"Jugamos tres campeonatos", dijo Passarella

En una charla de dos horas, Daniel Passarella reivindica cada acto, cada decisión que tomó durante sus 485 días como presidente de River. Para el Káiser, el resultado de la auditoría y la implementación del Fideicomiso serán los logros más importantes del año para el club, y también la mejor manera de enseñarle al socio que no claudicará en las promesas que hizo en su campaña

Se nota que trata de transmitir firmeza y convicción con la serenidad de sus respuestas. En una charla de dos horas, Daniel Passarella reivindica cada acto, cada decisión que tomó durante sus 485 días como presidente de River. Para el Káiser, el resultado de la auditoría y la implementación del Fideicomiso serán los logros más importantes del año para el club, y también la mejor manera de enseñarle al socio que no claudicará en las promesas que realizó durante la campaña.

-¿Conseguir plata fue más complejo de lo que imaginaste? 

-River es un generador de dinero muy bueno. Siempre hay algo para hacer. Ahora, por ejemplo, nos tendremos que sentar con la AFA para renegociar las nueve fechas de las eliminatorias que se jugarán en el Monumental. Eso es una entrada importante. También nos da jerarquía, prestigio en el mundo. Con Tramontina arreglamos por 600.000 dólares en el primer año, pero el próximo contrato será por más plata. El problema es que cuando llegamos todos los contratos ya estaban hechos y cobrados. Teníamos que pagar los sueldos y los aguinaldos, y pedimos 20.000.000 de pesos al banco Credicoop. Con Adidas se cobró por adelantado hasta 2014. Yo renové el contrato con Torneos y Competencias por los cuatro partidos que jugamos en el verano, pero por dos años: hasta 2013. Ellos querían hasta 2014, pero está fuera de mi gestión y le dije que hacía una excepción: se lo renovaba hasta 2014, pero sólo cobrábamos hasta 2013.

-¿Por qué se está demorando tanto el resultado de la auditoría? 

-Porque no es fácil hacer una auditoría. Esta gente que vino, KPMG, hizo un trabajo que comprende los últimos meses de gestión de la presidencia anterior -si se presenta algo que vaya más atrás obviamente que lo hacen-, y después nos auditaron a nosotros.

-¿Y cuál es la fecha estipulada para conocerlos? 

-A fines de este mes vamos a hacer una presentación. Se dará una explicación de cómo se fue avanzando con la auditoría. Ellos, KPMG, van a poder contestar todo lo que ustedes quieran. No me olvido ni me olvidé de lo que le prometí a la gente en la campaña, y vuelvo a redoblar la apuesta. No estoy arrepentido ni comprometido ni me olvidé de las cosas. Lo que le dije al socio, eso es lo que voy a hacer.

-¿La relación entre Julio Grondona y José María Aguilar te condicionó en algún momento con la auditoría? 

-Absolutamente no. Nunca hablé con Julio del tema. Nunca Julio me dijo algo sobre el pasado de River. Cuando hagamos la presentación de los resultados de la auditoría, espero que alguno diga dos frases que están prohibidas en la Argentina: "No sé" y "me equivoqué".

-Hay dirigentes actuales que estuvieron en la gestión anterior. 

-Sí, muchos dirigentes que están conmigo me querían matar. Me decían, ¿y esto? Le dije al tesorero [Luis Renzi] que haga el balance real y dio 79 millones de pesos en rojo ; 40.000.000 gastó Aguilar en 4 meses y 39 millones nosotros, en ocho meses. Pero el próximo balance será muy bueno porque este último se hizo con números verdaderos, auditados por gente a la que no la voy a poder manejar como muchos hubieran hecho y como muchos hicieron acá siempre. Hasta el viejo [Alfredo] Davicce me llamó y me dijo: "Pibe, estoy preocupado por el balance". Mi respuesta fue: "¿Sabe qué, Alfredo?, éste es un balance verdadero", y me dio la razón.

-¿Cuándo entra en vigencia el Fideicomiso? ¿Es el salvataje de River para el campeonato que viene? 

-Seguramente en la primera quincena de mayo va a salir a la venta, saldrá durante dos semanas. Está la posibilidad de que si vendés un jugador, al Fideicomiso lo podemos parar. Ya está otorgado, y el que pone la plata es el hincha de River o el empresario, aquel que quiera invertir. Eso hay que aclararlo. El banco no pone la plata. Se demoró porque lo habíamos empezado con otro banco, pero no se pudo llegar a concretar nada.

-¿Cual es el aval que ofrecerá River? 

-Un porcentaje de jugadores, de una lista. Pero no está sólo garantizado por los jugadores, sino por contratos publicitarios, por los derechos de televisión con la AFA.

-¿Esos recursos servirán para retener a los juveniles? 

-Cuando nosotros llegamos al club había un montón de jugadores que quedaban libres, porque ahora, con la Patria Potestad, te los pueden sacar. El Keko Villalva, [Roberto] Pereyra, Funes Mori... Después le pusimos una cláusula de rescisión a Lamela de 20 millones de dólares. Todos tienen cuatro años de contrato y en cifras que River realmente puede pagar. Yo no puedo darle 300.000 dólares a alguien por un jugador mediocre; sí a uno que nos pueda remitir, mínimo, tres o cuatro millones de dólares. Así vale la pena tener la pensión, la pensión de Figueroa Alcorta, alquilar en la UBA para que se entrenen los juveniles... Ahhh, las cosas buenas no se saben. Que liquidamos el 25% de las primas a los jugadores tampoco lo saben. Pero seguro que de la denuncia que nos hicieron por el contrato de los recitales están al tanto. Hay que querer y ayudar a River.

-¿De dónde salió ese dinero? 

-De la venta de Buonanotte, que sirvió para tapar muchos agujeros que teníamos. Además, vamos a tener un par de meses de locura económica . Estamos jugando tres campeonatos: arriba, abajo y el económico.

-¿Las ofertas y el interés por Lamela eran ciertos? 

-Es un jugador que desde todo el mundo te dicen que lo están siguiendo, eso es verdad. Y en algún momento se lo van a disputar entre varios clubes, y eso será bueno para nosotros.

-Con Funes Mori la oferta existió, ¿por qué se frustró la transferencia? 

-No le hizo muy bien al jugador. La oferta real fue de 7.000.000 de dólares, pero no nos satisfizo. Después, dijeron que a esa cifra la iban a mejorar, pero nunca llegó ese ofrecimiento y menos el dinero. Estábamos lejos de lo que nos querían pagar.

-¿No te arrepentís? 

-No, son etapas que tiene que ir quemando. Le va a venir bien todo esto. Va a tener un futuro enorme: sabe jugar, cabecea bien, es guapo, aguanta bien la pelota, no tiene miedo... Le falta aprender algunas cosas. Lamela está funcionando mejor que cuando debutó y estoy totalmente convencido de que cuando Lanzini vuelva a jugar va a estar mucho mejor que cuando debutó, y es así.

-¿Cómo manejaste el vínculo con los empresarios? 

-Cualquiera puede venir y traer a un jugador, pero las condiciones las ponemos nosotros. Acá vino Bordagaray y pedían 150.000 dólares por el préstamo; US$ 225.000 de contrato... No lo podemos pagar, le dije a Ranucci, sólo te pago el contrato. Y cuando el jugador quede libre -es decir al año y medio- nos tenés que dar la opción de compra.

-¿En ese acercamiento no se pensó en una negociación con Andrés D'Alessandro? 

-No, absolutamente. ¿Saben cuántos empresarios venían a ofrecer jugadores?, porque ahora vienen poco. Venían a sacarse una foto, porque sabían que salían en el diario al otro día. Venía uno y me decía, vengo de parte de Inter, de Italia... Yo, ahora, agarro el teléfono y llamó a [Massimo] Moratti y le pregunto si mandaron algún emisario y ya sé si es mentira o no.

Colaboró Tomás Bence  para www.lanacion.com.ar
Opiniones (0)
12 de diciembre de 2017 | 18:59
1
ERROR
12 de diciembre de 2017 | 18:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho
    Incendios en California
    6 de Diciembre de 2017
    Incendios en California