que no fue posible porque la herida no estaba limpia y porque no pudieron recuperarlo para reimplantarlo.

Oliva dijo, además, que para ver resultados sobre la evolución del niño deberán esperar por lo menos diez días y luego tendrá que llevar adelante un largo tratamiento de rehabilitación.

El médico habló también sobre la salud de los otros dos niños internados por el accidente. Por un lado, se refirió a la salud de Fabrizzio Torazzo (12), oriundo de la provincia de Córdoba y también sobre el estado de la niña Agustina Flores (3), de Mendoza, están también internados con politraumatismos, pero su estado clínico general no es grave.

Otro herido de gravedad en el Central

Siete de los veinticinco pacientes atendidos en el Hospital Central tras el impresionante accidente protagonizado por un micro de larga distancia de la empresa CATA en Potrerillos, permanecen internados en este nosocomio.

Se trata de Yolanda Bruno, Olga Martín, Lidia López, Ignacio Cuevas, Yamila Torazzo, Miguel Buenanueva y Teresita Santeccia. Esta última paciente se encuentra grave, con traumatismo encefalocraniano y otras dolencias. Está en la Unidad de Cuidados Intensivos, a la espera de una nueva interconsulta médica y más estudios complementarios.

En tanto, los demás pacientes permanecen en los sectores de traumatología y hospital de un día, pero su estado no es grave. Sólo Yamila Torazzo, una adolescente cordobesa, está delicada pero en clínica general. Cabe destacar que los padres de la chica también están internados en el Central, mientras un segundo hijo del matrimonio está en el Hospital Notti, en sala común.

Las demás personas que se atendieron en este nosocomio y que comenzaron a llegar después de la 1.30 de la madrugada, no permanecerán bajo los cuidados del hospital. Tres de ellos aún se encontraban en la guardia, con la única intención de observarlos, mientras, otros tres fueron trasladados a clínicas privadas por su propia voluntad. El resto, se retiró a sus casas, con la debida alta médica.

En cuanto a la procedencia de los pacientes que se atendieron en el Central, cuatro de ellos son de la provincia de Córdoba, dos chilenos, otros residen en el Gran Mendoza, Maipú y habría dos sanjuaninos, aunque todavía no está confirmado que pertenecieran a los pacientes del accidente de Potrerillos.

Más pacientes internados

Desde el Ministerio de Salud de la provincia informaron que 14 de los accidentados en Potrerillos fueron atendidas en el Lagomaggiore.  6 de ellas necesitaron internación, mientras que 4 tuvieron que ser operados.

Entre estos, una mujer chilena, de 58 años, quien sufrió un traumatismo en la muñeca derecha, un mendocino de 23 años, con fractura expuesta de brazo derecho y por último, un austríaco de 40 años, con diversas heridas, por las que necesitó una operación.

Además, se atendieron tres pacientes más en el Hospital Español. Se trata de un matrimonio y su hijo, que se encuentran fuera de peligro.

Por último, en el Hospital El Carmen ingresó una mujer politraumatizada.

 

 

Opiniones (4)
19 de agosto de 2017 | 13:07
5
ERROR
19 de agosto de 2017 | 13:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Estando en chile viaje en un colectivos de larga distancia en dos ocaciones y observé que alla estos vehículos estan controlados satelitalemente. A la vista de todos los pasajeros hay un cartel luminoso que indica la velocidad a la que se esta viajando. En el unico momento que dejo de funcionar fue cuando pasamos por un tunel. Me parece un exelente forma de control, por que supongo que queda registrado en alguna base de datos. Creo que ya quedó demostrado que las alarmas que se utilizan aca cuando de sobrepasa el límte de velocidad no sirven para nada. Si en verdad esperamos que haya un cambio, la iniciativa tiene que ser por parte de los consumidores, por que son nuestras vidas las que estan en juego. No creo que nadie más haga algo al respecto.
    4
  2. Los colectivos de doble piso me parecen que no son el problema, son los inconsientes que los manejan, yo regrese de La Serena la semana pasada y viaje de noche atras de un colectivo que venia hacia Argentina y la velocidad realmente era impresionante, esto pasa tambien en temporada invernal cuando viajan a las pistas de esqui. Para mi el problema no son los moviles sino los inconcientes que los manejan, aparte de la falta de control de velocidad entre tramos que se podria implementar... Esperemos que tomen conciencia los empresarios y empleados de que son vidas las que transportan. Reflexionemos y reaccionemos por favor.
    3
  3. Soy una de las personas que iba en el micro de CATA que volcó ayer martes 29 de enero por la noche. Escribo porque yo sufrí lesiones leves pero fui llevada al Hospital Español y aparentemente no tienen registro de eso porque no aparezco en la lista de heridos de dicho hospital. No sé si les resulte de interés pero quiero comentarles que la atención en el hospital español fue muy mala. No sólo tuve que esperar una hora y media para que me hicieran diferentes placas sino que además el médico de guardia, del cual lamentablemente no tengo nombre pero que trataré de averiguar para hacer los reclamos correspondientes, me trató de muy mala manera y pareció no tener criterio profesional claro. Digo esto porque le dije que me dolía mucho la cabeza y si no convenía quedarme internada, a lo que contestó que no. Luego, al decirle otros síntomas que tenía, que ni siquiera se molestó en preguntar, me dijo que si %u201Cyo quería%u201D me dejaba internada. En realidad después de un momento como el que se vivió en el accidente es lo que menos quería, por lo que le dije que no. Cuando estaba por darme las recetas para los diferentes medicamentos me dijo que le tenía que firmar un alta voluntaria, cosa que es ridícula teniendo en cuenta que él no me quería internar. Además, ni siquiera me curó o hizo que un enfermero me curara las heridas que tengo en la cara. Finalmente, me fui del hospital sin recetas de medicamentos y sin que me curaran. Por otro lado con respecto al accidente en sí, me gustaría decir que si bien no tuve percepción real de la velocidad a la que iba el micro porque era imposible mirar hacia afuera debido a la suciedad de los vidrios, sí puedo decir que iba a gran velocidad ya que salió a las 10:45 y yo llamé a mis padres a las 11:45 luego de haber volcado el micro, y haber estado bastante tiempo tratando de sacar a la persona que viajaba conmigo que estaba atrapada bajo uno de los marcos de la ventana del micro. Esto significa que el micro tardó menos de una hora en llegar a Potrerillos desde la estación de micros de la ciudad de Mendoza. También de acuerdo a lo que hablé con personas que llegaron al lugar del accidente, parece ser que el micro los pasó a gran velocidad%u2014según dijeron a más de 120 km por hora%u2014 y también comentaron que parecía ir jugando carreras con una traffic, razón por la cual es posible que el chofer se haya equivocado de camino al estar distraído. Lo que yo percibí estando dentro del micro es que se tomó la curva y piso la banquina, y seguramente por ir a gran velocidad se perdió el control del vehículo. Creo también que es importante comentar que policías, bomberos, y personal médico y de enfermería dieron lo mejor de sí. Sin embargo, es también relevante decir que pasó bastante más de media hora hasta que llegaron al lugar del accidente. Esto es normal en el caso de las ambulancias y bomberos que venían desde lejos pero no se entiende por qué no se envió una ambulancia más pronto desde la Villa de Potrerillos. Finalmente, creo que este tipo de accidentes de micros%u2014 ¡son demasiado los que tenemos en nuestro país!%u2014se deben no sólo a la imprudencia y alta velocidad con la que manejan los choferes sino también a la muy poca estabilidad que tienen estos micros de dos pisos. Es realmente increíble que, teniendo tanta evidencia con respecto a los accidentes que tienen lugar debido a estos micros de doble piso, cuando nuestros legisladores trataron el tema el año pasado, no hayan decidido prohibir su uso. Grisel Salmaso
    2
  4. Aprovecho esta triste oportunidad para felicitar al Hospital Notti, todos hacen maravillas desde allí, y en espedial al Dr. Oliva que ha sido mi médico desde mi nacimiento.
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial