La deserción de Cobos festejada por el Gobierno

Un día después de que el vicepresidente Julio Cobos anunció su retiro de la carrera por la Casa Rosada, el Gobierno celebró la decisión con ironías y duras críticas a quien fue su aliado hasta la crisis con el campo en 2008

El ministro del Interior, Florencio Randazzo, fue quien más énfasis le puso al festejo por el fracaso de los planes de Cobos: "Es un triunfo de la política sobre el oportunismo", dijo, según difundió su oficina de prensa en un comunicado.

Y añadió: "Cobos es un hombre que carece de convicciones y que a poco de asumir nos dimos cuenta que en realidad no tenía absolutamente nada que ver con la que nosotros pensábamos que tenía que ser su actitud como vicepresidente".

Según recordó, Cobos "era integrante de una fórmula que expresaba un proyecto político que él abandonó" y lo acusó de "claudicar sistemáticamente a todo".

En ese contexto, opinó que no lo "sorprendió" el anuncio que realizó el vicepresidente.

Poco antes, el senador Miguel Pichetto (jefe del bloque kirchnerista) sostuvo durante una recorrida proselitista en Bariloche que la renuncia de Cobos a la candidatura "no cambia absolutamente nada", y que "mientras el proyecto nacional se consolidó, la oposición perdió el rumbo".

"Fue casi un final anunciado", expresó Pichetto. Según él, "el comienzo de este tema hay que rastrearlo en la larga noche de la 125". Justamente aquella noche, Pichetto fue el encargado de enfrentar a Cobos cuando se confirmó el empate en la votación sobre las retenciones móviles y el vicepresidente quedó en condiciones de desempatar.

Reflexiones
"La sociedad argentina pensó y reflexionó sobre la acción del gobierno nacional, sobre la importancia que tenía grabar la soja en un porcentaje más alto, debido al altísimo precio internacional, y esta política ha triunfado", sostuvo el senador.

Para el gobierno nacional, lo que pasó en los últimos días en el radicalismo se convirtió en un verdadero triunfo de su estrategia electoral. Primero, la decisión de Ernesto Sanz de no competir en la preinterna que se había convocado para el 30 de abril. Después, el drástico anuncio de Cobos, tras la proclamación oficial de Ricardo Alfonsín por parte de la cúpula del partido. Sumados, los dos hechos dejaron a la UCR otra vez en una situación interna crítica, en momentos en que debe empezar a negociar sus alianzas para octubre.

En la Casa Rosada, las principales fuentes políticas deslizan que Alfonsín es el candidato que ellos prefieren enfrentar. Sobre todo porque no enfrenta abiertamente el discurso de la presidenta Cristina Kirchner y porque ha puesto claros límites a la posibilidad de armar un frente amplio de la oposición.

"NO SERE CANDIDATO EN MENDOZA"

Después de renunciar a la carrera presidencial, Julio Cobos se recluyó en su Mendoza natal, donde descartó de manera tajante la posibilidad de ser candidato a gobernador. "Hay buenos candidatos. No seré yo quien compita en la provincia", dijo en una rueda de prensa. Reiteró también sus críticas a la cúpula de la UCR, a la que culpa de haberle cerrado las puertas para competir. "Al radicalismo le va a costar armar un frente electoral. Veo muchas dificultades en el futuro del partido", sostuvo. El vicepresidente descartó, además, la posibilidad de ser candidato presidencial por otra fuerza política.


(fuente: www.lanacion.com.ar)
Opiniones (0)
17 de diciembre de 2017 | 19:04
1
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 19:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho