Esculturas y música para una noche que honró al arte mendocino

Dieciocho artistas locales participaron de “Mendoza Talla”, una original iniciativa para promover el trabajo escultórico local. Junto al ciclo “Música y vino en las alturas” se vivió una velada espléndida en la terraza de la Municipalidad de Capital. ¡No te pierdas la galería de fotos!

Un delicioso museo de esculturas a cielo abierto quedo inaugurado en la terraza mirador “Arquitecto Andía”, del municipio de Capital. 

Fue el resultado del primer encuentro de escultores en madera al aire libre organizado por la Subsecretaría de Turismo, Cultura y Desarrollo Económico de la Ciudad, y se denominó “Mendoza Talla 2011”.

El público recibió esta iniciativa con sumo interés.

Para llevar a cabo la tarea de reciclaje de los troncos, durante una semana se montó un taller al aire libre en la explanada del escudo de la Plaza Independencia. Allí  los artistas y el público pudieron mantener contacto directo mientras el proceso creativo se llevaba a cabo. Los transeúntes y turistas pudieron apreciar como paulatinamente los talladores transformaban los troncos de árboles caídos en hermosas esculturas, llamando la atención de los paseantes.

Los hacedores. Cristian Shobinger, Chalo Tulián, Inés Palero, Daniel Ciancio, Julio Melto, Carlos D'Elía, Nicolás Güercio, Víctor Gallardo, Leandro Pintos, Luis Humberto, Marcelo Arias, Apolinar Vargas, Facundo de la Rosa , Darío Sangrandi, Federico Arcidiácono, Adrián Manchento, Sergio Bruccoleri y Rubén Fredes son los consagrados y emergentes escultores en madera que se encargaron de dar  vida a los árboles muertos, convirtiéndolos en majestuosas expresiones artísticas que a partir de ahora conforman el patrimonio cultural de la provincia.

El grupo de escultores junto a Víctor Fayad y la directora de cultura de la Ciudad, Micaela Taber.

Tomaron la palabra. “Esa madera, que iba a convertirse en fuego la eternizamos en el tiempo. Con esta iniciativa logramos rescatarlas de ese fin efímero, en vez de transformarse en fuego se convirtieron en llamas de vida”, explicó el artista Federico Arcidiácono, propulsor del proyecto.

Federico Arcidiacono y su obra “El mago”.
“Esta actividad no tiene precedentes en la provincia; la interacción con la gente fue maravillosa y las obras son el resultado de ese proceso mágico de producción al aire libre”, resaltó el escultor.

Es importante destacar que los artistas utilizaron troncos de mora, plátano bola, fresnos, aguaribay, eucalipto, pino, cedro, arce, paraíso, y otras coníferas, los cuales fueron seleccionados de árboles caídos de la Ciudad y donados por el municipio para la realización de este encuentro.

“El árbol no muere, en este caso renace. Más allá del valor de la talla lo que han hecho los escultores es honrar la memoria de los árboles talados, ayudándolos a terminar dignamente con su ciclo”, señaló un funcionario de Paseos Públicos de la comuna, en el acto de cierre.

La directora de cultura, Micaela Taber, expresó que “las obras permanecerán expuestas en la terraza porque es el mirador más importante de la ciudad. Desde este espacio puede apreciarse todo el bosque urbano y estas esculturas nacieron de él”.

Datos de interés. Quienes deseen acercarse a conocer esta atractiva propuesta, pueden hacerlo de lunes a viernes, de 9 a 15, y los sábados y domingos, de 10 a 13, en la terraza mirador de la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza. 

En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial