Deportes

Dos rugbiers mendocinos estuvieron en Malvinas por la paz

Hace unas semanas dos mendocinos, Marcelo Deambrosi (Empresario de medios) y Javier Ortiz (Médico Neurocirujano del Hospital Italiano) viajaron a la Islas Malvinas a jugar rugby junto a otros argentinos de distintos lugares del país, todos bajo la bandera de "Rugby sin Fronteras". Mirá las fotos.

La fundación Rugby Sin Fronteras busca transmitir los valores y el espíritu del rugby, defender, difundir y predicar la práctica del rugby formativo, sus valores y principios, colaborar aportando a los clubes material que permita desarrollar esos valores. Y Malvinas tenía un desafío especial. Fue donde hubo una guerra que involucro a argentinos e ingleses. Entonces al objetivo de los valores del rugby, se sumaba llevar un mensaje de paz e integración entre los isleños y quienes estamos en el continente.

Nos encontrábamos solos, en un lugar donde no había hostilidad contra nosotros, sino la más terrible de las penas, la indiferencia. En una sociedad en la que no entendían cómo un grupo de 14 personas, profesionales de distintas ramas que abandonaron sus trabajos por una semana, sin apoyo político de ningún tipo, sin sponsors que sustentaran sus gastos y sin otra bandera que una pelota de rugby, podían ir hasta su pueblo a enseñarles rugby y los valores que este deporte conlleva.

Día a día los chicos se acercaban y deseaban jugar a la par nuestra. Fuimos viendo cómo el rugby se les iba metiendo por los poros y les iba impregnando el alma, esa alma incorruptible de niño que no entiende de políticas; y no olvidamos que ellos son el futuro. De los isleños adultos que habían participado del partido que se jugó en 2009, ninguno vino, sus variopintas excusas no lograron ocultar la verdadera razón: evitar el estigma social de los más conservadores.

Al quinto de día de estar en las islas jugamos el partido más esperado, junto a veteranos de guerra argentinos, los niños isleños y la gente de Rugby sin Fronteras. Nos abrazamos en ronda en el centro de la cancha y Juan Bautista Segonds (Presidente de la Fundación) arengó a los jugadores, explicándoles que ese día allí se jugaba un partido histórico, y que hace 29 años en esa misma tierra sucedía una de las mayores desgracias que pueda aquejar al hombre: la guerra. Que se jugaba para que nunca más haya guerras entre nosotros. Rendimos un minuto de silencio por los caídos de ambos bandos y comenzó el partido tras el kick off de Fernando Magno, el capitán del 7mo regimiento de infantería de la Plata.

Festejamos el tercer tiempo en la cancha y los invitamos a todos a venir al hotel con sus padres a seguir el festejo después de la cena. Todos nos pedían que les firmáramos las remeras, mientras se sacaban fotos con nosotros. Cada uno le regalaba algún recuerdo a los chicos para que no se olviden de nuestro mensaje.

Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|09:08
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|09:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic