Salta se prepara para elegir gobernador 

Urtubey busca la reelección y enfrenta al diputado Alfredo Olmedo y a Walter Wayar, que fue 12 años vice de Juan Carlos Romero, otro caudillo de la provincia.Además de sus respectivos búnkers, la mayoría de los partidos y frentes que se enfrentan el domingo coincidieron en aprovechar uno de los puntos neurálgicos de la capital: el cruce de las peatonales Alberdi y Caseros, al lado del monumento en homenaje al virrey del Perú

Con un despliegue más bien medido de afiches, un candidato que se mantiene guardado, una serie de visitas de dirigentes nacionales y, sobre todo, una campaña destinada a que los salteños sepan cómo tienen que usar el domingo las boletas electrónicas con las que van a sufragar uno de cada tres electores, la provincia se prepara para unos comicios en los que viejos conocidos volverán a verse las caras y que mientras unos dicen que tiene un final cantado otros aseguran que ni tanto.

Además de sus respectivos búnkers, la mayoría de los partidos y frentes que se enfrentan el domingo coincidieron en aprovechar uno de los puntos neurálgicos de la capital: el cruce de las peatonales Alberdi y Caseros, justo al lado del monumento que levantado en 1982 en homenaje al virrey del Perú Fransico de Toledo, quien, dice el cartel que explica la estatua, mandó a fundar Salta en 1582.

En esa esquina, que da a la Plaza 9 de Julio, la principal de Salta, con su imprescindible monumento a San Martín, su amplia variedad de árboles (petiribí, tipa colorada, palo borracho, molle y palmeras altísimas y escuálidas y también bajas y más anchas), por donde pasan turistas solo o en grandes contingentes para ver el Cabildo, la Catedral o los museos Provincial y de Alta Montaña (al que todos conocen como “el de las momias”) se instalan desde primera hora los puestos móviles de las distintas agrupaciones.

Están los que apoyan la reelección del gobernador Juan Manuel Urtubey desde el PJ y también los que lo hacen desde el kirchnerismo -con el infaltable pingüino inflable gigante-; también los del Frente Olmedo Gobernador, del diputado nacional Alfredo Olmedo, con sus amarillísimas remeras con las inscripciones “Primero la familia” y “Sí a la vida”; y también los de Walter Wayar, también kirchnerista y a quien todos conocen porque fue durante 12 años vicegobernador de Juan Carlos Romero. Tarde, casi al mediodía, instalan su mesa y sus carteles los radicales que impulsan la candidatura de Diego Mariño.

El gancho para los votantes, que de todos modos ofrecen todos a poquísimos metros unos de otros, es la consulta de los lugares de votación. Pero, también, las explicaciones, con práctica incluída, sobre el sistema de boleta electrónica que implementará la provincia el domingo con el 33% de su padrón. Para suerte de muchos que se acercan temerosos por su manifiesta ignorancia sobre computadoras, el sistema no es difícil de entender ni de usar.

De cara a las elecciones y antes de la veda que empieza el viernes en la provincia, las encuestas que se hicieron públicas no fueron muchas. Y la mayoría prevén un triunfo holgado del oficialismo. Esta mañana, sin embargo, Olmedo insistía por radio en que esos sondeos los había hecho difundir Urtubey y estaban lejos de la realidad y, claro, que él le ganaría al actual gobernador. En la calle, los votantes con los que se habló  se inclinaron levemente por sostener que ganará el oficialismo, aunque varios se mostraron ilusionados con otro resultado.

Los comicios del domingo serán entre viejos conocidos y con alianzas y enfrentamientos que no hace muchos años resultaban insospechadas. Urtubey, por ejemplo, es candidato del Frente Renovador Justicialista de la Victoria: evidentemente, esa fue la forma que encontró para unir en un sólo nombre al peronismo, el kirchnerismo y el conservador Partido Renovador fundado en 1982 por el ex gobernador (dos veces, durante la dictadura y en democracia) Roberto Ulloa.

Desde el regreso de la democracia, peronistas y conservadores eran los grandes antagonistas de la provincia, pero ahora están aliados desde hace cuatro años, cuando Urtubey enfrentó, como lo hará el domingo, a Wayar. Eso sí, en 2007, el sello del PJ lo tenía el hoy candidato del Frente Wayar Gobernador. En esos comicios, el gobernador saliente Juan Carlos Romero era el respaldo de Wayar. Hoy, como para completar el círculo de viejos conocidos que se pelean, Romero, de manera relativamente explícita, es uno de los apoyos de la candidatura de Olmedo

(fuente: www.clarin.com)
Opiniones (0)
18 de agosto de 2017 | 14:00
1
ERROR
18 de agosto de 2017 | 14:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial