Deportes

Caso Acro: apuntaron un tal "Luciano" como el asesino

Ariel Luna, el barra brava de River Plate acusado de haber disparado el arma que mató a Acro en 2007, apuntó a un supuesto integrante de ese grupo a quien identificó como "Luciano".

Luna calificó de "desgraciado accidente" el homicidio de Acro en una parte de su descargo y reconoció que cometió delitos en el pasado e incluso que estuvo "en el lugar del hecho" cuando fue asesinado Acro, pero aclaró: "No soy un asesino ni un sicario".

En ese contexto, prometió "nombrar a quien disparó", sobre quien dijo saber "el nombre y apellido, y donde vive", aunque indicó que dejó de verlo desde que ocurrió la agresión que terminó con la vida de Acro.

En tanto, William Schlenker, uno de los acusados de ser el autor intelectual del crimen, y otro de los barras imputados, Sergio "Pelado" Piñeyro, fueron careados.

"Caradura, estuve preso dos años por tu participación en el crimen", le dijo Schlenker a Piñeyro, y agregó que fue echado de la barra porque "tomaba cocaína durante todos los partidos".

Schlenker también se desvinculó del crimen: "No soy un tipo que manda a matar o mata. Yo no mandé a nadie a hacer nada. Yo no miento".

Hoy también declararon el padre de Acro, Alberto Acro, y su hermana, Carolina Acro, quienes se quebraron durante sus testimonios al recordar a Gonzalo.

Alberto Acro dijo que cerca de 10 personas, tres o cuatro de la barra, le dijeron después del crimen que Alan Schlenker, jefe de una de las fracciones, le había dicho a Gonzalo "si te tengo que matar, te mato" y que "Alan le dio la orden a Luna que lo mataran".

"Cuando les pedí que declararan me dijeron que no, '¿que querés, que nos maten a nosotros?'", recordó Acro que le respondieron.

El padre de Gonzalo señaló que el detonante del crimen de su hijo fue una pelea que tuvo con William, "le dio una paliza", en lo que se conoció como "la batalla de los quinchos", ocurrida el 11 de febrero de 2007 en ese sector del club.

"El orgullo herido de los capos de la mafia. Todos le tenían terrible miedo a esa gente", sostuvo Acro sobre los acusados.

El testigo también señaló que "el manejo de dinero grande eran de Alan y Rousseau". Adrián Rousseau lideraba la otra fracción de la barra a la que pertenecía Acro.

Tanto Alberto como Carolina Acro dijeron que Gonzalo "era muy reservado", por lo que no conocían su relación con la barra, y que era empleado de River.

La audiencia de hoy comenzó con la indagatoria de Luna, quien ante el Tribunal Oral en lo Criminal 15, señaló al tal "Wity" pero eludió dar su nombre.

Luna aseguró que la noche de los hechos "Wity" viajó con él en su camioneta Ford Courier gris, que "estaba muy drogado" y que "bajó a hablar con Acro", lo que derivó en una discusión, forcejeo y posteriores disparos.

"Su muerte fue un desgraciado accidente", subrayó Luna.

Su relato embistió contra el ex presidente de River, José María Aguilar, como "responsable de muchas de las cosas que pasaron" en el enfrentamiento entre grupos antagónicos de la barra brava, ya que prohijaba -según su versión- a la fracción que lideraba Adrián Rousseau, enfrentada con el grupo de los hermanos Schlenker.

Además, acusó al juez de primera instancia Luis Rodríguez de haberle "arruinado la vida, junto con Rousseau y Eventos Deportivos", y deslizó que el ex presidente de River "le dio 500 mil dólares".

Ante los jueces Hugo Decaría, Héctor Grieben y Javier Anzoátegui, Luna explicó también que un video en el que aparece reconociendo haber sido quien disparó contra Acro "es falso", pues lo hizo "bajo presión" de dos presuntos allegados a Aguilar, a quienes identificó como "Roberto" y "Daniel", sin aportar mayores precisiones sobre apellidos y formas de localizarlos.

Luna dijo que aceptó grabar ese video, en un departamento en Barcelona, donde estaba prófugo, a raíz de la promesa de entregarle 500 mil dólares a su familia, que nunca fueron pagados.

Relató que cuando los reclamó, el tal "Roberto" lo habría amenazado con que lo matarían si regresaba a la Argentina e incluso deslizó que harían desaparecer a uno de sus cuatro hijos.

Después del relato de Luna, aceptó brindar una brevísima declaración otro de los imputados, Sergio "Pelado" Piñeyro, quien utilizó apenas dos frases para dirigirse al tribunal: "Soy inocente, no tengo nada que ver con el homicidio", y "Niego haber estado con mi Fiat Uno en el lugar y el día" en que fue asesinado Acro.

Luego de Piñeyro, habló Pablo "Cucaracha" Girón, quien se declaró inocente y dijo que no estuvo en el lugar de los hechos sino "por la zona, porque fui a vender cosas con mi cuñado".

"Era muy amigo de Gonzalo. Me ayudó a salir de las drogas. Hoy no entiendo por qué se me acusa de la muerte de mi amigo Gonzalo con todo lo que lo aprecio. Quiero Justicia", dijo Girón y prometió durante el juicio "aclarar cosas", sin dar otros detalles.

También están acusados Rubén "Oveja" Pintos y Martín "Pluto" Lococo, quienes al igual que el resto de los imputados están siendo juzgado por el delito de homicidio agravado.

Acro recibió el 6 de agosto de 2007 dos tiros en la cabeza cuando salía de un gimnasio ubicado en Bauness y Cullen, del barrio de Villa Urquiza, luego de ser emboscado por otros barras, y falleció dos días después en el Hospital Pirovano.

La víctima estaba acompañado por Osvaldo Matera, quien en la investigación de la causa dijo que Luna fue el autor de los disparos, y el próximo viernes declarará como testigo en el juicio.
Opiniones (0)
24 de septiembre de 2017 | 13:56
1
ERROR
24 de septiembre de 2017 | 13:56
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'