Accidentes viales: los muertos que no debieron morir

Manejar en las rutas mendocinas podría ser letal, literalmente hablando. Por día mueren 22 personas en el país y en Mendoza casi 1 persona por día. Al gobierno le preocupa el tema, a la OMS le preocupa y a la sociedad le preocupa, pero las cifras no bajan y siempre están al acecho amenazando con subir.

Viajaban todos a Tunuyán, mamá, papá, una bebé  y una hija de 14 años, todo iba bien, hasta que un camioneta que venía en dirección contraria se atravesó y generó la tragedia. Sólo la adolescente sobrevivió, con múltiples quebraduras en su cuerpo y en su alma, en medio de una etapa difícil en la vida en donde se suponía debía disfrutar de fiestas y noviecitos, tuvo que encargarse de enterrar a sus padres y su pequeña hermana. Debió alterar su vida, ya no viviría en su casa, y debería vivir con sus tíos y primos, los únicos en la familia para cuidarla hasta que pudiera retomar su vida.

¿Fue un accidente o un inidente?, ¿Acaso pudo evitarse esa calamidad?

Historias como esta se suceden a lo largo de los días en Mendoza.

Según la organización Civil Luchemos por la Vida, durante el 2010 murieron en Argentina 7659 personas (cifras provisorias al 4 de abril del 2011), eso significa un promedio diario de 21 personas y un promedio mensual de 638 personas muertas. De ese total anual, a Mendoza le corresponden 352 víctimas de accidentes viales. Cabe mencionarse que las cifras incluyen los muertos que se producen hasta 30 días después del incidente.

¿El dato es malo?, sí y no. Si lo comparamos con el 2009 la cifra descendió, ya que en ese año los muertos totales del año fueron 7885, un promedio de 22 personas por día. En  el 2008 fueron 8205, con un promedio de 22 personas muertas por día también, pero el dato sigue siendo alarmante. 

También desde la Organización Mundial de la Salud estudia esta situación, porque según sus datos, el 70% de los muertos fallecen en el lugar de los accidentes y el 30% en los hospitales. 

Muchas familias ya tienen un tío, un primo, un sobrino o un amigo que ha tenido un accidente grave o peor, un fallecido.

Y otra vez nos preguntamos, ¿son accidentes inevitables o incidentes evitables?

Para Gladys Fernández de Magistocchi, doctora responsable del programa Provincial de Prevención de Accidentes del Ministerio de Salud, “Mendoza tiene una de las tasas de muertes por accidentes de tránsito más altas del país, alrededor de 18 muertes cada 100.000 mendocinos. La tasa promedio país está, según cifras oficiales, está en 10/100.000. Alemania tiene 5 muertes/100.000. Aunque los países latinoamericanos están peor que Argentina”.

Un mapa de los accidentes

Un joven sanrafaelino, estudiante de informática, Federico Pérez, preocupado por los accidentes viales, creó un mapa de los accidentes. El mismo tiene como principal objetivo dar a conocer los accidentes que se producen, pero todos, no sólo algunos, y de esta manera lograr un impacto fuerte en la sociedad para que ella tome conciencia y se cambien hábitos.

La propuesta suena interesante, quizás útil a los efectos de actualización de datos. Pero a partir de esta nueva idea surge una nueva duda, acaso nosotros los mendocinos, lograremos cambiar los hábitos y costumbres de acelerar cada vez más, en lugar de frenar para evitar el impacto.



Todos estamos de acuerdo en que hay muchos accidentes viales, que cada vez manejamos peor, en las rutas o en la ciudad. Podrían haber más carteles señalizando máximas o mínimas, podrían los Accesos ser de tres o cuatro vías, pero aún así, aceleraríamos. “El tema es que no se respetan los límites de velocidad”, insiste Magistocchi, y una buena campaña de educación, debería estar muy bien focalizada, con objetivos atractivos y aplicables para que funcione realmente”.


“La experiencia muestra que los países en que el gobierno asumió como política de  Estado este problema y se mantiene en el tiempo, unos 30 años por lo menos, se obtienen resultados. Se debe abordar desde la educación, los medios de comunicación y la restricción (somos hijos del rigor: los límites de velocidad se respetan si hay multas por detrás)” agregó la funcionaria.



En muchos países, aún nuestro vecino, Chile, se respetan muchas reglas, de máximas, luces de giro, balizas y lugares permitidos para estacionar. En Mendoza rige la “ley del más vivo”, del más rápido y menos respetuosos; y hay accidentes con muertos, que no respetan edades, credos ni sexo. Según las estadísticas que desde el ministerio de salud se manejan, hay más muertos por accidentes viales durante el verano y en los feriados, es lógico, la densidad de vehículos crece.


Seguramente, estimados lectores, si revisan en sus familias, sus amistades, sus cercanos, hay alguien que murió de esta manera, alguien que fue víctima involuntaria de ya no un accidente, porque en la gran mayoría de los casos se puede evitar, se convierte en un trágico incidente que desarma familias y a las personas en forma individual.

Todos necesitamos accionar en forma individual y colectiva para que esto no se siga repitiendo y se incrementen.

Opiniones (1)
18 de octubre de 2017 | 17:08
2
ERROR
18 de octubre de 2017 | 17:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. No les preocupa...hace 5 años presente un proyect, luego hace dos, que nunca hicieron...
    1
En Imágenes
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
11 de Octubre de 2017
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes