Vélez empató con Universidad Católica 0 - 0

Las esperanzas de Vélez de seguir en la Copa Libertadores quedaron para la última fecha, el jueves que viene ante Caracas, en Venezuela. El empate parece poco, porque en todo momento quedó claro que el equipo de Gareca intentó quedarse con los tres puntos. Y aún con un hombre de menos, nunca retrocedió. No se aferró al empate y buscó el triunfo hasta el último minuto. Ahora deberá ganarle al Caracas para seguir

Las esperanzas de Vélez de seguir en la Copa Libertadores quedaron para la última fecha, el jueves que viene ante Caracas, en Venezuela. El empate parece poco, porque en todo momento quedó claro que el equipo de Gareca intentó quedarse con los tres puntos. Y aún con un hombre de menos, nunca retrocedió. No se aferró al empate y buscó el triunfo hasta el último minuto. Ahora necesitará ganarle al Caracas para seguir en la Copa.

Los dos sabían que una victoria casi definía la clasificación a la siguiente ronda. Nunca especularon. Nunca se dieron respiro. A cada presión de Católica, Vélez respondía con más presión y recuperación de pelota. Cuando Vélez lograba hilvanar una buena jugada y se acercaba con peligro, el equipo chileno respondía con la potencia de Pratto, el ex delantero de Boca y Tigre. Avisó primero Pratto con un disparo desde afuera del área que rechazó con dificultad Barovero. Y cuando Vélez parecía que encontraba el camino, porque por el sector derecho Augusto Fernández siempre llegaba libre, una jugada insólita puso en dificultades a Vélez. En un pase hacia atrás de Cubero, Barovero interpretó mal que era un rechazo y atrapó el balón con la mano. Entonces, el árbitro Larrionda marcó falta técnica a un metro de la línea de gol. Sin embargo, Católica resolvió mal la jugada y el remate de Cañete pegó en brazo separado del cuerpo de Moralez. Reclamaron penal, pero Larrionda no sancionó.

Vélez logró quebrar a la defensa local con una jugada que armaron por derecha Moralez con taco para Martínez y el centro envenenado del Burrito no encontró la cabeza de Silva. Después, sobre la media hora, se encontraron Zapata y Silva por izquierda y el remate del Tanque lo sacó con esfuerzo un defensor chileno al córner. Tres minutos después, con papeles invertidos, Silva envió un centro desde la derecha y en el área estaba Augusto Fernández, quien sorprendido logró cabecear la pelota, que -tras una rara parábola- se fue por arriba del travesaño. Vélez se mostraba mejor en la generación de juego, pero Católica era más práctico y cada ataque que encaraba Pratto era un peligro inminente para Barovero. Algo que contenía a Emiliano Papa, que se proyectó muy poco en esta etapa.

En la parte final, Vélez se adelantó unos metros, mostrando esa vocación que tiene para ir a buscar los partidos. Lo tuvo Silva a los cinco minutos, tras un gran pase de Zapata, pero intentó picarla y su zurdazo no tuvo destino. El buen trabajo de los volantes de Católica hizo retroceder enseguida al equipo de Gareca y la dinámica volvió a ser la del primer tiempo. Papa, a pesar de Meneses, se animaba a subir más.

El partido parecía que se le complicaba a Vélez con la expulsión de Augusto Fernández, que estaba amonestado y llegó a destiempo a chocar con Eluchans. Gareca reaccionó y metió en la cancha a Ricky Alvarez por Martínez para no descompensar el medio. Vélez duplicó fuerzas y controló el juego. Y no se aferró al empate. Silva definió mal cuando estaba en mejor posición un compañero. Gareca puso sobre el final al chico Giusti por Zapata. Lo tenía Papa, pero se ganó el premio Fair Play porque Vergara estaba en el piso tras recibir un pelotazo de Bella. Y ahora el punto alarga la espera.

(fuente: www.clarin.com)
Opiniones (0)
16 de agosto de 2017 | 14:45
1
ERROR
16 de agosto de 2017 | 14:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    EE.UU.: Violencia y caos en Charlottesville
    14 de Agosto de 2017
    EE.UU.: Violencia y caos en Charlottesville