Los casos de niños con TGD van en aumento en San Rafael

Los casos de Trastorno Generalizado del Desarrollo irían en aumento, según dijeron miembros de “TGD Padres”, que explicaron la importancia de detectar los casos tempranamente para la mejor recuperación de los niños.

El 2 de abril se celebró a nivel mundial, el “Día de la concientización sobre el autismo”, que fuera decretado en el 2007 por la Asamblea General de la ONU. Ese día el Obelisco de Capital Federal se “vistió” de color azul ya que fue el color elegido para la celebración de la fecha.

Dado que el “Día de la concientización sobre el autismo” coincide con la fecha del aniversario de la guerra de Malvinas, TGD Padres prefirió dejar sus actividades para la conmemoración, para los día posteriores. Se iluminó un sector del frente del Municipio de color azul para seguir lo dispuesto por la ONU.

Marisa Jara, en representación de los padres con niños con TGD (Trastorno Generalizado del Desarrollo), explicó una vez más la importancia de detectar a tiempo este tipo de patologías. Esto puede detectarse a los 18 meses de vida o incluso antes. Los chicos presentan problemas en el habla, van desde el mutismo absoluto hasta quizás tener una verborragia que quizás no sea el adecuado para la edad. Presenta problemas en el área social, la interacción con sus pares es la que se ve afectada, el juego por ejemplo.

En Mendoza, en el hospital Noti, existe un programa de diagnóstico precoz y seguimiento de casos a cero costo, y es importante que si los papás encuentran algo raro en el niño concurran de inmediato. Hay un equipo multidisciplinar que cuenta con una cámara Gesell única en Cuyo que permite ayudar en el seguimiento del paciente.

TGD es hoy la discapacidad más desprotegida que existe en el país. Según explicaron desde TGD Padres, no hay leyes claras sobre el tema. “En San Rafael hay muchísimos casos y van en aumento y hay muchos papás que no tienen acceso a una obra social, que están en distritos o solamente con sus chicos incluidos en escuelas especiales sin otro tipo de terapia que son muy necesarias para su evolución”, dijo Jara y agregó como razón de esto que “se analizó la variable de la contaminación del medio ambiente con metales pesados”.

Es necesario aclarar que el autismo es sólo uno de los tipos de TGD que existen, y los padres con niños que tienen este tipo de trastorno, vienen luchando desde hace mucho por la adhesión de la provincia de Mendoza a la Ley Nacional de Discapacidad y que se encuentra dentro del marco de la convención internacional sobre los derechos de las personas con discapacidad.
Opiniones (2)
14 de diciembre de 2017 | 08:21
3
ERROR
14 de diciembre de 2017 | 08:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. La soledad, la falta de políticas claras y de grupos multidisciplinarios serios que traten el tema parece no ser propios de Mendoza, aquí en Buenos Aires, quizás por el desamparo y el desprecio a la individualidad de las grandes luces es casi peor, no hay lugares públicos donde acudir en busca de ayuda, los esfuerzos son personales y condenados a fracasar casi siempre, hay que librar grandes batallas (que lamentablemente no todos los padres libran) con las "Obras Sociales" para ser atendidos, contenidos, guiados y ayudados y en el mejor de los casos terminan derivados a "colegios especiales" donde son "amontonados" y pasan el tiempo sin mayores progresos. En los medios de comunicación se destacan casos especiales de problemáticas casi más graves siempre de la mano de equipos de Instituciones muy caras económicamente y muy distantes de la mayoría de los barrios. En mi caso soy abuelo de un niñito, Alessio, de casi 8 años, con casi 4 de una de esas escuelas que no habla, ( no puede decir cosas básicas como " me duele la cabeza" y entonces ante la primera rabieta por impotencia son medicados para "atontarlos" con resultados peores que el síntoma porque se sienten peor y en grupos con otros chicos de distintas patologías y edades y como frutilla del postre con tratamientos que se cortan cada feriado escolar o vacaciones, perdiendo continuidad. Sólo un ejemplo para terminar, como no pueden pedir ayuda con palabras se instrumenta una comunicación con "tarjetas " que seleccionan los chicos para cada necesidad, a pesar de reiterados pedidos de la familia por reproducir esas tarjetas fuera de la escuela la misma las "guarda" como algo confidencial y no las facilita. El año pasado visitó Buenos Aires un especialista, creo que Norteamericano que brindó charlas sobre el tema pero fueron pagas, no se si sus terapias podrían resultar, pero por lo menos deberían ser de difusión masiva entre profesionales y familiares para "abrir" una ventanita donde asomarse y poder espiar un rayo de sol fuera de la prisión.. Gracias por darme la oportunidad de decir esto que me acongoja y que no creo sea solo realidad mía. Arnaldo noni2112@yahoo.com.ar
    2
  2. La soledad, la falta de políticas claras y de grupos multidisciplinarios serios que traten el tema parece no ser propios de Mendoza, aquí en Buenos Aires, quizás por el desamparo y el desprecio a la individualidad de las grandes luces es casi peor, no hay lugares públicos donde acudir en busca de ayuda, los esfuerzos son personales y condenados a fracasar casi siempre, hay que librar grandes batallas (que lamentablemente no todos los padres libran) con las "Obras Sociales" para ser atendidos, contenidos, guiados y ayudados y en el mejor de los casos terminan derivados a "colegios especiales" donde son "amontonados" y pasan el tiempo sin mayores progresos. En los medios de comunicación se destacan casos especiales de problemáticas casi más graves siempre de la mano de equipos de Instituciones muy caras económicamente y muy distantes de la mayoría de los barrios. En mi caso soy abuelo de un niñito, Alessio, de casi 8 años, con casi 4 de una de esas escuelas que no habla, ( no puede decir cosas básicas como " me duele la cabeza" y entonces ante la primera rabieta por impotencia son medicados para "atontarlos" con resultados peores que el síntoma porque se sienten peor y en grupos con otros chicos de distintas patologías y edades y como frutilla del postre con tratamientos que se cortan cada feriado escolar o vacaciones, perdiendo continuidad. Sólo un ejemplo para terminar, como no pueden pedir ayuda con palabras se instrumenta una comunicación con "tarjetas " que seleccionan los chicos para cada necesidad, a pesar de reiterados pedidos de la familia por reproducir esas tarjetas fuera de la escuela la misma las "guarda" como algo confidencial y no las facilita. El año pasado visitó Buenos Aires un especialista, creo que Norteamericano que brindó charlas sobre el tema pero fueron pagas, no se si sus terapias podrían resultar, pero por lo menos deberían ser de difusión masiva entre profesionales y familiares para "abrir" una ventanita donde asomarse y poder espiar un rayo de sol fuera de la prisión.. Gracias por darme la oportunidad de decir esto que me acongoja y que no creo sea solo realidad mía. Arnaldo noni2112@yahoo.com.ar
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho