"Mi hijo está muerto y prefiero que lo dejen en el océano"

El reconocido publicista argentino Gabriel Dreyfus sufrió la muerte de su hijo Pablo, que viajaba junto a su esposa brasileña en el vuelo 447 de Air France que desapareció en el Océano Atlántico con otros 226 pasajeros el 1 de junio de 2009, por causas aún desconocidas. Ahora investigadores franceses comenzaron a recuperar partes del avión y los cadáveres de algunas de las víctimas perdidas en alta mar. 

El reconocido publicista argentino Gabriel Dreyfus sufrió la muerte de su hijo Pablo, que viajaba junto a su esposa brasileña en el vuelo 447 de Air France que desapareció en el Océano Atlántico con otros 226 pasajeros el 1 de junio de 2009, por causas aún desconocidas.

Ahora investigadores franceses comenzaron a recuperar partes del avión y los cadáveres de algunas de las víctimas perdidas en alta mar. Pero Gabriel Dreyfus no está de acuerdo con la medida por lo que considera una violación de la voluntad de su hijo.

"Mi hijo está muerto y prefiero que lo dejen en el océano, porque ésa es la forma de respetar su voluntad", sostuvo Dreyfus, quien asegura que Pablo le confesó a su hermana que, si moría, quería ser cremado y que sus cenizas fueran arrojadas al mar.

"Siempre había dicho que si tenía una hija, quería llamarla Marina; entonces dejar su cuerpo en el océano me parece una forma de respetar lo que él quería", contó el publicista al diario La Nación.

A casi dos años de la tragedia, la cuarta campaña de búsqueda, que comenzó en noviembre pasado, fue la primera en dar con algunos de los restos del avión. La investigación, que acumula un costo de 21,6 millones de euros, es reclamada por los familiares de algunas de las víctimas francesas, para conocer las verdaderas causas del accidente.

"Yo me pregunto por qué pasa esto ahora, por qué mandaron un submarino que encontró los restos del avión con los cuerpos y no enviaron este tipo de aparato antes, cuando las cajas negras todavía seguían siendo útiles para conocer de primera mano qué fue lo que pasó", opinó Dreyfus. Y concluyó: "Las dos compañías son culpables por negligencia e ineptitud. En definitiva, se trata del Estado francés contra el Estado francés, porque Air France es en parte de Francia".

 
Opiniones (0)
17 de agosto de 2017 | 16:53
1
ERROR
17 de agosto de 2017 | 16:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial