Deportes

Los nuevos neumáticos hacen imprevisible la F1

Los Pirelli, con una degradación mayor que los anteriores, facilitan los adelantamientos y hacen que las carreras sean más abiertas, como evidenció el domingo en el Gran Premio de Malasia.

Tras una primera cita en Australia donde su efecto había sido limitado, Malasia ha supuesto el primer ejemplo de lo que muchos vaticinaban durante la pretemporada, cuando se analizaban los efectos de estas ruedas, una de las grandes novedades para 2011.

Con 31 grados centígrados y una tasa de humedad del 83%, el desgaste de las gomas fue mayor y el espectáculo también, cumpliendo uno de los objetivos de los responsables de la Fórmula 1, que querían introducir un nuevo elemento que fuera atractivo para el espectador.

Un monoplaza con neumáticos nuevos iba varios segundos más rápidos que uno con gomas ya usadas, lo que hizo que los adelantamientos fueran continuos y las estrategias previas quedaran a menudo inutilizadas.

El japonés Kamui Kobayashi (Sauber), que eligió cambiar sólo dos veces de neumáticos, tuvo que correr menos rápido de lo que podía para economizar el desgaste de las ruedas. El australiano Mark Webber (Red Bull), que paró cuatro veces y estuvo muy rápido en pista, firmó varios adelantamientos.

"El Gran Premio de Malasia se convirtió en un combate de estrategias y de coraje, desde el principio hasta el final. Un combate en el que elegir los neumáticos adecuados en los momentos justos demostró ser crucial", estimó feliz Paul Hembery, director del departamento deportivo de Pirelli.

En Malasia hubo un total de 59 cambios de neumáticos y los espectadores tuvieron incluso problemas para seguir la situación exacta de la carrera. La única constante fue el dominio claro del alemán Sebastian Vettel (Red Bull) ganador de la prueba y líder cómodo del Mundial tras dos victorias.

Webber, su compañero en Red Bull, con su estrategia de cuatro paradas en 'boxes', fue oscilando entre la cuarta y la décima posición, acabando finalmente en el cuarto puesto.

"Es quizá más difícil de seguir desde el exterior", explicó el alemán Nick Heidfeld (Lotus Renault), "pero el espectáculo gana porque hay más adelantamientos", estimó sobre cómo afectan las nuevas ruedas a los aficionados. Quedó tercero y osciló entre el segundo y el noveno lugar.

"La carrera ha cambiado", sentenció por su parte Vettel. "El gran secreto es gestionar bien los neumáticos en todo momento. A veces hay que contenerse. En otros momentos hay que correr a fondo. Las diferencias entre los monoplazas, saber quién es el más rápido y en qué vuelta... todo eso cambia más rápido de lo que estábamos acostumbrados", añadió.

El británico Jenson Button (McLaren), segundo, calificó el Gran Premio malasio de "confuso". "Es complicado en este momento de la temporada, ya que aún estamos todos aprendiendo", dijo.

El piloto de la escudería británica se mostró satisfecho con los neumáticos "tal y como están" y vaticinó que a medida que avance la temporada las carreras serán "más tranquilas".
Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 18:44
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 18:44
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial